La ONU ve indicios de crímenes de guerra, y en Mariúpol denuncian fosas comunes

INTERNACIONALES · 22 ABRIL, 2022 08:14

Ver más de

Efe | @EFEnoticias


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ve «evidencias crecientes» de crímenes de guerra en Ucrania por parte de las tropas rusas, mientras el alcalde Mariúpol denuncia la existencia en la ciudad de fosas comunes con varios miles de cadáveres.

Mediante un comunicado, la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, la chilena Michelle Bachelet, aseguró que en Ucrania las fuerzas armadas rusas «han bombardeado indiscriminadamente áreas pobladas, asesinando civiles y destruyendo hospitales, escuelas» y otras infraestructuras no militares.

Esos son los indicios de posibles crímenes de guerra en estas ocho semanas de conflicto, en el cual «la ley humanitaria internacional no sólo ha sido ignorada, sino totalmente abandonada».

El ataque a la estación de tren de Kramatorsk el 8 de abril, que causó la muerte de 60 personas e hirió a otras 111, simboliza la falta de respeto a las leyes internacionales que prohíben acciones militares indiscriminadas de este tipo, indicó la alta comisionada.

La Misión de Monitorización de Derechos Humanos en Ucrania ha documentado la muerte de, al menos, 2.345 civiles y 2.919 heridos durante la guerra, aunque Bachelet subrayó que la cifra real de víctimas «podría aumentar mucho más cuando salgan a la luz los horrores en zonas de intensos enfrentamientos, como Mariúpol».

Fosas comunes en Mariúpol

El alcalde de la ciudad ucraniana de Mariúpol, Vadym Boychenko, ha denunciado la existencia de una gran fosa común en la que han podido ser enterradas entre 3.000 y 9.000 cadáveres y ha mostrado imágenes tomadas desde un satélite por la empresa tecnológica Maxar como prueba de ello.

La denuncia del alcalde se produjo poco después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, anunciara la toma de la ciudad.

El alcalde de esta ciudad portuaria que los rusos dicen haber tomado por completo, mostró esas imágenes en su cuenta de Telegram: «En las fotos (tomadas) por Maxar el 9 de abril, el sector de la fosa común en Mangush (en el área de Mariúpol) es 20 veces más grande» que la de Bucha, explica el mensaje.

«Putin está destruyendo a los ucranianos. Ya ha matado a decenas de miles de civiles en Mariúpol. Y esto reclama una fuerte reacción de todo el mundo civilizado. Algo tiene que detener el genocidio «, dijo el alcalde.

Azov, el último foco

Con casi medio millón de habitantes, Mariúpol es el principal puerto en el mar de Azov y es clave en los intentos rusos de enlazar las autoproclamadas repúblicas prorrusas de Donestk y Lugansk con la ocupada Crimea.

Putin dijo ayer que cancelaba la orden de asaltar la acería de Azovstal con el argumento de salvar vidas, aunque manteniendo el bloqueo a la zona industrial.

El líder del Kremlin sostuvo que no había «necesidad de meterse a estas catacumbas y arrastrarse en el subterráneo por esas instalaciones industriales», pero exigió el cierre de esa zona industrial «para que no pase ni una mosca, ni hacia dentro ni para fuera».

Ucrania ha dicho que Rusia es «físicamente incapaz» de tomar la acería y el último informe de la inteligencia británica cree que la decisión de Putin pretende liberar fuerzas rusas para que sean desplegadas en otras partes del este de Ucrania, además de evitar «bajas rusas significativas».

Rusia quiere el sur y el este de Ucrania 

Rusia quiere controlar el sur de Ucrania, además del este, no solo para establecer un corredor terrestre desde el Donbás hasta la anexionada península de Crimea, sino también para crear un punto de acceso a la región separatista moldava de Transnistria, dijo hoy el jefe del Distrito Militar Centro ruso.

«Desde el comienzo de la segunda fase de la operación especial, que comenzó literalmente hace dos días, una de la tareas del Ejército ruso es establecer el pleno control sobre el Donbás y el sur de Ucrania», señaló el jefe de esa entidad, general mayor Rustam Minnekéyev.

Según este mando, cuyas palabras recogen las agencias rusas, este control permitirá a Rusia «establecer un corredor terrestre a Crimea y ganar influencia sobre instalaciones vitales de la economía ucraniana y los puertos del mar Negro que sirven para las entregas de los productos agrícolas y metalúrgicos a otros países».

Además afirmó que el control de las regiones del sur de Ucrania dará al Ejército ruso acceso a Transnistria, región separatista prorrusa de Moldavia.

Sin corredores humanitarios 

Ucrania no abrirá este viernes corredores humanitarios debido al peligro en las rutas, informó hoy la viceprimera ministra y titular de reintegración de los territorios temporalmente ocupados de Ucrania, Iryna Vereshchuk.

«Hago un llamamiento a todos los que esperan la evacuación: sean pacientes, por favor, aguanten», dijo Vereshchuk a través de Telegram.

El jueves, las tropas rusas no cesaron el fuego, por lo que no hubo posibilidad de evacuar a la población del poblado de Vysokopilya y las aldeas de Novoznesenske y Mirolyubivka, en la región de Jerson, señala la agencia Ukrinform.

Las tropas rusas tomaron además como rehén al presidente de la comunidad territorial, agregó. Tampoco fue posible abrir un corredor humanitario desde Mariúpol debido a los bombardeos.

Policía de Kiev localiza 1.084 cadáveres de civiles desde el inicio invasión

La policía de Kiev informó hoy, 22 de abril, que se han recuperado ya los cuerpos de 1.084 civiles muertos desde el inicio de la invasión rusa en la región de la capital ucraniana, que no estaban relacionados con el ejército ni ningún otro estamento armado.

«Las personas asesinadas no tenían nada que ver con la Defensa territorial», afirmó el comandante de la Policía de la región, Andriy Nebytov, según el portal de noticias Ukrinform.

Entre 50 y 70 % de esas víctimas murieron por disparos, precisó esa fuente.

Las investigaciones de la policía ucraniana se consideran fundamentales para el esclarecimiento de presuntos crímenes de guerra cometidos por las tropas rusas en toda la región y especialmente en Bucha, a las afueras Kiev, donde hasta hace cinco días se habían localizado ya 420 cadáveres de civiles.

En el anterior recuento de la autoridad policial, emitido el pasado 19 de abril, el balance de muertos en el conjunto de la región de Kiev era de 1.000.

Las autoridades ucranianas subieron asimismo a 208 el número de niños muertos a consecuencia de la guerra desde el inicio de la invasión, el 24 de febrero, mientras que el de menores heridos se sitúa en 386, informaron fuentes de la Fiscalía Federal.