Filtraciones de FinCEN: ¿Qué hace la UE contra el lavado de dinero? - Efecto Cocuyo

INTERNACIONALES · 22 SEPTIEMBRE, 2020 16:06

Filtraciones de FinCEN: ¿Qué hace la UE contra el lavado de dinero?

Texto por Deutsche Welle

Ver más de

Deutsche Welle

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

 Grande es la indignación entre los expertos en política financiera del Parlamento Europeo. Tras la publicación de los documentos de FinCEN y las acusaciones contra diversos grandes bancos europeos de haber colaborado en el lavado de dinero, la europarlamentaria austriaca Evelyn Regner afirmó que queda en evidencia que los bancos ignoran sus propias reglas y eluden las leyes vigentes: “¿Cuántas revelaciones serán necesarias aún hasta que por fin cerremos el grifo de dinero a las redes criminales que operan a nivel internacional?”, planteó.

Markus Ferber, portavoz de política financiera de la bancada cristianodemócrata en el Parlamento Europeo, observa grandes carencias en la UE: “Quienes lavan dinero y sus cómplices se aprovechan de que los países miembros aplican tibiamente las reglas vigentes, no se coordinan entre sí y no existe un organismo supervisor europeo con verdadera potestad para intervenir”.

Leyes duras que no se aplican

La Unión Europea ha dictado ya cinco leyes contra el lavado de dinero. Estas han conducido, entre otras cosas, a que todos los países de la UE establecieran una “Unidad de Inteligencia Financiera” (FIU, por sus siglas en inglés), destinada a investigar transacciones sospechosas. En Alemania, el servicio de aduanas es el encargado de esa FIU. Pero, a juicio de la portavoz de política financiera de la bancada cristianodemócrata/cristianosocial en el Parlamento alemán, Antje Tillmann, no dispone de las competencias necesarias ni de suficiente personal.

Daniel Ferrie, portavoz de la Comisión de la UE, indicó con respecto a los documentos de FinCEN que el problema es conocido. Afirmó que la lucha contra el lavado de dinero tiene “alta prioridad” y que las reglas de la UE son en teoría “las más duras del mundo”, agregando que ahora hay que aplicarlas.

Ya en mayo, la Comisión Europea se quejó de que los países de la UE no llevan a la práctica seriamente sus compromisos derivados de las leyes contra el lavado de dinero. Por este motivo, se han abierto causas contra varios de ellos, por vulneración de los tratados de la UE. “Está claro que debemos ocuparnos de esa negligencia e imponer una aplicación armónica de las reglas en toda la UE”, señaló la Comisión de Bruselas.

Organismo central contra el lavado de dinero

De acuerdo con Transparencia Internacional, solo 11 países de la UE han volcado plenamente las leyes europeas contra el lavado de dinero en sus legislaciones nacionales. En 25 de los 27 países integrantes tienen su sede bancos que han realizado reiteradamente transacciones sospechosas, según indicó la experta en lavado de dinero de Transparencia Internacional, Laure Brillaud, en Bruselas. En su opinión, “la UE debe, con urgencia, hacer más contra el lavado de dinero. Año tras año vemos escándalos en que Europa aparece como puerto seguro para quienes lo realizan y para el dinero robado”.

La Comisión Europea anunció en mayo que a comienzos de 2021 propondrá un nuevo organismo central contra el lavado de dinero. Este tendría que ser aprobado por los países de la UE. Y podrían pasar años antes de que pudiera operar efectivamente.

Además, la Comisión Europea quiere imponer de forma vinculante la cooperación entre las Unidades de Inteligencia Financiera nacionales a partir de 2021. La intención es que los supervisores puedan intercambiar con mayor facilidad sus datos.

A comienzos de este año, la “Autoridad Bancaria Europea” (ABE) recibió nuevas tareas y competencias en la lucha contra el lavando de dinero. Sin embargo, la ABE se quejó en septiembre de que solo puede coordinar, pero no investigar. De hecho, solo puede instar a actuar a los organismos nacionales de supervisión.

El experto financiero británico Graham Barrow señaló a DW que faltan incentivos para que los bancos pongan coto a transacciones con las que podrían ganar mucho dinero. Se intenta luchar con organismos nacionales contra un problema transnacional. Barrow recomienda un proceder europeo: “Un organismo de la UE contra el lavado de dinero cambiaría el campo de juego. Nosotros respetamos las fronteras nacionales, pero los criminales no lo hacen. Tenemos que trabajar internacionalmente, como los criminales”.

Lista de países sospechosos

El 1 de octubre de 2020 entrará en vigor una nueva lista de países que la UE la identifica como “ovejas negras” en materia de lavado de dinero. Los negocios con bancos y empresas de esos países son considerados básicamente como sospechosos. En la lista figuran actualmente las Bahamas, Barbados, Botsuana, Gana, Jamaica, Camboya, Mauricio, Mongolia, Myanmar, Nicaragua, Panamá y Zimbabue. Fueron retirados del listado algunos países que se comprometieron a cooperar en la lucha contra el lavado de dinero, como Bosnia-Herzegovina, Guyana, Laos, Etiopía, Sri Lanka y Túnez.

Durante años, también se contó entre los “lavadores de dinero” a Chipre, país miembro de la UE. Allí estaban registradas cientos de miles de empresas de papel que servían para transferir dinero sucio, especialmente de fuentes rusas y ucranianas. Ese modelo de negocios de Chipre ha de cambiar. Pero fue por presión de Estados Unidos, no de la UE, que los bancos chipriotas cerraron en los últimos años cientos de cuentas sospechosas.