Así votaron los venezolanos en Estados Unidos en las presidenciales de este 3#Nov

INTERNACIONALES · 3 NOVIEMBRE, 2020 21:48

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

Foto por Efe

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

En los centros de votación o por correo, los venezolanos en Estados Unidos también votaron en las presidenciales que decidirán quién será el próximo jefe de la Casa Blanca: Joe Biden o Donald Trump.

Estos comicios, considerados uno de los más reñidos en la historia contemporánea de EE. UU., tienen ya varios récords como el voto anticipado que superó los de 2016 y se realizan en medio de la pandemia del coronavirus, en el país que tiene más contagios y fallecidos en el mundo.

Vía telefónica o por Whatsapp contaron a Efecto Cocuyo sus experiencias con el sufragio de este 3 de noviembre.

Fairfax sin colas

Esta es la cuarta vez que Adriana González vota en unas presidenciales. Lo hizo en Fairfax, Virginia, y acudió junto a su hija que votaba por primera vez.

A diferencia de los anteriores procesos cuando optó por el voto anticipado, en estas presidenciales había mucha cola cuando abrieron los colegios electorales para esa opción. Como trabaja desde su hogar, prefirió este 3 de noviembre completar sus ocho horas de labor para acudir después al colegio electoral.

En entrevista telefónica contó que el proceso fue rápido. Le tomó alrededor de cinco minutos. Con señalizaciones y advertencias sobre las medidas a seguir por el coronavirus.

Con guantes y mascarillas, las dos acudieron a sufragar. En el colegio electoral verifican primero que la dirección del elector coincida con la que tiene su licencia de conducir, documento que sirve para poder votar. Después le entregan un papel anaranjado al votante que lleva a otro espacio, donde le dan la boleta y una carpeta para que la coloque después de sufragar.

Tras introducir la boleta en una máquina, el voto es contabilizado y la persona coloca a un lado el bolígrafo que usó y en otro la carpeta.

Sale del centro de votación por un sitio diferente al que entra, donde había un puesto de desinfección antes de abandonar el centro electoral.

«No tomó más de cinco minutos; no había cola, vimos como a unas 10 personas votando. Seguían llegando y así como entraban salían», explicó.

Elecciones en Estados Unidos: así cambió Donald Trump la política internacional

 

Voto con mascarilla y distanciamiento físico

En Michigan, a Raquel Notz le tomó menos de una hora votar en su condado. Dijo que había menos personas en cola por el voto anticipado y la pandemia del COVID-19.

«La experiencia fue buena. Este año con lo de la pandemia mucha gente votó por correo, así que fue bastante rápido, un poco menos de un hora. La boleta electoral es larga, tienes que elegir muchas cosas, unas a nivel nacional, otras estatal y de condado. Hay que realmente informarse con anticipación para saber que estás haciendo», detalló vía Whatsapp.

Para votar debió usar un tapabocas o mascarillas. El distanciamiento entre las personas también era obligatorio, y cada vez que alguien pasaba a sufragar, los encargados de las mesas desinfectaban el lugar. Además tenían gel antibacterial para los electores.

Aunque vive en una ciudad que tradicionalmente favorece al partido Demócrata, no se atrevió a anticipar ningún resultado sobre quién será el ganador de la contienda.

«La verdad es difícil tener una idea general. La pequeña ciudad donde vivo es en su mayoría Demócrata, pero apenas sales de acá da la impresión de que el resto del estado es Republicano. Para mí es difícil anticipar el resultado».

Elecciones Trump vs Biden: la tensión y el temor a la violencia en la víspera de los comicios en EE.UU.

Hasta 120.000 venezolanos en EEUU pueden votar

En Estados Unidos hay 480.000 venezolanos, de los que 120.000 pueden ejercer el voto en estas presidenciales.  Según el periodista experto en temas electorales Eugenio Martínez, más de la mitad de los que pueden sufragar se encuentran en Florida.

Rafael Fuenmayor es uno de ellos y decidió votar por correo. Pidió la boleta y en su casa le tomó algo más de una hora escoger. No solo debía seleccionar a presidente, sino también sobre enmiendas a la Constitución de Florida, sobre referendos locales y hasta por la junta escolar.

«Es la primera vez que voto para presidente luego de 11 años viviendo en Estados Unidos. Podía votar en 2016 pero vivía en Puerto Rico y allá no se puede votar por presidente», dijo en un audio que compartió vía Whatsapp.

Agregó que al hacerlo por correo fue más seguro, pero además le permitió tener más tiempo y ver cuáles eran las propuestas sobre los temas locales como la junta escolar.

«Ejercí el voto de la manera que consideré más segura», sostuvo. Después de sellar el sobre lo depositó en una urna de metal en su centro de votación. Fue en automóvil, donde lo recibió una persona que constató, con sus documentos de identificación, se trataba de su voto y no necesitó bajarse del vehículo.

«Me di a la tarea de estudiar el voto y no hacerlo entubado por líneas partidistas», resaltó Fuenmayor.

Voto familiar

También en Florida, en West Palm Beach ejerció su voto Gaby Pérez. Con 20 años en EEUU, en su familia sufragaron ella, su esposo y por primera vez su hijo.

Aunque escogió el voto por correo, acudió al centro de votación el 25 de octubre, donde los tres miembros de su grupo familiar depositaron su sobre en la urna electoral.

«La verdad que no había prácticamente cola, había poca. Me gustó que tienen el buzón con alguien que la está chequeando y no me atreví realmente por correo», sostuvo vía telefónica.

Jesús Valencia vive en Florida desde hace 18 años. Hace cuatro semanas optó por votar a través del correo como método de seguridad por el COVID-19.

En conversación telefónica con Efecto Cocuyo explicó cómo es el proceso. El elector que decide sufragar por correo debe pedir la boleta a su centro electoral. Cuando llega a su residencia, la persona escoge las opciones de su preferencia, después debe sellar y colocar la boleta electoral según las indicaciones dentro del mismo sobre. Una vez completado ese paso la envía por correo.

En el caso de Florida los votos por correo se cuentan antes de la elección y el elector verifica a través de Internet cuándo llega su sobre al centro de votación y cuándo es contado.

«Florida es uno de los estados que cuenta el voto antes de la elección, mi voto ya fue contado», dijo Valencia.

Apoyo a Trump

Aseguró que reeligió a Donald Trump para presidente por su apoyo a la causa venezolana. Entre las medidas que aplicó y el venezolano respalda mencionó las sanciones a la estatal petrolera Pdvsa, y el lobby que hizo el actual presidente de EEUU por buscar el respaldo internacional para Juan Guaidó.

«Creo que ha hecho todo lo que se puede esperar de un presidente estadounidense. Jamás me imaginé que lo hiciera e hizo más de lo que hubiera hecho un presidente americano. Sancionar a Pdvsa era impensable hace años, el lobby de su administración para el reconocimiento a Guaidó por más de 50 países es un trabajo es apoyo del pueblo venezolano», explicó.

Pero también sostuvo que lo hizo porque teme que de ganar Joe Biden, el candidato del partido Demócrata, no pueda controlar el ala más radical de la organización.

Su voto fue en el condado de Miami Dade.

Otro venezolano, que prefirió no dar su nombre, sufragó a las 10:00 de la mañana hora de Florida, este mismo 3 de noviembre. Tiene 19 años en Estados Unidos y también optó por Trump.

Sufragó en el condado de Orange, de forma rápida y sencilla. Dijo vía Whatsapp que apoyaba a Trump porque a pesar de la pandemia se ve una mejor calidad de vida con su gobierno en los últimos cuatro años.

«Defiendo los valores de la democracia. Con Trump de nuevo se verá progreso a pesar de la pandemia», afirmó.

Polarización extrema

En Miami-Dade Luis Zelkowicz, quien vive hace 14 años en el país norteamericano, votó junto a su esposa hace dos semanas por correo. También en prevención por el COVID-19.

Lamentó que los dos candidatos presidenciales, Donald Trump y Joe Biden, hayan llevado una campaña de polarización al límite.

«Están llevando las cosas más al límite, de bando y bando quieren decir que es una elección que va a cambiar muchas cosas, que traerá grandes cambios, cosa que no creo que sea tan así».

Sobre la situación venezolana, tampoco espera que el triunfo de uno u otro aspirante signifique un giro trascendental hacia el gobierno de Nicolás Maduro.

«Sorprende ver a la gente en Venezuela que se ha tomado esto como si fuese determinante para el destino del país, que tampoco lo veo de esa manera. Y sorprende a ver a mucha gente que cae en ese juego de promesas sin fundamento, de esperar por una invasión militar, que ni Trump ni Biden han dicho que llevarán a cabo».

Daianna Roberty vive con su esposo e hijos en The Woodlands, Texas. Votó hace más de una semana, cuando se permitió el voto anticipado en esta localidad. Acudió junto a su pareja a la biblioteca pública.

La localidad queda a media hora de Houston, la capital del estado que es uno de los principales para definir quién es electo presidente, porque el colegio electoral de esta región aporta 38 votos al ganador.

Quién gana en EE. UU.

En Estados Unidos no gana las elecciones presidenciales quien obtenga el voto popular, sino quien sume más votos de los Colegios Electorales. Un candidato necesita 270 de los 538 votos de los Colegios para hacerse con la Casa Blanca.

Los estados de Florida y Pensilvania son clave para Trump y Biden, que en los últimos días de campaña intentaron captar el favor de sus electores en esas zonas.

Según la BBC Mundo, los estados donde no había un claro favoritismo para los candidatos son Carolina del Norte, Florida, Pensilvania, Michigan, Wisconsin y Arizona.

Además, hicieron la precisión de que por el voto anticipado o por correo «el candidato que parezca liderar la contienda durante la noche puede que no acabe siendo el ganador».

Analistas aseguran que para Trump es vital ganar en Florida. De hacerlo debería prestar atención en Wisconsin, Michigan y Pensilvania, que en 2016 abandonaron a los demócratas y apoyaron al actual presidente.

Según el US Election Project, más de 100 millones de estadounidenses votaron de forma anticipada, que significará el mayor nivel de participación de los últimos 100 años en este país.