Suspensión de cuentas de Adobe también deja una huella económica - Efecto Cocuyo

ECONOMÍA · 9 OCTUBRE, 2019 11:22

Suspensión de cuentas de Adobe también deja una huella económica

Texto por Margaret López | @Jamsg

Ver más de

Margaret López | @Jamsg

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

Agencias de publicidad, productoras de video, estudios de animación digital, universidades, diseñadores gráficos y fotógrafos son parte de los afectados por la suspensión de todas las licencias de Adobe Systems Incorporated a clientes venezolanos. No en vano, el impacto económico de la medida se concentra en las pequeñas empresas y en los profesionales independientes.

“Nos perjudica a quienes trabajamos con comunicación visual y software legal en Venezuela. Es muy pronto para hacer la estimación económica de cuánto nos perjudica, pero a partir del 28 de octubre, todos los ID de Adobe registrados como Venezuela van a quedar inhabilitados”, aseguró Giampiero Posa, director de la escuela de formación Posa Studios, en entrevista para Efecto Cocuyo.

Esta empresa caraqueña tiene 23 años certificada por Adobe para formar a otros en el uso de sus productos. Buena parte de sus ingresos mensuales dependen de los talleres que dictan de programas como, por ejemplo, Photoshop para el retoque de imágenes, Illustrator para la creación de ilustraciones y de Premiere para la edición de videos. En especial, porque son un instituto autorizado para emitir certificados con el aval internacional de Adobe.

Los tres turnos de talleres que se dictan a diario en Posa Studios fueron suspendidos esta semana, después de que este lunes 7 de octubre fueran de los primeros en el país en recibir la notificación oficial de que Adobe ya no le prestará sus servicios a las cuentas registradas por venezolanos.

La suspensión de la facturación durante toda una semana en medio de la hiperinflación es una primera huella económica de este caso, pero lo que más le preocupa a este pequeño empresario es la incertidumbre asociada a esta medida que está amparada en la orden ejecutiva 13884 emitida por el gobierno de los Estados Unidos y que prohíbe que el Estado venezolano o personas allegadas negocien con empresas norteamericanas.

“La validez de nuestra certificación caduca en junio 2020 y como nuestro compromiso es el desarrollo profesional y cultural en Venezuela, seguiremos con nuestros talleres la próxima semana. En nuestro caso, tenemos otras cuentas con Adobe ID en otros países y no tenemos previsto cesar con nuestras actividades. No sabemos si después la decisión cambiará o no”, advirtió Posa.

Horas de trabajo perdidas  

Para otros la pérdida económica está asociada al dinero de la licencia oficial de Adobe que ya no podrán pedir de vuelta y en el tiempo que tendrán que invertir ahora en buscar un software sustituto, que les permita trabajar en la nube de Internet con una estructura igual de práctica para sus labores.

“Nuestro caso no es tan fuerte como en el área publicitaria. Usamos las aplicaciones de documentos del Reader y la nube de Adobe. Nos permitía tener las bases de datos de documentos en línea y manejar algunas cosas administrativas de la facturación, los recibos y la contabilidad. Para nosotros, el insustituible es el manejo de documentos”, detalló Ricardo Sucre Heredia, quien tiene una firma de análisis y consultoría política, en entrevista para Efecto Cocuyo.

Sucre Heredia acaba de empezar con las pruebas de otros programas para encontrar uno que le permita editar los documentos, trabajar con varias personas a distancia y que le brinde un buen almacenamiento digital. Todos esos tanteos son horas menos que podrá dedicar a sus análisis y por ende, son horas que dejará de cobrar a sus clientes.  

A los profesionales independientes del diseño gráfico también les preocupa qué pasará con las horas invertidas en armar su portafolio digital en la red de Adobe. Aparte de que ya no tendrán la posibilidad de usar las herramientas de edición tampoco podrán hacer uso de Behance, que es la red social de la compañía para la exhibición de los trabajos creativos.

“Con un portafolio en Behance eres más fácil de encontrar, también es donde puedes conectarte con clientes y otros creativos alrededor del mundo, pero lo más importante es la comunidad de la que eres parte”, explicó la diseñadora gráfica Gabriela Yánez.

Yánez conoce bien la importancia de exponer sus trabajos en una red internacional de creativos. Fue Behance lo que le permitió encontrar su actual empleo en los Estados Unidos y también desde allí logró proyectarse para ser semifinalista de los premios Adobe Design Achievement Awards, al igual que organizar dos eventos para la revisión de portafolios en el Museo de la Estampa y del Diseño Carlos Cruz-Diez.

“Los más afectados serían los que se encuentran en Venezuela, que es lo más preocupante, pues no tendrían opción a abrir una nueva cuenta. Sin Behance habrá que migrar a otras plataformas o desarrollar una página web y como en todos los casos irse adaptando. Sería una lástima porque es una gran plataforma que ofrece una muy buena ventana para mostrar el talento del diseño venezolano en todo el mundo”, expresó Yanez.

Montar una página web desde cero para subir un portafolio requiere de una inversión que algunos diseñadores gráficos en Venezuela no tienen cómo cubrir. La suspensión de Adobe, sin duda, es un golpe para la llamada economía naranja que está asociada a los bienes y servicios culturales y que para muchos actúa todavía como un salvavidas económico en medio de la hiperinflación.  

Foto principal: Mark Cruz | Unsplash