Venezuela destaca como segundo país con más refugiados, según informe de Acnur

INTERNACIONALES · 16 JUNIO, 2022 18:02

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

El número de personas desplazadas y refugiadas en el mundo alcanza más de 100 millones. La cifra, comunicada este jueves por Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), es «impresionante» y hace «reflexionar y alarmar por igual».

«Es un récord que nunca debería haberse alcanzado», dijo Grandi sobre la cifra, que ya era muy alta, y que se ha incrementado debido a la guerra en Ucrania, que en tres meses de invasión y bombardeos rusos, ha provocado el desplazamiento dentro del país de 8 millones de personas, y de 6 millones (los registrados), que ahora están refugiados al otro lado de la frontera para escapar de las bombas, según indican datos de Acnur.

En el informe Tendencias Globales Acnur 2021, difundido este 16 de junio, se refleja los acontecimientos de ese pasado año. Sin embargo, «no es posible ignorar aquellos que tuvieron lugar a principios de 2022. Por tanto, algunos de los datos contenidos en el informe de este año se basan en información recibida al 23 de mayo de 2022», agrega Grandi.

Siria, Venezuela y Afganistán

Los colectivos de refugiados más numerosos a finales del año pasado eran los procedentes de Siria (6,8 millones), Venezuela (4,6 millones, aunque sumando los migrantes superan los 6,1 millones) y Afganistán (2,7 millones), destaca el informe.

A estas cifras debe sumarse este año la de los casi 5 millones de ucranianos huidos a otros países, principalmente del resto de Europa, desde la invasión rusa iniciada a finales de febrero.

En cuanto a los países de destino, Turquía sigue siendo el que más refugiados acoge (3,8 millones, en su mayoría procedentes de Siria), seguido de Colombia (1,8 millones, principalmente venezolanos), Uganda (1,5 millones procedentes de la República Democrática del Congo) y Pakistán (1,5 millones de afganos).

En quinto lugar se sitúa el primer país desarrollado de la lista, Alemania (1,3 millones), según un informe en el que se resalta que un 83 % de los refugiados en el mundo, casi uno de cada diez, son acogidos en países en desarrollo.

Estados Unidos fue el país que el año pasado recibió más solicitudes de asilo (188.000), seguido de Alemania (148.000), México (131.000), Costa Rica (108.000), Francia (89.000) y España (65.000).

Crisis alimentaria

Alerta el informe además que si el mundo no aborda la grave crisis alimentaria provocada por Rusia, el récord de 100 millones de desplazados podría seguir sumando «un gran número de personas», advirtió el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados.

«Lo que se hace para abordar la crisis de inseguridad alimentaria (…) es de crucial importancia para evitar que haya más personas desplazadas», declaró Filippo Grandi en una rueda de prensa.

El 1 % de la población mundial está desplazada

Con más del 1 % de la población mundial, el número total de desplazados equivale al 14º país más poblado del mundo. Según un reciente informe del Observatorio de Desplazamientos Internos (IDMC), esta cifra incluye a refugiados y solicitantes de asilo, así como a los 53,2 millones de personas desplazadas dentro de sus fronteras a causa de los conflictos.

Niños, niñas y adolescentes, los más afectados

ACNUR denunció en su informe que los niños se cuentan entre las principales víctimas de este éxodo, ya que representan un 30 % de la población refugiada y un 42 % de la que sufre desplazamiento interno.

El pasado año, por otro lado, 5,3 millones de desplazados internos y 429.000 refugiados regresaron a sus casas, y 57.500 se acogieron a programas de reasentamiento (desde un país inicial de acogida a otro), dos tercios más que en 2020.

El informe se publica en un momento de intensa polémica por el intento británico de deportar solicitantes de asilo a Ruanda, merced a un acuerdo firmado entre Londres y Kigali en abril que ha sido muy criticado desde instancias internacionales, incluido el ACNUR.

Ese acuerdo es un «error» que podría sentar «precedentes catastróficos», afirmó Grandi en la presentación del informe, destacando que «es básicamente un traspaso de responsabilidades desde un país con estructuras y recursos a otro, Ruanda (…), que no tiene las estructuras para esta tarea en particular».

Grandi advirtió que muchos países de África, América y otras regiones que acogen a grandes poblaciones de refugiados «podrían verse tentados a hacer lo mismo que el Reino Unido», algo que en su opinión «podría hacer el trabajo de ACNUR muy difícil»