Castillo llama “a la más amplia unidad del pueblo peruano” al ser proclamado presidente electo

INTERNACIONALES · 19 JULIO, 2021 18:12

Ver más de

Efe | @EFEnoticias


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El presidente electo de Perú, Pedro Castillo, llamó este lunes “a la más amplia unidad del pueblo peruano” para que la gestión que ejercerá desde este 28 de julio permita que su país sea “más justo, más soberano, más digno y más humano”.

“En este momento llamo a la más amplia unidad del pueblo peruano, para forjar y abrir la puerta del próximo bicentenario sellando este bicentenario con todas sus diferencias, con todos sus problemas y con todo lo que hemos vivido”, enfatizó Castillo ante cientos de sus seguidores que llegaron hasta su local partidario en Lima.

El profesor de escuela rural y sindicalista aludió de esa manera a que, tras ganar el balotaje que disputó el pasado 6 de junio con la derechista Keiko Fujimori, asumirá el mando el mismo día en que Perú celebrará el bicentenario de su independencia.

Castillo también agradeció a sus “queridos compatriotas, a todos los peruanos” por haber apoyado a su fórmula presidencial, que integró con la vicepresidenta electa Dina Boluarte y este lunes fue proclamada ganadora por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

“Sí se pudo”

El candidato se presentó ante sus seguidores desde un balcón del local de su partido, minutos después de que el JNE confirmara que será el próximo presidente de Perú para el período 2021-2026 y mientras sus seguidores coreaban “Sí se pudo”.

“Hoy es un día de esperanza”, se escuchaba por los megáfonos en el momento en que Castillo apareció rodeado por sus principales seguidores y su vicepresidenta Boluarte.

“Él es el presidente del bicentenario”, se agregó en medio de una lluvia de papel picado mientras Castillo saludaba a sus compatriotas con su característico sombrero chotano, típico de la localidad de la región norteña de Cajamarca, donde nació.

“Traigo acá el corazón abierto para todos y cada uno de ustedes, acá, en este pecho, no hay rencor”, sostuvo en alusión a la polarizada campaña de la segunda vuelta electoral, que llevó a Fujimori a asegurar que había sido víctima de un “fraude”, aunque sin presentar pruebas contundentes.

El presidente electo aseguró que ahora “primero está el Perú” y pidió “la lealtad de este pueblo” y “también el esfuerzo y el sacrificio” que se compartirá en la “lucha para hacer un Perú más justo, más soberano, más digno y más humano”.

Llamado a rivales políticos

Invocó, en ese sentido, a sus rivales políticos a “acercarse” y específicamente se dirigió a Fujimori para decirle que ya no se pongan “más barreras en esta travesía ni más obstáculo para sacar adelante a este país”.

“Este espacio es para hacer un Gobierno de todos los peruanos, de todas las sangres, sin discriminación alguna. Este será el Gobierno donde nadie se queda atrás, hago la convocatoria, está abierto este espacio pero con lealtad con transparencia”, enfatizó.

Castillo también ratificó su “compromiso para hacer una lucha contra la corrupción y contra los grandes males que han sellado este bicentenario” de la historia peruana.

“Vamos a trabajar juntos, vamos juntos a sacar adelante esta patria”, remarcó antes de aludir a las afirmaciones de sus rivales políticos, que lo acusan de ser “comunista” y “chavista”.

El presidente electo enfatizó que se opone a “cualquier cosa que vaya en contra de la democracia” y que, por ese motivo, va “a rechazar cualquier pretensión de traer un modelo de otro país”.

“Los peruanos sí podemos”, concluyó.

Proclamación oficial

Castillo fue proclamado este lunes presidente electo de Perú, un mes y medio después de los comicios que ganó a Fujimori, quien retrasó su nombramiento con más de un millar de impugnaciones en las que denuncia sin pruebas fehacientes un supuesto “fraude”.

Después de declarar infundados los últimos recursos legales presentados por Fujimori, el JNE refrendó los resultados de la votación, donde Castillo obtuvo el 50,12 % de los votos válidos, un estrecho triunfo por apenas 44.263 votos de ventaja sobre Fujimori.

Antes de la proclamación, Fujimori anticipó, en un pronunciamiento público, que respetará la proclamación del JNE pese a que la calificó de “ilegítima” por seguir considerando que hubo un fraude el día de la elección.