Rusia y Ucrania: Moscú da por concluida la primera fase de la invasión de Ucrania y «rebaja» sus objetivos militares

INTERNACIONALES · 25 MARZO, 2022 22:20

Ver más de

BBC NEWS MUNDO | @bbcnewsmundo

Foto por Getty Images (Foto principal)

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Rusia dio por concluida la primera fase de su invasión de Ucrania, en lo que se interpreta como un reconocimiento de que no ha podido lograr los objetivos que se marcó al inicio de las operaciones militares.

Sergei Rudskoi, jefe del principal departamento operativo del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, aseguró este viernes que, un mes después del inicio de la invasión, centrarán sus esfuerzos en la «liberación completa» de la región de Donbás, en el este del país.

También dijo que habían considerado dos opciones para su «operación militar especial» (como Moscú llama a la invasión): una que cubriera toda Ucrania y otra centrada en el Donbás.

Rudskoi aseguró que el 93% de Luhansk y el 54% de Donetsk, ambas en la región de Donbás y que Putin reconoció como repúblicas independientes hace poco más de un mes, están bajo control ruso.

Los comentarios de Rudskoi, publicados por las agencias de noticias estatales rusas, apuntan a una posible reducción de los objetivos de guerra de Rusia, después de que las fuerzas de Moscú hayan encontrado una fuerte resistencia en el norte de Ucrania y alrededor de Kiev, la capital.

Según Rudskoi, Rusia ha destruido gran mayoría de la fuerza aérea y la armada de Ucrania, lo que marcó «el final exitoso» de la primera fase del conflicto.

El Ministerio de Defensa ruso no descartó asaltar ciudades ucranianas que han sido bloqueadas y dijo que Rusia reaccionará de inmediato ante cualquier movimiento para cerrar el espacio aéreo sobre Ucrania, algo que el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, ha pedido repetidamente.

El presidente ruso Vladimir Putin califica la invasión rusa de Ucrania como una «operación militar especial». Foto: Reuters

También dijo que continuarían con la invasión hasta que logren los objetivos establecidos por Putin, sin especificar cuáles eran esos objetivos.

Este viernes, por segunda vez desde el inicio de la invasión, el Ministerio de Defensa ruso dio una actualización sobre sus bajas militares, afirmando que 1.351 de sus soldados han muerto y 3.825 han resultado heridos.

Fuentes militares ucranianas han estimado previamente que hasta 15.000 soldados rusos han muerto, aunque esta cifra puede incluir heridos y muertos. La inteligencia estadounidense sugiere que la cifra puede ser la mitad de ese número.

Línea

¿Fallo de la estrategia rusa?

Análisis de Paul Adams, corresponsal diplomático de la BBC

Rusia dice que la «primera fase» de lo que llama su «operación militar especial» se ha completado en su mayor parte y que ahora se concentrará en «la liberación del Donbás».

Es probable que esto signifique un esfuerzo más concentrado en ir más allá de la «línea de contacto» que separa el territorio controlado por el gobierno ucraniano en el este del país y las «repúblicas populares» separatistas respaldadas por Rusia de Donetsk y Luhansk.

Los funcionarios occidentales creen que el anuncio implica que Moscú sabe que su estrategia ha fallado.

«Rusia está reconociendo que no puede realizar sus operaciones en múltiples ejes simultáneamente», dijo un funcionario.

Los funcionarios occidentales han estado preocupados durante algún tiempo de que Rusia intente rodear a las mejores unidades de combate de Ucrania, que están estacionadas a lo largo de la línea de contacto.

Si se concentra más poder de fuego ruso, particularmente el poder aéreo, en el este de Ucrania, esas preocupaciones aumentarán.

«Espero que ahí sea donde el suministro occidental de armas haga una contribución significativa a las fuerzas ucranianas», dijo un funcionario.

Línea

Un mensaje a tomarse con cautela

Una reorganización de las fuerzas rusas podría hacer que las tropas avancen hacia áreas hasta ahora no conquistadas de Donetsk y Luhansk.

Si Rusia logra finalmente dominar el puerto de Mariúpol, en el mar de Azov, entonces otras fuerzas podrían avanzar hacia el norte y completar el cerco de lafuerzas ucranianas, explica el corresponsal diplomático de la BBC, Paul Adams.

«Algunos de estos objetivos todavía parecen estar fuera de alcance. Los defensores de Mariúpol están librando una lucha feroz, impidiendo que Rusia logre plenamente otra de sus ambiciones anteriores a la guerra: un puente terrestre desde la península de Crimea hasta el Donbás», señala.

Rusia cuenta con el apoyo de fuerzas locales que han operado en Ucrania desde 2014. Foto: Reuters

El ejército ucraniano necesitará toda la ayuda que pueda obtener para resistir la presión.

Un cambio de enfoque hacia el Donbás, si se ve en los próximos días, no significa que Moscú haya abandonado sus ambiciones más grandes, indica Adams.

«No vemos una reevaluación de la invasión en su conjunto», dijo un alto funcionario de defensa de Estados Unidos.

Biden cerca de la frontera de Ucrania

La reivindicación de Rusia sobre la situación actual de su ofensiva militar se da mientras el presidente de EE.UU., Joe Biden, se reunió con militares de su país en Polonia, cerca de la frontera con Ucrania.

En una visita a las tropas estadounidenses en la base aérea en Rzeszow, el mandatario calificó las operaciones estadounidenses como parte de una «lucha más amplia entre demócratas y oligarcas».

«Ustedes son la mejor fuerza de combate en la historia del mundo», dijo Biden. «Lo que está en juego es cómo estarán sus hijos y nietos en términos de su libertad», añadió.

Foto: Reuters

Esta semana, Biden se reunió con los líderes de la OTAN, la Unión Europea y el G7 en Bruselas para reforzar un mensaje de unidad contra la invasión rusa de Ucrania.

El viaje se produce cuando las encuestas muestran que la mayoría de los votantes estadounidenses están preocupados por su manejo de la crisis en Ucrania.

Solo una cuarta parte dijo que confiaba en su capacidad para manejar una crisis o comandar de manera efectiva al ejército estadounidense, según una encuesta del Centro de Investigación de Asuntos Públicos de AP-NORC, mientras que el 56% de los estadounidenses cree que la respuesta de Biden a la invasión rusa de Ucrania «no ha sido lo suficientemente dura».

Línea

Primera señal de que Moscú puede estar limitando los objetivos de guerra

Por Lyse Doucet, corresponsal internacional en jefe, Kiev

La región de Donbás, en el este de Ucrania, es el foco principal del conflicto, según Moscú.

Eso incluye a Donetsk y Luhansk, regiones en poder de separatistas respaldados por Rusia desde 2014 y reconocidos oficialmente como independientes por el Kremlin justo antes de que comenzara esta invasión.

El mes pasado, las fuerzas rusas lograron avances significativos en esta región y a lo largo de un corredor sur que lleva a Crimea, la península anexada por Rusia también en 2014.

El general de división Sergei Rudskoi dijo que Rusia no excluía los ataques a otras ciudades, incluida la capital, Kiev, pero que ese no era su objetivo principal.

El teatro en Mariúpol albergaba a cientos de civiles antes de ser atacado. Foto: Reuters

Estos comentarios son el primer indicio de que Moscú puede estar limitando sus objetivos de guerra después de un mes en el que no logró apoderarse de ninguna ciudad ucraniana importante y sus operaciones se han visto plagadas de dificultades logísticas y errores tácticos, así como de una feroz resistencia ucraniana.

Pero por ahora, sus fuerzas todavía están sobre el terreno y en acción en gran parte de Ucrania. Y muchos civiles están sufriendo duramente, ya que el costo humano se vuelve cada vez más claro.

Apenas ahora están surgiendo detalles sobre el número de muertos en el ataque directo de la semana pasada contra un teatro en la sitiada ciudad portuaria de Mariúpol, en el sur del país.

Civiles en Mariúpol aguardan para recibir ayuda humanitaria el 24 de marzo. Foto: Reuters

Los esfuerzos de rescate urgentes han sido bloqueados por los incesantes bombardeos rusos. Pero había esperanza de que unas 1.000 personas, principalmente mujeres y niños, que se refugiaban en su búnker subterráneo hubieran sido protegidas.

Las autoridades dicen ahora que al menos 300 personas murieron.

Y continúa la batalla campal por Mariúpol, que ahora está en ruinas.

INTERNACIONALES · 13 AGOSTO, 2022

Rusia y Ucrania: Moscú da por concluida la primera fase de la invasión de Ucrania y «rebaja» sus objetivos militares

Texto por BBC NEWS MUNDO | @bbcnewsmundo
Foto por Getty Images (Foto principal)

Rusia dio por concluida la primera fase de su invasión de Ucrania, en lo que se interpreta como un reconocimiento de que no ha podido lograr los objetivos que se marcó al inicio de las operaciones militares.

Sergei Rudskoi, jefe del principal departamento operativo del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, aseguró este viernes que, un mes después del inicio de la invasión, centrarán sus esfuerzos en la «liberación completa» de la región de Donbás, en el este del país.

También dijo que habían considerado dos opciones para su «operación militar especial» (como Moscú llama a la invasión): una que cubriera toda Ucrania y otra centrada en el Donbás.

Rudskoi aseguró que el 93% de Luhansk y el 54% de Donetsk, ambas en la región de Donbás y que Putin reconoció como repúblicas independientes hace poco más de un mes, están bajo control ruso.

Los comentarios de Rudskoi, publicados por las agencias de noticias estatales rusas, apuntan a una posible reducción de los objetivos de guerra de Rusia, después de que las fuerzas de Moscú hayan encontrado una fuerte resistencia en el norte de Ucrania y alrededor de Kiev, la capital.

Según Rudskoi, Rusia ha destruido gran mayoría de la fuerza aérea y la armada de Ucrania, lo que marcó «el final exitoso» de la primera fase del conflicto.

El Ministerio de Defensa ruso no descartó asaltar ciudades ucranianas que han sido bloqueadas y dijo que Rusia reaccionará de inmediato ante cualquier movimiento para cerrar el espacio aéreo sobre Ucrania, algo que el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, ha pedido repetidamente.

El presidente ruso Vladimir Putin califica la invasión rusa de Ucrania como una «operación militar especial». Foto: Reuters

También dijo que continuarían con la invasión hasta que logren los objetivos establecidos por Putin, sin especificar cuáles eran esos objetivos.

Este viernes, por segunda vez desde el inicio de la invasión, el Ministerio de Defensa ruso dio una actualización sobre sus bajas militares, afirmando que 1.351 de sus soldados han muerto y 3.825 han resultado heridos.

Fuentes militares ucranianas han estimado previamente que hasta 15.000 soldados rusos han muerto, aunque esta cifra puede incluir heridos y muertos. La inteligencia estadounidense sugiere que la cifra puede ser la mitad de ese número.

Línea

¿Fallo de la estrategia rusa?

Análisis de Paul Adams, corresponsal diplomático de la BBC

Rusia dice que la «primera fase» de lo que llama su «operación militar especial» se ha completado en su mayor parte y que ahora se concentrará en «la liberación del Donbás».

Es probable que esto signifique un esfuerzo más concentrado en ir más allá de la «línea de contacto» que separa el territorio controlado por el gobierno ucraniano en el este del país y las «repúblicas populares» separatistas respaldadas por Rusia de Donetsk y Luhansk.

Los funcionarios occidentales creen que el anuncio implica que Moscú sabe que su estrategia ha fallado.

«Rusia está reconociendo que no puede realizar sus operaciones en múltiples ejes simultáneamente», dijo un funcionario.

Los funcionarios occidentales han estado preocupados durante algún tiempo de que Rusia intente rodear a las mejores unidades de combate de Ucrania, que están estacionadas a lo largo de la línea de contacto.

Si se concentra más poder de fuego ruso, particularmente el poder aéreo, en el este de Ucrania, esas preocupaciones aumentarán.

«Espero que ahí sea donde el suministro occidental de armas haga una contribución significativa a las fuerzas ucranianas», dijo un funcionario.

Línea

Un mensaje a tomarse con cautela

Una reorganización de las fuerzas rusas podría hacer que las tropas avancen hacia áreas hasta ahora no conquistadas de Donetsk y Luhansk.

Si Rusia logra finalmente dominar el puerto de Mariúpol, en el mar de Azov, entonces otras fuerzas podrían avanzar hacia el norte y completar el cerco de lafuerzas ucranianas, explica el corresponsal diplomático de la BBC, Paul Adams.

«Algunos de estos objetivos todavía parecen estar fuera de alcance. Los defensores de Mariúpol están librando una lucha feroz, impidiendo que Rusia logre plenamente otra de sus ambiciones anteriores a la guerra: un puente terrestre desde la península de Crimea hasta el Donbás», señala.

Rusia cuenta con el apoyo de fuerzas locales que han operado en Ucrania desde 2014. Foto: Reuters

El ejército ucraniano necesitará toda la ayuda que pueda obtener para resistir la presión.

Un cambio de enfoque hacia el Donbás, si se ve en los próximos días, no significa que Moscú haya abandonado sus ambiciones más grandes, indica Adams.

«No vemos una reevaluación de la invasión en su conjunto», dijo un alto funcionario de defensa de Estados Unidos.

Biden cerca de la frontera de Ucrania

La reivindicación de Rusia sobre la situación actual de su ofensiva militar se da mientras el presidente de EE.UU., Joe Biden, se reunió con militares de su país en Polonia, cerca de la frontera con Ucrania.

En una visita a las tropas estadounidenses en la base aérea en Rzeszow, el mandatario calificó las operaciones estadounidenses como parte de una «lucha más amplia entre demócratas y oligarcas».

«Ustedes son la mejor fuerza de combate en la historia del mundo», dijo Biden. «Lo que está en juego es cómo estarán sus hijos y nietos en términos de su libertad», añadió.

Foto: Reuters

Esta semana, Biden se reunió con los líderes de la OTAN, la Unión Europea y el G7 en Bruselas para reforzar un mensaje de unidad contra la invasión rusa de Ucrania.

El viaje se produce cuando las encuestas muestran que la mayoría de los votantes estadounidenses están preocupados por su manejo de la crisis en Ucrania.

Solo una cuarta parte dijo que confiaba en su capacidad para manejar una crisis o comandar de manera efectiva al ejército estadounidense, según una encuesta del Centro de Investigación de Asuntos Públicos de AP-NORC, mientras que el 56% de los estadounidenses cree que la respuesta de Biden a la invasión rusa de Ucrania «no ha sido lo suficientemente dura».

Línea

Primera señal de que Moscú puede estar limitando los objetivos de guerra

Por Lyse Doucet, corresponsal internacional en jefe, Kiev

La región de Donbás, en el este de Ucrania, es el foco principal del conflicto, según Moscú.

Eso incluye a Donetsk y Luhansk, regiones en poder de separatistas respaldados por Rusia desde 2014 y reconocidos oficialmente como independientes por el Kremlin justo antes de que comenzara esta invasión.

El mes pasado, las fuerzas rusas lograron avances significativos en esta región y a lo largo de un corredor sur que lleva a Crimea, la península anexada por Rusia también en 2014.

El general de división Sergei Rudskoi dijo que Rusia no excluía los ataques a otras ciudades, incluida la capital, Kiev, pero que ese no era su objetivo principal.

El teatro en Mariúpol albergaba a cientos de civiles antes de ser atacado. Foto: Reuters

Estos comentarios son el primer indicio de que Moscú puede estar limitando sus objetivos de guerra después de un mes en el que no logró apoderarse de ninguna ciudad ucraniana importante y sus operaciones se han visto plagadas de dificultades logísticas y errores tácticos, así como de una feroz resistencia ucraniana.

Pero por ahora, sus fuerzas todavía están sobre el terreno y en acción en gran parte de Ucrania. Y muchos civiles están sufriendo duramente, ya que el costo humano se vuelve cada vez más claro.

Apenas ahora están surgiendo detalles sobre el número de muertos en el ataque directo de la semana pasada contra un teatro en la sitiada ciudad portuaria de Mariúpol, en el sur del país.

Civiles en Mariúpol aguardan para recibir ayuda humanitaria el 24 de marzo. Foto: Reuters

Los esfuerzos de rescate urgentes han sido bloqueados por los incesantes bombardeos rusos. Pero había esperanza de que unas 1.000 personas, principalmente mujeres y niños, que se refugiaban en su búnker subterráneo hubieran sido protegidas.

Las autoridades dicen ahora que al menos 300 personas murieron.

Y continúa la batalla campal por Mariúpol, que ahora está en ruinas.

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO