Disputa diplomática entre Reino Unido e Irán por captura de petrolero británico en estrecho de Ormuz - Efecto Cocuyo

INTERNACIONALES · 20 JULIO, 2019 09:35

Disputa diplomática entre Reino Unido e Irán por captura de petrolero británico en estrecho de Ormuz

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Irán lo confirmó. La captura de un petrolero británico en el estrecho de Ormuz provocó, este sábado 20 de julio, una disputa diplomática entre Irán y el Reino Unido que convocó al encargado de negocios iraní en Londres para reclamarle la decisión del gobierno de la república islámica de retener la embarcación.

El ministerio británico de Exteriores llamó este sábado al encargado de negocios de Irán en Londres, Mohsen Omidzamani, tras la captura del petrolero Stena Impero en el estrecho de Ormuz, confirmó a Efe una portavoz del Foreign Office.

El Gobierno pidió a las embarcaciones del Reino Unido que permanezcan fuera de Ormuz por un «periodo provisional», después de que el petrolero de bandera británica fuese retenido este viernes 19 de julio por Irán.

La solicitud se produce especialmente después de que autoridades iraníes reconocieran que la captura del Stena Impero en un acto de represalia, por la detención de un tanquero del país árabe, que está retenido desde hace dos semanas en Gibraltar.

El tanquero iraní Grace 1 se encuentra retenido hace ya 15 días, por lo que Irán decidió responder con la misma moneda a las potencias occidentales, especialmente después que se anunciara la retención por otros 30 días.

Fue interceptado el 4 de julio por las sospechas de que transportara crudo a una refinería de Siria, país sujeto a sanciones de la Unión Europea, y su detención fue prorrogada, pese a que las autoridades iraníes negaron que se dirigiera al país árabe.

El líder supremo de Irán, Alí Jamenei, calificó este suceso el pasado martes de «acto de piratería marítima» y advirtió de que su país respondería «en el momento apropiado» al Reino Unido.

Aunque, las principales autoridades del país no se han pronunciado hasta ahora sobre la captura efectuada por la Guardia Revolucionaria iraní y la versión oficial es que se debió a una infracción de la normativa de navegación.

Sin embargo, el secretario del poderoso Consejo de Discernimiento de Irán, Mohsen Rezaí, aseguró que las autoridades no retrocederán a la hora de «tomar medidas de represalia».

«No buscamos la guerra pero no retrocederemos ni un milímetro para tomar medidas de represalia, ya sea contra Sadam (Husein), (Donald) Trump o la Reina», escribió Rezaí en su cuenta de Twitter, aludiendo en último término a la corona británica.

En la misma línea, el portavoz del Consejo de Guardianes, Abasali Kadjodaí, señaló que «la regla de la represalia es un concepto reconocido en el derecho internacional que se usa frente a las medidas ilegales de otro país».

Por ello, consideró que la captura del Stena Impero es «correcta» para hacer frente a «una guerra económica ilegal y a la incautación de petroleros», en referencia a las sanciones estadounidenses contra Irán y a la detención del Grace 1 en Gibraltar.

El petrolero Stena Impero, con bandera británica y perteneciente a la naviera Stena Bulk, perdió el contacto con su operador el viernes por la tarde, después de recibir el aviso de que varias embarcaciones sin identificar y un helicóptero se acercaban al buque.

El operador del Stena Impero ha informado de que el petrolero cumplía «plenamente» con todas las regulaciones sobre la navegación internacional cuando fue interceptado en el estrecho de Ormuz.

Según Stena Bulk, no hay heridos entre los 23 miembros de la tripulación, de diversas nacionales pero ninguna británica.

El Stena, de 30.000 toneladas, había zarpado desde Emiratos Árabes Unidos y se dirigía a un puerto de Arabia Saudí.

Otro petrolero, el Mesdar, de bandera liberiana, consiguió este viernes restablecer contacto con su operador británico y continuó su viaje por Ormuz, tras haber sido abordado por guardias armados iraníes.

El estrecho de Ormuz se ubica entre Irán, Emiratos Árabes Unidos y Omán. Su importancia es vital, ya que por ese paso entre el Golfo Pérsico y el Golfo de Omán transita una quinta parte del petróleo que se consume en el mundo.

Foto: El País de España