Los talibanes asedian Kabul a la espera de una transición de poder pacífica

INTERNACIONALES · 15 AGOSTO, 2021 09:26

Ver más de

Efe | @EFEnoticias


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Los talibanes clamaron este domingo la captura de otras dos capitales provinciales de Afganistán, Bamyam y Maidan Wardak, con lo que ya son 28 de las 34 provincias del país bajo su control, mientras asedian Kabul en una rápida ofensiva final que en una semana ha logrado mayores logros que en veinte años de guerra.

La ciudad de Bamyan, la capital de la provincia central homónima, “fue conquistada”, y con ello puesta bajo el control insurgente la oficina del gobernador, el cuartel general de la policía, el servicio de inteligencia y demás oficinas clave, aseguró el principal portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid.

Con esta captura, que aún no ha sido confirmada por las autoridades locales, todos los vehículos, armas, equipo militar y público quedaron en manos de los insurgentes.

A esta se suma la ciudad de Maidan Shahr, la capital de la provincia de Maidan Wardak, también en el centro del país.

El mismo portavoz de los insurgentes afirmó que los combatientes que luchaban por esta ciudad lograron entrar a la capital y tomaron el control de todas las oficinas gubernamentales regionales.

“El enemigo huyó a Kabul y una gran cantidad de armas, y equipo cayó en manos de los combatientes talibanes”, dijo.

En los últimos días y horas, los talibanes han informado de numerosas victorias consecutivas en casi todo el país, con al menos 28 capitales provinciales bajo su dominio y sus avances en las restantes a una velocidad imparable.

Si bien el grupo armado no ha confirmado la conquista total de Khost, sus combatientes entraron ya a la capital de la provincia homónima, en el sureste del país, y avanzan en sus operaciones para expulsar a las fuerzas y representantes del Gobierno afgano.

El portavoz talibán aseguró que la prisión central de esta provincia ya fue conquistada.

Con casi todo el país dominado, con los talibanes a las afueras de Kabul y las fuerzas afganas abandonando sus puestos, en algunos casos bajo rendición, los talibanes han tomado también las fronteras de Afganistán con varios de sus pasos fronterizos.

El portavoz talibán aseguró hoy que la ciudad de Torkham, ubicada a lo largo de la línea entre Pakistán y Afganistán, ya está siendo controlada por sus hombres.

Torkham es uno de los puntos más importantes entre ambos países que registra el 65 por ciento de la actividad comercial; seguido del de Chaman, en la provincia de Baluchistán, que representa el 25 por ciento, también en manos de los talibanes desde hace más de un mes.

La OTAN clama solución pacífica

La OTAN consideró este 15 de agosto que “es más urgente que nunca” una solución política al conflicto en Afganistán después de que los talibanes hayan llegado esta mañana a las afueras de Kabul tras una ofensiva en las últimas semanas en la que han tomado la mayoría de capitales de provincia del país.

Según una fuente anónima de la OTAN, la Alianza apoya los esfuerzos afganos para “encontrar una solución política al conflicto, que es ahora más urgente que nunca” y mantendrá su presencia diplomática en Kabul, que ajustará “según sea necesario”.

“La OTAN está evaluando los desarrollos en Afganistán de manera constante. Estamos ayudando a mantener las operaciones en el aeropuerto de Kabul para mantener a Afganistán conectado con el resto del mundo”, recalcó la fuente, que añadió que “la seguridad de nuestro personal es primordial”.

Los talibanes llegaron a las afueras de Kabul, donde el Gobierno afgano reconoció que se produjeron “disparos”, aunque los insurgentes aseguran que no entrarán en la capital por la fuerza y están negociando una transición de poder.

El ministro afgano del Interior en funciones, Abdul Sattar Mirzakwal, aseguró en un mensaje televisado que no se producirá ningún ataque en Kabul y la transición de poder se llevará a cabo de manera pacífica, según recoge el canal local Tolo, y garantizó además a la población que estará protegida por las fuerzas de seguridad.

La situación es de pánico en la capital, con las autoridades afganas pidiendo a todos los funcionarios que abandonen sus puestos de trabajo y vayan a sus hogares, mientras cierran tiendas y bancos, con el tráfico paralizado por grandes atascos. 

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: