Severodonetsk: por qué es tan importante esta ciudad asediada en el Donbás

INTERNACIONALES · 1 JUNIO, 2022 14:39

Ver más de

Deutsche Welle

Foto por Efe

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Apenas dos semanas después de que los últimos soldados ucranianos se rindieran en Mariúpol, con la esperanza de un intercambio de prisioneros con el Ejército ruso, Ucrania podría perder la segunda ciudad más importante del Donbás: Severodonetsk.

Según los informes, ya se están produciendo combates callejeros, y se dice que los soldados rusos han avanzado hacia el centro de la urbe. Severodonetsk y la vecina Lisichansk son las últimas ciudades importantes de la región de Lugansk que aún están bajo el control de Kiev.

El Estado Mayor de Ucrania asegura que Rusia se está concentrando actualmente en capturar Severodonetsk. Mientras tanto, las tropas ucranianas que defienden la región corren el riesgo de verse rodeadas como en Mariúpol.

Centro de la industria química de Ucrania

Antes de la guerra, Severodonetsk tenía una población de poco más de 100.000 habitantes. La ciudad surgió, en la época soviética, a partir de un pueblo cercano a la planta química «Azot», la más grande de Ucrania. La nueva ciudad en la frontera de las regiones de Lugansk, Donetsk y Járkov recibió su nombre del río Síverski Donets, en la década de 1950.

El dueño de la planta química «Asot» es el oligarca y magnate de los medios Dmitro Firtash, quien vive en Austria desde 2014 y está amenazado de extradición a Estados Unidos por sospechas de corrupción. Su empresa en Severodonetsk produce principalmente fertilizantes, mayormente para la exportación.

En los últimos años, como muchas otras fábricas de la región, la planta ha sufrido interrupciones en la producción debido al conflicto en el Donbás. Además de «Azot», hay otras empresas químicas en Severodonetsk. Y en la vecina Lisichansk hay una refinería de petróleo, que perteneció a empresarios rusos, pero hace tiempo que dejó de funcionar.

Primer brote de separatismo en el Donbás

Severodonetsk también es conocida por haber protagonizado el primer intento de secesión de Ucrania, hace 20 años.

El 28 de noviembre de 2004, se reunió en la ciudad el llamado «Congreso de Diputados de Todos los Niveles de Ucrania», en el que participaron principalmente representantes del prorruso «Partido de las Regiones», una formación que se originó en el Donbás y dominó la región.

En el contexto de la prooccidental «Revolución Naranja» en Kiev, desde Severodonetsk, los prorrusos amenazaron con proclamar una autonomía que tendría a Járkov como centro, e incluiría a las ocho regiones del este y sur de Ucrania, así a como Crimea y Sebastopol.

El orador del congreso fue el entonces alcalde de Moscú, Yuri Luzhkov, quien había trabajado en la planta «Azot» cuando era joven. Más tarde, Luzhkov fue nombrado incluso ciudadano de honor de Severodonetsk, a pesar de que las autoridades ucranianas ya le habían prohibido la entrada al país. debido a sus declaraciones separatistas sobre Sebastopol.

Aunque los iniciadores de ese congreso en Severodonetsk no fueron más allá de las amenazas, los observadores consideran que la reunión fue el primer intento, aunque fallido, de lograr una división política formal en Ucrania.

Segundo intento separatista

Un segundo intento se produciría diez años después, en la primavera y el verano de 2014, luego de que Rusia se anexionara la península ucraniana de Crimea. Armados, separatistas locales y cosacos que habían venido de Rusia ocuparon las tres ciudades vecinas de Severodonetsk, Lisichansk y Rubizhne. Y declararon que se subordinaban a los separatistas de Donetsk, no a los de Lugansk.

El Ejército ucraniano liberó la región en la segunda quincena de julio de 2014. Como resultado, Severodonetsk se convirtió en el centro de la administración civil-militar de la región. Varias instituciones y universidades de Lugansk que habían trasladado sus sedes hacia allí han vuelto a mudarse ahora, esta vez hacia el oeste de Ucrania.

Importancia estratégica de Severodonetsk

Severodonetsk y la vecina Lisichansk tienen una importancia estratégica porque esta parte del Donbás se conecta con otras regiones de Ucrania: el foco principal está en la carretera que conecta Lisichansk con Bajmut, en la región de Donetsk. Abastecen al Ejército ucraniano y, hasta hace poco, a los civiles evacuados. Sin embargo, debido a los bombardeos, este camino ahora se considera demasiado peligroso.

La toma de Severodonetsk y Lisichansk permitiría al Ejército ruso alcanzar la frontera administrativa de la región, uno de los objetivos bélicos proclamados por el Kremlin. Desde allí, el Ejército ruso podría avanzar más al oeste hacia Kramatorsk, otro centro administrativo en la región de Donetsk, y una de las últimas grandes ciudades industriales del Donbás que aún sigue bajo total control de Kiev.

(rml/cp)