¿Se han cumplido los anuncios cafetaleros de Castro Soteldo? #CocuyoChequea

ECONOMÍA · 25 MARZO, 2018 17:00

Ver más de

Jeanfreddy Gutierrez | @Jeanfreddy


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El 6 de enero de 2016 el entonces gobernador del estado Portuguesa, Wilmar Castro Soteldo, renunció a su cargo de elección popular para asumir el liderazgo del Ministro de Producción Agrícola y Tierras, designación hecha vía decreto presidencial. El máximo encargado de fomentar la agroproducción en el país ha hecho distintos anuncios sobre el cultivo y cosecha del café, rubro tropical de tradición en Venezuela, que oficialmente dejará de ser importado.

En octubre de 2016, el mes en que se realiza la cosecha del café en Venezuela, Castro Soteldo anunció en el Consejo de Economía Productiva No. 35, desde el Palacio Blanco, que gracias a las acciones de su despacho, ese año se planeaba producir “un promedio de 2.745.000 quintales (bolsas de 46 kilos) de café en 183 mil hectáreas sembradas”. Esto equivaldría a 126.270 toneladas o 2.104.500 de bolsas de 60 kilogramos, medida estándar de la Organización Internacional del Café (ICO por sus siglas en inglés).

Tomando en cuenta los datos de la Memoria y Cuenta del mismo despacho, para el año 2015 se sembraron 173 mil 799 hectáreas, para un total de 48.749 toneladas de café o 1,06 millones de quintales. El optimismo de una recuperación de la cosecha de café presentado por Castro Soteldo era compartido por Vicente Pérez de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro), pero con diferencias en las cifras.

El productor afirmó que 2016 tendría una leve mejoría con respecto al año anterior, cuando se produjeron 450 mil quintales. Esperaba ahora alcanzar los 600 mil quintales. Una diferencia de 78% con respecto a la proyección ministerial.

Una consulta a las estadísticas de la ICO señala que Venezuela produjo en 2014-15 (cosecha en octubre) tan solo 650 mil bolsas de 60 kilogramos, es decir, 39.000 toneladas o 848 mil quintales de 46 kilos. Una proyección mejor que las de Fedeagro pero aún 20% menores que las dadas por el ministerio venezolano. Para el año siguiente, la organización precisa que se produjeron 501 mil bolsas de 60 kilogramos, es decir, 653.478 quintales. 73% menos que lo prometido por el exgobernador, pero muy cercano al cálculo de Pérez.

Cumplir la promesa de Castro Soteldo era difícil. Implicaba un aumento en el volumen de producción de 159% de la cosecha pero cultivando tan sólo en 5,3% más terreno. Para que esto fuese posible habría hecho falta elevar el rendimiento de 280 kilos por hectárea a 690, un poco más de 146% de incremento.

Se podía, no se hizo

Un incremento similar fue propuesto por un grupo de caficultores en 2012 para pasar de 800 mil a 2,16 millones de quintales para 2017, con una proyección de 2,21 millones de quintales para 2019 si todo se cumplía. Es decir, 170% pero en cinco años. Una estimación que toma en cuenta además que para cosechar café hacen falta tres años. Desde la germinación de las plantas, al trasplante de las mismas a la montaña, esperar su madurez para luego cosecharlas, así como el mes y medio para su procesamiento y distribución.

Lo que proponían los productores agrícolas en 2012 era mantener productivas 70 mil hectáreas, renovar 42 mil y sembrar 20 mil nuevas, para un total de 132 mil persiguiendo rendimientos entre 17 y 20 quintales (782 a 920 kilos) por hectárea mientras solicitaban mejorar la vialidad y duplicar la capacidad eléctrica, mejorar servicios públicos, brindar maquinarias, capacitación y abundancia de fertilizantes y agroquímicos en zonas rurales.

También pedían una liberación de precios y una política de comercialización con costos según fuesen en puerta de fábrica o zonas de producción, así como acceso a divisas y participación de los productores en las empresas del Estado como Café Fama de América, Madrid, Venezuela y otras.

Falsedades

Así que de haberse cumplido los pronósticos de Castro Soteldo, no sólo se habría superado el cálculo del proyecto quinquenal de Fedeagro así como la máxima producción histórica de Venezuela según Pérez, de entre 1,5 y 1,8 millones quintales sino también el pico más alto registrado por la ICO para Venezuela: 2.083.043 quintales para el año 1998. Y esto sin llegar a los rendimientos esperados por los caficultores.

Apenas un mes después, y sin temor a las cifras ya adelantadas por él mismo, el funcionario dijo que habría una meta de producir 22 millones de quintales para el consumo interno, dejando un millón de quintales para exportación, gracias al trabajo de la Corporación Venezolana del Café (CVC). Para Fedeagro el consumo interno es de 800 mil quintales.

A dos años de su designación, en una entrevista con José Vicente Rangel, el titular agrícola dijo que se habían producido “3,5 millones de quintales” de café. Antes había dicho que eran 3.250.586 quintales (abril de 2017). Según ICO en Venezuela durante el 2017 se produjeron 550 mil bolsas de 60 kilos, es decir, poco más de 717 mil de quintales. Un aumento de casi el 5% interanual con respecto a 2015 y 2016.