Recomiendan a Venezuela no convertirse en activista radical de la causa israelí

INTERNACIONALES · 11 AGOSTO, 2020 17:45

Recomiendan a Venezuela no convertirse en activista radical de la causa israelí

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El Consejo Venezolano de Relaciones Internacionales (Covri) advierte que Venezuela “no debe convertirse en un activista radical de la causa israelí” sino asumir una política ecuánime, imparcial y conciliadora ante el conflicto árabe-israelí.

Esto en respuesta a la conformación de un grupo parlamentario, integrado por 29 diputados, que se declara a favor de Israel en la Asamblea Nacional.

Los parlamentarios proponen abrir la embajada venezolana en Jerusalén cuando se restablezcan las relaciones con Israel (se rompieron en 2009) e intentan impulsar esta decisión en el cuerpo legislativo que encabeza Juan Guaidó, a quien el gobierno de ese país reconoce como presidente interino de Venezuela.

Esto viola las resoluciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que Venezuela ha respaldado en el pasado y es una decisión que debe ser tomada por un gobierno legítimamente electo “tras el cese de la usurpación en Venezuela”, afirma el presidente de Covri Kenneth Ramírez.

La polémica Jerusalén

Para entender por qué la propuesta parlamentaria viola las resoluciones de la ONU que Venezuela ha suscrito, es necesario recordar que Jerusalén es uno de los motivos claves en el conflicto árabe-israelí. Tanto Israel como Palestina reclaman la ciudad sagrada como su capital.

“El futuro de la ciudad de Jerusalén es la piedra angular de cualquier acuerdo de paz y en el pasado ha dado al traste con las negociaciones y ha sido el origen de una parte importante de las tensiones recurrentes entre israelíes y palestinos a lo largo de las últimas décadas por la importancia política, histórica y religiosa de la ciudad”, expone Covri en el comunicado.

En 1980, Israel aprobó una ley que declaraba a Jerusalén como su capital. Esto fue rechazado por la ONU que afirmó que era una “violación al derecho internacional” y exhortó a las representaciones diplomáticas a retirarse de Jerusalén.

Por este motivo, Venezuela al igual que la mayoría de la comunidad internacional trasladó su embajada en Israel desde Jerusalén a la ciudad Tel Aviv y siempre mantuvo una política de neutralidad.

“Venezuela debe normalizar sus relaciones con Israel a través de la re-apertura de la embajada en Tel Aviv y volver a una sana política de objetividad y equidistancia respecto al conflicto”, reitera la Covri.

La organización que agrupa a reconocidos internacionalistas del país señala que “el sentido nacional de equidad hace que el país reconozca como válidos los vínculos especiales y los derechos de ambos pueblos”.

En segundo lugar, recuerda que las resoluciones de la ONU han formado un marco jurídico-político de obligatorio cumplimiento para la comunidad internacional que ordena la búsqueda de una solución pacífica.

En tercer lugar, Venezuela como los demás países de América Latina y El Caribe tiene en su seno importantes comunidades de origen judío y árabe, ambas apreciadas,  las cuales deben desarrollarse y relacionarse en armonía sin que un conflicto externo perturbe su convivencia.

“Negar el derecho ya sea a Israel o Palestina, a una existencia reconocida y segura contraviene el ordenamiento internacional existente”, reza el documento.

Aquí el comunicado completo:

 

Comunicado Covri by Ibis León on Scribd

Foto: BBC.com