¿La matanza de civiles en Ucrania constituye un crimen de guerra?

INTERNACIONALES · 5 ABRIL, 2022 15:50

Ver más de

Deutsche Welle


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Las Convenciones de La Haya de 1899 y 1907, un conjunto de tratados multilaterales, establecieron leyes y normas a las que deben atenerse las partes beligerantes.

La definición de crimen de guerra contra civiles quedó consagrada en el artículo 8 del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (CPI) y se basa en los Convenios de Ginebra de 1949.

Recientemente, líderes políticos y observadores han alertado sobre crímenes de guerra en Ucrania. Pero María Varaki, profesora de derecho internacional y directora del Grupo de Investigación de Crímenes de Guerra de la Universidad King’s College, en Londres, sugiere ser cautelosos con el término, pues «la evidencia tiene que ser sustancial y estar revisada y confirmada”.

«De momento, solo podemos hablar de presuntos crímenes de guerra”, dijo a DW.

Los crímenes de guerra representan violaciones graves a la Convención de Ginebra. Según Varaki, estos contemplan asesinatos deliberados de civiles, torturas, desplazamientos forzados y ataques indiscriminados.

Uno de los principios fundamentales de las leyes de guerra es que no se debe atacar a los civiles, explicó Varaki. Sin embargo, tanto en Kiev como en Mariúpol ha habido ataques contra escuelas, maternidades y teatros, lo que califica como una violación a este principio.

«En las últimas horas hemos visto personas vestidas de civil tiradas en las calles (en Bucha), algunas de ellas fueron ejecutadas de un disparo en la nuca. Se trata de atrocidades según el derecho internacional humanitario”, dijo la especialista.

Áreas grises

Como ocurre con muchos aspectos vinculados a la guerra, existen áreas grises sobre lo que constituye un crimen de guerra. Por eso, el derecho humanitario internacional se guía por tres principios: distinción, proporción y precaución. Se estipula que las partes involucradas en un conflicto no pueden atacar civiles o bienes civiles.

Si bien en el papel estos principios parecen ser claros, en la vida real están sujetos a interpretación.

«Por ejemplo, un centro comercial que fue bombardeado. Los ucranianos dijeron que se trataba claramente de una infraestructura civil. Y los rusos dijeron que tenían información de que se estaba utilizando como lugar de almacenamiento para fines militares», indicó Varaki.

Aunque existen reglas para reducir el sufrimiento humano en medio de conflictos, muchas veces estos principios son abusados y manipulados.

Violaciones y agresiones sexuales

El artículo 27 de la Convención de Ginebra de 1949 establece que las violaciones y las agresiones sexuales se consideran crímenes de guerra y una infracción del derecho internacional humanitario.

Múltiples tribunales y el Estatuto de Roma han definido listas detalladas de crímenes basados en género. Una resolución de las Naciones Unidas también reafirmó en 2008 que las violaciones pueden considerarse crímenes de guerra.

Tanto la Fiscalía General ucraniana como la CPI abrirán investigaciones sobre las denuncias de violencia sexual en el contexto de la guerra. Sin embargo, Varaki alerta que la documentación de este tipo de crímenes es un reto.

«El problema es la facilidad con la que estas denuncias se pueden documentar. Estamos hablando de víctimas extremadamente vulnerables», dijo.

A pesar de los intentos por esconder estos crímenes, Varaki espera que más incidentes salgan a la luz y se investiguen.

Genocidio

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha acusado al ejército ruso de cometer un genocidio, lo que implica un intento deliberado por destruir un grupo nacional, étnico, racial o religioso.

El término, explicó Varaki, tiene una carga emocional particular. Pero, de nuevo, se trata de un terreno legal gris.

«Legalmente hablando, es muy difícil probar un genocidio. Se necesita una intención genocida, hay que demostrar que se quiere exterminar a un determinado grupo de personas según el delito de genocidio contemplado en el Estatuto de Roma y en la Convención sobre el Genocidio de 1948», dijo Varaki.