Refugiados en Alemania: ¿tenía razón Angela Merkel?

INTERNACIONALES · 25 AGOSTO, 2020 11:18

Refugiados en Alemania: ¿tenía razón Angela Merkel?

Texto por Deutsche Welle

Ver más de

Deutsche Welle

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Hace ya cinco años que la canciller Angela Merkel pronunció su ahora famosa frase: “¡Lo lograremos!” En 2015, cientos de miles de inmigrantes llegaron a Alemania en pocos meses. ¿Qué ha pasado desde entonces?.

Merkel contagió a mucha gente con su “¡Lo lograremos!”. Le llovió el reconocimiento desde el exterior. The New York Times escribió el 5 de septiembre que Alemania le había “extendido una mano abierta” a los refugiados. “Alemania había abierto sus puertas y fronteras a todos los que buscan refugio y un puerto seguro”, informaba mientras tanto Al-Jazeera.

No obstante, desde el principio, los escépticos insistieron en que Alemania exageraba. Otros preguntaron qué habría que lograr exactamente y por qué Alemania tendría que sentirse responsable del destino de tanta gente de otras culturas. Quizás ninguna otra frase de Merkel haya dividido tanto a la nación recientemente como ese “¡Lo lograremos!”.

El socialdemócrata Castellucci, cuyo partido (SPD) apoyó la política de Merkel como socio menor de la coalición de Gobierno en ese momento, extrañó una declaración de la canciller: “Ella debía haber dicho también cómo podríamos lograrlo y quién tenía que lograr qué. Sobre eso tendría que haber habido entonces un debate social. Eso podría habernos salvado de que partidarios y opositores de nuestra política hayan llegado a posiciones tan irreconciliables y los populistas se beneficiaran de ello “.

2015 no debería “repetirse”

La inicial cultura de bienvenida que Merkel propagó terminó a más tardar la víspera de Año Nuevo 2015/2016, cuando mujeres fueron acosadas por migrantes en el área de la estación principal de trenes de Colonia. Ya antes de eso se habían producido numerosos ataques xenófobos contra albergues de refugiados. Políticamente, el partido anti-asilo AfD se benefició del descontento con la política de refugiados de Merkel. Logró fuertes aumentos de votos en muchas elecciones y se convirtió en el partido de oposición más fuerte después de las elecciones federales de 2017.

Merkel ha defendido siempre su decisión de 2015, aunque luego declarara en una conferencia de su partido, en diciembre de 2016, que una situación como la de finales del verano de 2015 “no puede ni debe repetirse”. Además, la política alemana de asilo se ha endurecido desde entonces. El descenso del número de solicitantes de asilo desde 2016 se debe, sin embargo, principalmente a que los países a lo largo de la ruta de los Balcanes la hicieron cada vez más intransitable.

¿Qué ha pasado con la integración de los migrantes?

En términos de empleo, los migrantes siguen estando muy por debajo de la media de la población alemana. Según un estudio del Instituto de Investigación sobre el Empleo, de 2020, solo un poco menos de la mitad de las personas que emigraron a Alemania desde 2013 tienen hoy un empleo remunerado. Y la tendencia positiva general se está diluyendo parcialmente por el impacto de la pandemia de coronavirus porque muchos refugiados están siendo despedidos, afirma el estudio.

En lo que respecta a la delincuencia, otro indicador de integración, el “Informe de la situación de la delincuencia en el contexto de la inmigración” de la Oficina Federal de Investigación Criminal (Bundeskriminalamt) muestra que los inmigrantes están sobrerrepresentados en asesinatos, homicidios, lesiones corporales graves y violaciones, pero también porque hay un número particularmente elevado de hombres jóvenes entre ellos, los que más comúnmente incurren en estos delitos en general. Otro problema sigue siendo que el Estado rara vez logra enviar a los solicitantes de asilo rechazados a sus países de origen.

Para el político conservador Patrick Sensburg, de la CDU de Merkel, es importante distinguir: “Para mí, la protección a los refugiados debe entenderse principalmente como ‘protección temporal’. Cualquiera que quiera venir a vivir y trabajar aquí de forma permanente tiene otras opciones si tiene las calificaciones necesarias y reconoce nuestros valores”, subraya.

Aún queda mucho por lograr

Hasta el día de hoy, la sociedad está profundamente dividida sobre la política migratoria alemana. Alrededor del 60 por ciento de los alemanes sostiene, de forma estable, que el país puede lidiar bien con los refugiados. El 40 por ciento, sin embargo, está convencido de lo contrario. El politólogo Herfried Münkler considera que el año 2015 “expuso la línea que divide a la sociedad alemana” y radicalizó la política: “El desplazamiento hacia el centro político que vimos antes llegó a su fin”.

¿Lo ha logrado la sociedad alemana, cinco años después de la famosa sentencia de Merkel? El ex ministro del Interior de Maizière dice hoy: “Hemos logrado mucho”. Su correligionario Patrick Sensburg cree que Alemania “en general se las arregló bien con la crisis de refugiados de 2015”. Mientras, la verde Irene Mihalic concluye que “la integración no ocurre de la noche a la mañana, y seguiremos ocupándonos de ella en todos los niveles. Pero estoy convencida de que la migración es una gran oportunidad para Alemania, especialmente con miras al mercado laboral y al desarrollo demográfico”.

Los estudios del Instituto Alemán de Investigación Económica (DIW) coinciden con Mihalic. Para el DIW, Alemania está en camino de lograrlo, aunque tanto los refugiados como la sociedad de acogida tendrán que hacer aún grandes esfuerzos.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: