España valora positivamente comienzo de diálogo entre Gobierno y oposición de Venezuela

INTERNACIONALES · 14 AGOSTO, 2021 15:03

Ver más de

Efe | @EFEnoticias


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El Gobierno de España valora el inicio de un proceso de diálogo entre el Gobierno y la oposición de Venezuela para dar una solución a la situación de ese país, y reitera su compromiso con un acuerdo “que desemboque en unas elecciones creíbles” que “contribuyan a la reinstitucionalización democrática de Venezuela”.

Tras sucesivos diálogos fracasados, el Gobierno y la oposición de Venezuela iniciaron este, viernes, en México, una nueva negociación con la intención de llegar a acuerdos para unas elecciones con garantías y el levantamiento de las sanciones internacionales.

En un acto público en el Museo Nacional de Antropología, en Ciudad de México, el representante de la delegación del Gobierno de Nicolás Maduro, Jorge Rodríguez, y el de la oposición, Gerardo Blyde, firmaron un memorando para dar el pistoletazo de salida a las conversaciones.

El Gobierno de España valora, en un comunicado remitido por el Ministerio de Exteriores este sábado, el inicio de ese proceso y reitera su compromiso “con una solución política negociada, dirigida por los propios venezolanos con acompañamiento internacional, que desemboque en unas elecciones creíbles, incluyentes y transparentes que contribuyan a la reinstitucionalización democrática de Venezuela”.

“Asimismo, el Gobierno de España expresa, una vez más, su compromiso con el pueblo venezolano, anima a todas las partes a que se impliquen activamente y de buena fe en el proceso que ahora se inicia y manifiesta su total disposición para acompañar y contribuir al éxito de las negociaciones”, añade el comunicado. 

El ministro socialista de Asuntos Exteriores y Cooperación de España, José Manuel Albares,dijo a través de su cuenta de Twitter que da su apoyo “al proceso de negociación y diálogo en Venezuela”, pese a que otros sectores de la opinión pública de España califica de pocas las esperanzas de que esto conduzca a un cambio real en el país.