Cierre de Pollos Amanacu deja a Barinas y estados cercanos desplumados - Efecto Cocuyo

ECONOMÍA · 11 AGOSTO, 2015 08:06

Cierre de Pollos Amanacu deja a Barinas y estados cercanos desplumados

Texto por Laura Weffer Cifuentes

Ver más de

Laura Weffer Cifuentes

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

 

Desde enero ya se había encendido una “pelea de gallos” entre la empresa procesadora de pollos Amanacu, en el estado Barinas, y el Gobierno. El 17 de ese mes la superintendencia de Costos y Precios Justos incautó 47 toneladas de pollo a la empresa por supuesto sobreprecio. Según la versión oficial vendía el kilo a 72 bolívares cuando estaba regulado en 43 bolívares a particulares y 37,5 bolívares a mayoristas.También advirtieron que a partir de ese momento, la empresa sería proveedora de la Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (PDVAL). Posteriormente, la intervinieron.

Transcurridos siete meses del incidente inicial, Amanacu cierra sus puertas. Hacia afuera aseguraron que se trata de un cierre técnico. De acuerdo con una nota de La Prensa de Barinas la medida es temporal, hasta el 14 de septiembre. Pero a la vez, le dieron vacaciones colectivas a todos los trabajadores y algunos de los 400 empleados han sido despedidos. En el diario regional transcriben una entrevista con un vendedor de la zona: “Los proveedores de esta empresa de pollos, nos dijeron que la empresa había decidido cerrar de manera temporal, sin embargo manifestaron que no sabían los motivos que causaron esta paralización”, expresó Alexis Velazco, expendedor de pollos del Mercado La Carolina.

 CLv59rlWgAEV2E4

La empresa, que tiene más de 20 años de existencia, no solo surte a buena parte de Barinas, sino que además envía sus productos a ocho estados cercanos. El 4 de julio se describía la situación de precariedad que aquejaba a Amanacú. El principal faltante era harina solvente de soya, una proteína que es utilizada para el crecimiento de las aves. Sin esto, es prácticamente imposible cubrir la cuota de matanza. Según comerciantes de la zona, en momentos óptimos alcanzaba 3.000 pollos diarios y en momentos no tan buenos era de 1.200 pollos.

Gerardo Reguadre, comerciante, aseguró  a la Prensa de Barinas tener más de 40 años distribuyéndole pollo a los pobladores del municipio Mantecal, estado Apure, pero ayer se mostró  indignado frente a la empresa Amanacú tras aseverar que en sus dos locales no cuenta con al menos un producto del preciado alimento de carne blanca.“Esto es alarmante. Cómo puede estar sucediendo esto. Tengo mis locales cerrados y con apenas seis trabajadores. No es justo. Uno quiere trabajar, pero así no se puede. No hay pollo. ¿Dónde está el pollo?”, se preguntaba el comerciante italiano.

Mientras tanto ni los dueños de la empresa ni el gobierno dicen ni pío sobre el destino de este matadero.