Alfavic: Organismos de seguridad siguen burlándose de nosotros - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 10 DICIEMBRE, 2019 18:18

Alfavic: Organismos de seguridad siguen burlándose de nosotros

Texto por Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo Fotos por Mairet Chourio

Ver más de

Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Derecho a conocer y tener el expediente, cambio de fiscales, impunidad para los autores de los crímenes, omisión de obligaciones del Ministerio Público (MP) y diferimiento del proceso, estas son todas las trabas en el proceso del sistema de justicia al cual están sometidos los padres y familiares de las víctimas mortales de la represión de las protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro en 2017.

Estas irregularidades en el proceso judicial las denunció la Alianza de Familiares y Víctimas 2017 (Alfavic), durante una conferencia de prensa este martes 10 diciembre. Familiares de 15 jóvenes presuntamente asesinados por órganos de seguridad del Estado venezolano, crearon este comité para buscar “justicia, verdad, reparación y la no repetición de estos hechos (asesinatos) que marcaron a nuestras familias”, según el comunicado leído por el padre del joven Fabian Urbina, Iván Urbina.

Urbina señala que el comité “nace de la necesidad de padres y familiares en la búsqueda de justicia para nuestros hijos, enfrentando un sistema viciado que cada día nos niega la justicia, juega a agotarnos, cansarnos, anularnos, nos ponen trabas en el proceso, decidimos unirnos para enfrentar la impunidad la denegación de justicia y seguir alzando las voces de nuestros hijos y familiares para evidenciar a nivel nacional e internacional todo lo que vivimos al exigir justicia en Venezuela”, leyó Urbina.

En el comunicado, las víctimas indirectas aseguraron que transformaran el dolor que llevan a diario en acción y así crear memoria histórica de lo que ocurrió en las protestas del año 2017 cuando miles de jóvenes salieron a protestar y “fueron asesinados por organismos de seguridad del Estado”, leyeron.

Alfavic reúne a los padres y familiares de Juan Pablo Pernalete, Nelsón Daniel Arévalo, Fabián Urbina Barrios, Luis Guillermo Espinoza, Ruben Dario González, Daniel Queliz, Leonardo González, Yorman Bervecia, Miguel Castillo, Yoiner Peña, Manuel Sosa, Augusto Pugas, Roberto Duran, Luis Alviares y David Vallenilla, todos asesinados durante las protestas antigubernamentales del año 2017. Los familiares esperan que familiares de otras víctimas de la represión se unan.

Elvira Llovera de Pernalete, madre del joven Juan Pablo Pernalete, asesinado por impacto de bomba lacrimógena según las investigaciones realizadas mientras Luisa Ortega Díaz, fungía como titular del MP, denunció que en el estado Barinas, el expediente del caso del joven Yorman Bervecia, asesinado el 22 de mayo de 2017, cuando se encontraba protestando cerca de un comando de la Guardia Nacional (GNB) en Barinas, se encuentra desaparecido desde julio de 2018 y por esta razón la causa está paralizada.

“A pesar de ser asesinatos cometidos por órganos de seguridad del Estado, en Barinas, Lara y Caracas, se han designado para las investigaciones fiscales de delitos comunes y no de derechos fundamentales como corresponde. Pretendiendo negar así la responsabilidad del Estado”, denunció Llovera.

La madre de Juan Parnalete resalta que hay fiscalías de derechos fundamentales y de delitos comunes que les niegan las copias certificadas de los expedientes de sus casos. “Es una clara violación de los derechos a la tutela judicial efectiva y el acceso a la justicia”, dijo.

Para Llovera la designación de fiscales y su posterior cambio ha sido una constante en el proceso. Alegó que de  los 15 casos que lleva Alfavic todos han sufrido esta práctica y en la mayoría de las veces las razones por las cuales cambian a los fiscales nos son aclaradas.

“Esto significa que cada fiscal nos dice que debe leer de nuevo el expediente y familiarizarse con el y debemos contar nuevamente todo el proceso y el asesinato de nuestros hijos; esto nos ocasiona mucho dolor, nos revictimiza, es un agotamiento físico y psicológico al que somos sometidos constantemente”, aseveró.

Alfavic informó que nueve de los 15 casos a los que tienen registros no existen detenidos y tampoco hay imputados. De estos casos solo cinco están en etapa de juicio que son los de David Vallenilla, Fabián Urbina, Leonardo González, Daniel Queliz y Luis Alviarez. El resto de los casos continúan  fase de investigación que está prácticamente paralizada, según denunció el comité.

Llovera señaló que a pesar de existir señalamientos y testimonios que determinan las acciones de los órganos de seguridad del Estado en las muertes de sus familiares el MP no cumple con su deber de ejercer su labor por todos sus canales.

“Ante la negación de estos organismos ellos no ejercen presión solo emiten comunicaciones y cada vez que llega un fiscal nuevo ratifican la nueva solicitud del fiscal anterior y no le dan continuidad al caso. Los órganos de seguridad siguen burlándose de nosotros como familiares, siguen negándonos la justicia   y el acceso a la verdad de lo que pasó en los hechos de 2017”, dijo.

El comité denunció que en Barquisimeto hay una orden de captura desde junio de 2017 y el funcionario de la GNB sigue libre. También señalaron que a principios de año se le envió una boleta de imputación a los tribunales a otro efectivo de la GNB y aún no se ha acatado la orden.

La madre de Pernalete indicó que uno de los mayores retrasos y violaciones al debido proceso es el patrón de diferimiento  de audiencias preliminares por múltiples razones. Estos retrasos han limitado los procesos y las excusas que dan las autoridades para los diferimientos son: No fueron notificadas todas las partes, no fueron trasladados los imputados, no hubo despachos del tribunal.

Elvira Llovera también recordó que el pasado 3 de diciembre de 2018, murió arrollado Waldermar Nuñez López,  abogado que llevaba el caso de su hijo Juan Pernalete y de otras cinco víctimas mortales de las protestas de 2017. Los familiares pidieron que investigaran las circunstancias de la muerte del jurista y hasta la fecha no ha habido resultado alguno de la investigación.