OMS pide acceso a zonas más castigadas en Ucrania y denuncia 91 ataques a red sanitaria

INTERNACIONALES · 7 ABRIL, 2022 09:38

Ver más de

Efe | @EFEnoticias


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reclamó este jueves, 7 de abril, un mejor acceso de la ayuda médica a las zonas más castigadas por el conflicto bélico en Ucrania, a la vez que denunció 91 ataques a la red sanitaria y aseguró que se prepara para todo tipo de contingencias, incluido hipotéticos incidentes con armas químicas.

La Oficina regional para Europa de la OMS ha entregado más de 185 toneladas de suministro médico en Ucrania, llegando a medio millón de personas con material para trauma, operaciones y atención primaria, incluidas zonas como la asediada ciudad de Sumy (este) y 125 toneladas más están en camino, pero los retos continúan.

«Pedimos continuamente convoyes humanitarios a Mariupol, Donetsk y Lugansk. La prioridad es suministrar a lugares difíciles de llegar. La mayoría del material ha ido al este. Pero tenemos que pedir acceso diariamente, las necesidades de la gente crecen todo el tiempo», dijo en rueda de prensa desde Leópolis (oeste de Ucrania) Jarno Habicht, máximo representante en ese país de la OMS.

El director de OMS-Europa, Hans Kluge, señaló como objetivo primordial «asegurar que la gente tenga acceso continuo a los servicios de salud esenciales» y responder luego a los necesidades que vayan surgiendo, ya que dada la situación de incertidumbre, no hay garantía de que no pueda empeorar.

«La OMS está considerando todos los escenarios y haciendo planes de contingencia para situaciones diferentes que podrían afectar al pueblo de Ucrania, desde el tratamiento continuo de víctimas múltiples a ataques químicos», dijo Kluge.

La gestora de incidentes de la OMS en Ucrania, Heather Papowitz, resaltó que este «es un país industrial y que hay peligros químicos por todo el país que pueden verse afectados por ataques», pero que no se trata de que exista una amenaza concreta.

Habicht reveló que la OMS mantiene conversaciones con Kiev sobre la recomendación enviada ya al Gobierno ucraniano en el inicio del conflicto, hace un mes, de destruir los patógenos de sus laboratorios, pero que no ha verificado si se ha hecho «porque no somos una agencia de inspección».

Ataques a la red sanitaria

En los más de cuarenta días del conflicto bélico, la OMS ha registrado 91 ataques a la red sanitaria, que incluyen desde trabajadores sanitarios a ambulancias y hospitales.

«Se trata de una clara violación de las leyes humanitarias internacionales. Nuestro mandato no incluye atribuirlos, solo los verificamos», dijo Kluge, que pidió que cesen «de forma inmediata», a la vez que reclamó a Rusia un alto el fuego humanitario.

OMS-Europa, cuya sede está en Copenhague, denunció también que la cobertura de inmunización de polio y sarampión en Ucrania está por debajo del umbral recomendado, que la mitad de las farmacias están cerradas y que un millar de centros de salud se encuentran junto a zonas de conflicto o cuyo control ha cambiado de manos.

La actividad de la OMS en Ucrania tiene tres prioridades principales: mantener operativos los servicios de salud, cubrir las necesidades de los refugiados en los países limítrofes y reconstruir su sistema de salud nacional.

Aparte de su oficina central en Leópolis, que funciona a plena capacidad, la OMS está montando una base de operaciones en Dnipro (centro), desde donde poder movilizar recursos de forma más rápida y llegar a la gente más vulnerable en zonas de conflicto con suministros urgentes.

Más de 4,2 millones de personas han abandonado Ucrania desde el 24 de febrero, de ahí que la OMS marque como esencial trabajar con los países limítrofes y otros de la región europea para asegurar que se cubran sus necesidades de salud, así como las de quienes requieren tratamientos especiales y que los sistemas de salud de esos países puedan gestionar esas demandas.

«En estos días oscuros, quiero asegurar que la OMS está comprometida a quedarse en Ucrania a corto y largo plazo, respondiendo a retos inmediatos y una futura reconstrucción», dijo Kluge, quien mostró su «admiración» por la labor del personal sanitario frente a «escenas de total devastación y sufrimiento humano inimaginable».

Desaconseja pruebas de tuberculosis a refugiados 

En un comunicado conjunto, la OMS y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (Ecdc) desaconsejaron que se hagan pruebas generalizadas de tuberculosis a los refugiados llegados de Ucrania.

Grupos específicos, así como contactos domésticos de casos confirmados o inmunodeprimidos deberían considerar sin embargo realizarse pruebas.

Ucrania es un país de alta prioridad respecto a la tuberculosis en la región europea y uno de los nueve países en todo el mundo con una alta carga de tuberculosis multirresistente.

Su incidencia por 100.000 habitantes es de 73, frente a la media de 9,5 en la Unión Europea.