Estados Unidos comienza a devolver a migrantes ucranianos en la frontera con México

INTERNACIONALES · 25 ABRIL, 2022 14:12

Ver más de

Efe | @EFEnoticias

Foto por The Texas Tribune

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Migrantes ucranianos comenzaron a ser devueltos a México en el puerto de entrada de San Ysidro (California) para que tramiten el asilo a través de internet, en medio de llamados al Gobierno de Estados Unidos a dejar el «racismo» y tratar a los latinoamericanos de la misma manera que a los europeos.

Pedro Ríos, director del proyecto fronterizo del Comité de Servicios de los Amigos Americanos, dijo a Efe que la forma como se ha tratado a los ucranianos debería ser la regla para todos quienes solicitan asilo.

«Lo que es obvio es el racismo inherente a cómo la política de inmigración de EE.UU. determina quién merece ayuda según el color de la piel, el país de origen, y cómo determina qué vida se valora por encima de la de los demás», se lamentó el activista.

El Gobierno de Joe Biden anunció la semana pasada que permitirá a los ucranianos solicitar su admisión por dos años a Estados Unidos mediante un sistema electrónico para llegar directamente al país vía aérea sin necesidad de ir la frontera con México.

Esta noticia tomó por sorpresa a cientos de ucranianos que ya se habían trasladado a la frontera de EE.UU. y México, a quienes comenzaron a devolver a partir de este lunes, 25 de abril, en todos los puertos de entrada terrestre.

Pintarse el cabello

Tras la invasión de Rusia a Ucrania hace más de dos meses, los ucranianos han compartido el drama de mexicanos, centroamericanos, cubanos, venezolanos y otros latinoamericanos en la frontera entre México y Estados Unidos, aunque han tenido preferencia de entrada a EE.UU. y los favorecen con el Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés).

Tania Calvillo, una preparadora de impuestos de Chula Vista (San Diego), dice que hay que pintarse el pelo «güero» (rubio) para no ser «invisible» para Estados Unidos.

«Para los migrantes negros ha sido una puerta cerrada, deportaciones y maltrato«, manifestó por su parte Ríos.

El activista se refiere especialmente al Título 42 activado en 2020 por el entonces presidente Donald Trump, que devuelve de forma expedita a los migrantes en la frontera, incluso a los solicitantes de asilo, con el argumento del posible riesgo por la pandemia de covid-19.

Sin embargo, por «cuestiones humanitarias» los ucranianos han estado eximidos de la polémica medida, según un memorando del pasado 11 de marzo del director de Operaciones de Campo de CBP, Matthew Davis.

Este domingo, en el puerto de entrada de San Ysidro, docenas de ucranianos procedentes de Tijuana (México) fueron los últimos en pasar, pues a partir de este lunes tienen que hacer sus peticiones por internet a través del programa «Unidos por Ucrania (U4U).

No viajen a Tijuana

«Hemos enviado este fin de semana representantes a Ciudad de México a explicar a miles de ucranianos que ya están ahí o están en camino que no viajen a Tijuana, pero anticipamos que todavía este lunes y martes algunos llegarán a la frontera y serán rechazados», dijo a Efe Andrey, voluntario que ayuda a los ucranianos y que no quiso decir su apellido.

Subrayó que desde este 26 de abril los ucranianos que lleguen a México pasarán por el mismo proceso que aquellos que estén en Europa. «No habrá ventajas ni trámites más rápidos para quienes transiten por México«, apuntó.

También advirtió que los ucranianos que insistan en llegar a solicitar asilo y traten de ingresar por la fuerza por el puerto de entrada o por zonas aledañas «serán devueltos a México».

Según datos de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), desde el 14 de marzo han cruzado por San Ysidro unos 18.000 ucranianos en busca de asilo.

Andrey, quien recoge migrantes refugiados en el aeropuerto de Tijuana y los acompaña hasta cruzar la frontera, dijo que el cambio de planes de la Administración Biden tomó por sorpresa a «miles de ucranianos que ahora están en el corredor que se había formado de Europa a Ciudad de México y de ahí a Tijuana y luego a San Diego».

Estos inmigrantes ahora enfrentan en la frontera la mano dura del Título 42, una medida que el presidente Biden dijo que se eliminará el próximo 23 de mayo pese a las críticas de los congresistas republicanos y también de varios demócratas.

Ríos dijo que espera que desde mayo a los migrantes que no sean de Ucrania los traten de manera «justa» y que el Gobierno de EE.UU. «respete su derecho de asilo».