Presidente de Sri Lanka abandona el país en un avión militar

INTERNACIONALES · 12 JULIO, 2022 18:06

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, salió de su país durante la madrugada de este miércoles 13 de julio (tiempo de Asia), en un probable preludio de su renuncia después de meses de protestas generalizadas por la peor crisis económica de la historia de la isla.

 

Rajapaksa había prometido el fin de semana dimitir el miércoles y despejar el camino para una «transición pacífica del poder», tras huir de su residencia oficial en Colombo justo antes de que decenas de miles de manifestantes la invadieran.

 
 

Él, su esposa y un guardaespaldas se encontraban entre los cuatro pasajeros a bordo de un avión militar Antonov-32 que despegó del principal aeropuerto internacional con destino a las vecinas Maldivas, según fuentes de inmigración.

«Les sellaron los pasaportes y abordaron el vuelo especial de la fuerza aérea», dijo a la AFP un funcionario de inmigración involucrado en el proceso.

La partida del líder de 73 años, alguna vez conocido como ‘Terminator’, estuvo bloqueada durante más de 24 horas en un humillante enfrentamiento con el personal de inmigración en el aeropuerto.

Quería volar a Dubai en un vuelo comercial, pero el personal de Bandaranaike International se retiró de los servicios VIP e insistió en que todos los pasajeros tenían que pasar por los mostradores públicos. 

El partido presidencial se mostró reacio a utilizar los canales regulares por temor a las reacciones del público, dijo un funcionario de seguridad, y como resultado perdió cuatro vuelos el lunes que podrían haberlos llevado a los Emiratos Árabes Unidos.

La autorización para que un vuelo militar aterrizara en el vecino más cercano, India, no se obtuvo de inmediato, dijo un funcionario de seguridad, y en un momento dado el martes, el grupo se dirigió a una base naval con miras a huir por mar.

El hermano menor de Rajapaksa, Basil, quien renunció en abril como ministro de Finanzas, perdió su propio vuelo de Emirates a Dubai el martes temprano después de un tenso enfrentamiento con el personal del aeropuerto.

Basil, que tiene ciudadanía estadounidense además de la nacionalidad de Sri Lanka, trató de utilizar un servicio de conserjería pagado para viajeros de negocios, pero el personal del aeropuerto y de inmigración dijeron que se habían retirado del servicio de vía rápida.

Gobierno de unidad

Basil tuvo que obtener un nuevo pasaporte estadounidense después de dejar el suyo en el palacio presidencial cuando los Rajapaksas se batieron en retirada el sábado para evitar las turbas, dijo una fuente diplomática.

Fuentes oficiales dijeron que también se había dejado una maleta llena de documentos en la majestuosa mansión junto con 17,85 millones de rupias (unos 50.000 dólares) en efectivo, ahora bajo la custodia de un tribunal de Colombo.

No hubo noticias oficiales de la oficina del presidente sobre su paradero, pero siguió siendo comandante en jefe de las fuerzas armadas con recursos militares a su disposición.

Rajapaksa está acusado de administrar mal la economía hasta el punto en que el país se quedó sin divisas para financiar incluso las importaciones más esenciales, lo que provocó graves dificultades para los 22 millones de habitantes.

Si renuncia como prometió, el primer ministro Ranil Wickremesinghe se convertirá automáticamente en presidente interino hasta que el parlamento elija a un parlamentario para cumplir el mandato presidencial, que finaliza en noviembre de 2024.

Pero el propio Wickremesinghe ha anunciado su voluntad de dimitir si se llega a un consenso sobre la formación de un gobierno de unidad.

El proceso de sucesión podría demorar entre tres días, el tiempo mínimo necesario para convocar al parlamento, y un máximo de 30 días permitido por el estatuto. Si Rajapaksa renuncia el miércoles, la votación se llevaría a cabo el 20 de julio, dijo el presidente del parlamento.

El líder del principal partido opositor Samagi Jana Balawegaya, Sajith Premadasa, que perdió las elecciones presidenciales de 2019 ante Rajapaksa, ha dicho que se presentará al cargo.

Premadasa es hijo del ex presidente Ranasinghe Premadasa, quien fue asesinado en un atentado suicida con bomba de los rebeldes tamiles en mayo de 1993.

Sri Lanka dejó de pagar su deuda externa de $ 51 mil millones en abril y está en conversaciones con el FMI para un posible rescate.

La isla casi ha agotado sus ya escasos suministros de gasolina. El gobierno ha ordenado el cierre de oficinas y escuelas no esenciales para reducir los desplazamientos y ahorrar combustible.

INTERNACIONALES · 15 AGOSTO, 2022

Presidente de Sri Lanka abandona el país en un avión militar

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

El presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, salió de su país durante la madrugada de este miércoles 13 de julio (tiempo de Asia), en un probable preludio de su renuncia después de meses de protestas generalizadas por la peor crisis económica de la historia de la isla.

 

Rajapaksa había prometido el fin de semana dimitir el miércoles y despejar el camino para una «transición pacífica del poder», tras huir de su residencia oficial en Colombo justo antes de que decenas de miles de manifestantes la invadieran.

 
 

Él, su esposa y un guardaespaldas se encontraban entre los cuatro pasajeros a bordo de un avión militar Antonov-32 que despegó del principal aeropuerto internacional con destino a las vecinas Maldivas, según fuentes de inmigración.

«Les sellaron los pasaportes y abordaron el vuelo especial de la fuerza aérea», dijo a la AFP un funcionario de inmigración involucrado en el proceso.

La partida del líder de 73 años, alguna vez conocido como ‘Terminator’, estuvo bloqueada durante más de 24 horas en un humillante enfrentamiento con el personal de inmigración en el aeropuerto.

Quería volar a Dubai en un vuelo comercial, pero el personal de Bandaranaike International se retiró de los servicios VIP e insistió en que todos los pasajeros tenían que pasar por los mostradores públicos. 

El partido presidencial se mostró reacio a utilizar los canales regulares por temor a las reacciones del público, dijo un funcionario de seguridad, y como resultado perdió cuatro vuelos el lunes que podrían haberlos llevado a los Emiratos Árabes Unidos.

La autorización para que un vuelo militar aterrizara en el vecino más cercano, India, no se obtuvo de inmediato, dijo un funcionario de seguridad, y en un momento dado el martes, el grupo se dirigió a una base naval con miras a huir por mar.

El hermano menor de Rajapaksa, Basil, quien renunció en abril como ministro de Finanzas, perdió su propio vuelo de Emirates a Dubai el martes temprano después de un tenso enfrentamiento con el personal del aeropuerto.

Basil, que tiene ciudadanía estadounidense además de la nacionalidad de Sri Lanka, trató de utilizar un servicio de conserjería pagado para viajeros de negocios, pero el personal del aeropuerto y de inmigración dijeron que se habían retirado del servicio de vía rápida.

Gobierno de unidad

Basil tuvo que obtener un nuevo pasaporte estadounidense después de dejar el suyo en el palacio presidencial cuando los Rajapaksas se batieron en retirada el sábado para evitar las turbas, dijo una fuente diplomática.

Fuentes oficiales dijeron que también se había dejado una maleta llena de documentos en la majestuosa mansión junto con 17,85 millones de rupias (unos 50.000 dólares) en efectivo, ahora bajo la custodia de un tribunal de Colombo.

No hubo noticias oficiales de la oficina del presidente sobre su paradero, pero siguió siendo comandante en jefe de las fuerzas armadas con recursos militares a su disposición.

Rajapaksa está acusado de administrar mal la economía hasta el punto en que el país se quedó sin divisas para financiar incluso las importaciones más esenciales, lo que provocó graves dificultades para los 22 millones de habitantes.

Si renuncia como prometió, el primer ministro Ranil Wickremesinghe se convertirá automáticamente en presidente interino hasta que el parlamento elija a un parlamentario para cumplir el mandato presidencial, que finaliza en noviembre de 2024.

Pero el propio Wickremesinghe ha anunciado su voluntad de dimitir si se llega a un consenso sobre la formación de un gobierno de unidad.

El proceso de sucesión podría demorar entre tres días, el tiempo mínimo necesario para convocar al parlamento, y un máximo de 30 días permitido por el estatuto. Si Rajapaksa renuncia el miércoles, la votación se llevaría a cabo el 20 de julio, dijo el presidente del parlamento.

El líder del principal partido opositor Samagi Jana Balawegaya, Sajith Premadasa, que perdió las elecciones presidenciales de 2019 ante Rajapaksa, ha dicho que se presentará al cargo.

Premadasa es hijo del ex presidente Ranasinghe Premadasa, quien fue asesinado en un atentado suicida con bomba de los rebeldes tamiles en mayo de 1993.

Sri Lanka dejó de pagar su deuda externa de $ 51 mil millones en abril y está en conversaciones con el FMI para un posible rescate.

La isla casi ha agotado sus ya escasos suministros de gasolina. El gobierno ha ordenado el cierre de oficinas y escuelas no esenciales para reducir los desplazamientos y ahorrar combustible.

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO