Cable submarino y fuerte aguacero dejan sin luz e incomunicada a la Isla de Margarita por más de 8 horas

LA HUMANIDAD · 2 AGOSTO, 2020 12:46

Cable submarino y fuerte aguacero dejan sin luz e incomunicada a la Isla de Margarita por más de 8 horas

Texto por Mirian Nuñez

Ver más de

Mirian Nuñez

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Sin luz e incomunicada por las operadoras de telefonía móvil y de cantv se mantuvo la isla de Margarita este sábado 1 de agosto, luego de la salida del cable submarino que surte más del 50 % de la carga de la región y de un fuerte aguacero que ocurrió casi simultáneo.

“Trabajamos para recuperar la energía que viene por el cable submarino, afectada por evento en tierra firme”, informó la empresa Corpelec Nueva Esparta a las 2:34, casi una hora más tarde del apagón que según fuentes del sector dejó a toda la isla sin servicio.

Pasadas más de 8 horas, a las 9:08 de la noche, la empresa eléctrica publicó en su cuenta otro mensaje donde daba cuenta de la recuperación de “buena parte de las comunidades afectadas por el evento vespertino”, y que seguían trabajando para “normalizar la totalidad de los sectores”.

Vecinos de Genovés, La Caranta, La Asunción, Guacuyo, Av Aldonza Manrique, San Juan, entre otros reportaron haber estado afectados por la suspensión del servicio, sin embargo los usuarios en Twitter manifestaron estar cansados de las constantes y prolongadas suspensiones de la energía eléctrica en la isla, por lo que demandaban información sobre las situación con las plantas Luisa Cáceres de Arismendi y la Planta Juan Baustista Arismendi.

Fuentes ligadas al sector estiman que la demanda eléctrica de la Isla de Margarita en la actualidad está alrededor de los 300 megavatios, aunque aclaran que es difícil dar los valores reales por la falta de información.

Hace dos años, la isla contaba con una capacidad instalada de 200 megavatios, aproximadamente, a través de las Plantas Luisa Cáceres de Arismendi y la Juan Bautista Arismendi. “Este rendimiento de las máquinas ha bajado mucho”, señala la fuente al referir que la primera de las plantas no está funcionando pues tiene “todas las máquinas dañadas”.

“La demanda eléctrica en la Isla ha bajado mucho, los aires acondicionados se han ido dañando, sino esto estuviese colapsado”, resaltó.

Tras la lluvia el apagón

La falla eléctrica de este sábado se produjo poco antes de un fuerte aguacero que también dejó  árboles caídos, crecidas de ríos y quebradas en varios sectores de la Isla.

En el sector Los Robles, municipio Maneiro, cayeron dos grandes robles sobre el tendido eléctrico de alta y baja tensión que derrumbaron cinco postes del alumbrado público, evento que fue atendido por  bomberos de la Estación Porlamar, a cargo del teniente Frank Acuña, jefe de la unidad.

“Estuvimos en el lugar desde las 3 de la tarde hasta las 9:30 de la noche hasta lograr retirar los árboles”, dijo el funcionario.

Sin embargo, a las 12 del mediodía de este domingo 2 de agosto, aún el sector permanece sin electricidad pues Corpoelec no tiene para reponer los postes, aseguran los vecinos.

También usuarios han reportado que a esta hora no hay luz en Guacuyo ni en sectores del Municipio Antolín del Campo.

Con el aguacero, habitantes de El Hato y Agua de Vaca, entre los municipios Arismendi y Maneiro, también se afectaron con la crecida del río El Hato que impidió el tránsito por la zona y dejó incomunicado al sector.

Sistema interconectado de Oriente

Pero, el aguacero no fue el que sacó de servicio al cable submarino este sábado. Autoridades dijeron que “un evento en línea Casanay-Chacopata alteró transmisión de energía por cable”, afectando a la isla de Margarita.

La línea Casanay-Chacopata es una de las que forman el Sistema Interconectado de Oriente y desde Chacopata se suministra a Margarita.

“Este es el punto vulnerable del Sistema Interconectado de Oriente, ahí estuvo la falla. Pero, es que esta línea está muy deteriorada y necesita una fuerte inversión”, aseguró la fuente del sector eléctrico sin dar más detalles.

Fotos: Cortesía Frank Acuña