"Oro azul" venezolano en manos del Congo y China pasa los $ 100 millardos en reservas - Efecto Cocuyo

ECONOMÍA · 27 MARZO, 2016 10:42

«Oro azul» venezolano en manos del Congo y China pasa los $ 100 millardos en reservas

Texto por Julett Pineda Sleinan | @JulePineda

Ver más de

Julett Pineda Sleinan | @JulePineda

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Azul es el color del nuevo oro. Un oro que no solo fue descubierto en las tierras de El Dorado para desatar una nueva fiebre. Su nombre es coltán, y solo cuatro países tienen reservas certificadas suficientes para su explotación; otros cinco cuentan con yacimientos del mineral, a pesar de no conocer la cantidad con exactitud. En la lista de nueve países dice presente la República Democrática del Congo, con las mayores reservas probadas en el mundo -ubicadas en 80%-,  Venezuela y China, las cuales aún no se precisan. Aparte de la posesión de coltán, estos países tienen otra cosa en común: un contrato.

De las reservas venezolanas lo único que se conoce es que estudios realizados por el Ministerio para las Industrias Básicas y Minería establecieron en 2010 que las riquezas de «oro azul» estarían en el orden de los 100 mil millones de dólares. Desde la fecha no se ha sabido más sobre las reservas, ni se probaron ni se cuantificaron.

El pasado 24 de febrero de 2016 una empresa minera africana y una asiática firmaron un memorando de entendimiento para probar las reservas de los minerales del Arco Minero del Orinoco, donde no solo se consigue coltán, sino también diamantes, hierro, oro, bauxita y torio.

Coloque el mouse sobre los íconos para leer más del mapa interactivo

Con la presencia de 150 trasnacionales de 35 países, entre aplausos y firmas se celebraron cuatro memorandos de entendimiento, no solo con Gold Reserve, la minera canadiense que libró una batalla legal en tribunales internacionales en contra del Gobierno por la revocación de las concesiones para explotar la mina de Las Brisas, sino también con mineras de África y de Asia.

En cuatro áreas se divide la extensión de más de 111 mil kilómetros cuadrados que abarca el Arco Minero del Orinoco, principalmente basado en sus riquezas: En la primera, abundan el oro, el diamante y el coltán; en la segunda, el hierro y el oro y en la tercera hay oro, bauxita, cobre y caolín. También se tienen referencias de que en la Sierra de Imataca, dentro de la extensión del arco, se encuentran yacimientos de coltán.

«Hoy vamos a firmar con una representante allí, una de las más importantes del Congo, para certificar las reservas de diamantes«, aseguró el presidente de Pdvsa y actual ministro de Petróleo y Minería, Eulogio del Pino. Durante el acto, precisó que además Venezuela es el sexto país con reservas de diamantes en el mundo.

Afridiam fue uno de los nombres que sonó en la cadena nacional transmitida desde el Banco Central de Venezuela (BCV). Por la República del Congo, un representante de esta empresa cerró el contrato con Del Pino. En el acto, se anunció que la compañía africana estaría encargada de la certificación y cuantificación de las áreas uno y cuatro dentro del arco, donde justamente se encuentra el lomito de los yacimientos minerales: diamante, oro y coltán.

Sin embargo, poco se conoce de la minera mencionada en cadena nacional. Ningún medio local, ni de la República del Congo, ni de la República Democrática del Congo, anunció la noticia del acuerdo con la trasnacional. En los comunicados oficiales de instituciones gubernamentales tampoco se menciona el nombre de la minera, a pesar de que se celebra el contrato -como es el caso Pdvsa-, ni tampoco en las publicaciones de la Agencia Venezolana de Noticias.

Una compañía llamada Afridiam existe en Kinsasa, capital de la República Democrática del Congo, país con las mayores reservas probadas de coltán. Un sitio web de páginas amarillas precisa que la empresa en ese país se dedica al área de la minería

No obstante, una compañía con el mismo nombre dedicada al rubro minero también aparece con sedes en Dubai, Emiratos Árabes Unidos, y Londres, en Reino Unido: Afridiam DWC y Afridiam Ltd., respectivamente. En la página web, afridiamdwc.com, la información institucional señala en una pestaña que la empresa produce minerales —también muestran fotografías de oro y diamantes—, petróleo, materiales de construcción, madera y alimentos. Adicionalmente, agrega exportaciones e importaciones a su rango de acción.

Ambas empresas aparecen bajo la dirección de Issa Nsombo, quien se desempeña como director ejecutivo de la compañía de acuerdo con el sitio web. No obstante, en Internet tampoco se consigue mayor información sobre el récord laboral de Nsombo. Únicamente que también trabajó en otra compañía británica, cerrada para la fecha.

Patrick Matembe es señalado como secretario de la minera en una página que publica información sobre instituciones en el Reino Unido, Companies House. De acuerdo con el portal, que pertenece a una agencia ejecutiva del Gobierno británico dedicada al registro de compañías limitadas (Ltd.) y sus recaudos legales, Afridian fue incorporada el 27 de enero de 2016 al sistema bajo el número 09972780.

Efecto Cocuyo intentó establecer contacto con Afridiam vía telefónica —con los números correspondientes a Emiratos Árabes Unidos, República Democrática del Congo y el Reino Unido— y vía correo electrónico. No hubo respuesta desde ninguno de los teléfonos publicados en la página web ni en el portal de páginas amarillas.

Además de Afridian, otra empresa también fue contratada para certificar y cuantificar los mismos minerales en las áreas uno y cuatro: China CAMC Engineering Co., una subsidiaria de la Corporación Nacional China de Maquinería Industrial (China National Machinery Industry Corporation por sus siglas en inglés) que se especializa en inversiones, comercio y contrataciones referentes al sector ingeniero. La empresa, mejor conocida que su homóloga congolesa, también tiene presencia en Sudán, Indonesia, Hong Kong, Laos, Mongolia y Venezuela, donde cuenta con oficinas en el Centro Lido, en Caracas.

En su página web señalan que los proyectos que desarrollados en el país están orientados a las áreas de industria, agricultura y energía. Entre ellos figuran el Desarrollo Integrado Agricultural en el Río Guárico y en Delta del Orinoco, un proyecto de transmisión de agua en Falcón y una planta de energía y una línea de transmisión en El Vigía.

Previa a la llegada de China CAMC Engineering Co., otra empresa china estuvo a cargo de todo lo referente a los procesos de ingeniería en la zona minera. Aunque fue en 2011 que el presidente Hugo Chávez delineó el Arco Minero del Orinoco, no fue sino un año después que se le encomendó al gigantesco Citic Group, también de China, la tarea de certificar las reservas que se encontraban en la extensión de los yacimientos minerales. Adicionalmente, se les dio la concesión para explorar la mina con las mayores reservas de oro en el país. Ambos proyectos quedaron en el aire.

Del oro negro al azul

La guerra por el coltán ha sido la causa de millones de muertes en la República del Congo, pero no solo en el país africano la disputa por el mineral ha desatado una carrera y una red de contrabando. Aunque ha pasado inadvertido por el petróleo, el llamado oro azul es conocido por ser un «mineral estratégico» y la alocución del pasado 24 de febrero se centró precisamente en la cuantificación y explotación de estas reservas.

Constituido por una combinación de columbita y tantalio, el coltán ha despertado detrás de sí una lucha en la industria tecnológica. Equipos electrónicos como GPS, celulares, computadoras y cámaras utilizan este mineral debido a sus facultades como «superconductor», lo que significa que conduce la energía de una forma más eficiente que otros minerales.

No obstante, Venezuela arrancó la carrera tarde: fue en 2009 cuando el presidente Chávez asomó que había «importantes» reservas de coltán en el país. «Ese es un mineral por el cual en África han ocurrido no sé cuántas guerras, porque es un mineral estratégico, entre otras cosas, para hacer los cohetes estos de largo alcance», dijo.

En esa ocasión no precisó las proyecciones de las reservas a pesar de asegurar que eran «importantes». También anunció que la zona donde se encontraba el mineral, en el área del Río Parguaza en Bolívar, había sido tomada militarmente porque la explotación ilegal y contrabando de coltán.

Fundamentándose en estudios realizados por el Ministerio para las Industrias Básicas y Minería, Chávez informaría en enero de 2010, durante la presentación de su Memoria y Cuenta ante la Asamblea Nacional, que las reservas del «oro azul» en Venezuela estarían en el orden de los 100 mil millones de dólares —tras una evaluación «muy preliminar»— y tendrían sus yacimientos en los estados Amazonas y Bolívar.

“El coltán tiene precios en el mercado internacional superiores incluso al oro y al diamante», dijo. Precisó también que el kilo del mineral se comercializa cerca los 500 dólares y advirtió sobre su extracción ilegal en los estados donde están las minas. A raíz de esto, se desplegaron para entonces más de tres mil militares para resguardar la frontera y acabar con las prácticas ilegales.

Hoy, además del oro azul, las trasnacionales mencionadas también estarán a cargo de la certificación y cuantificación de oro y diamantes, con reservas proyectadas en 7 mil millones de toneladas y en 3 mil millones de quilates, respectivamente.

La mina más disputada en Venezuela quedó a manos de la canadiense Gold Reserve; mientras que el mineral más disputado del mundo actualmente, el coltán y sus reservas en el país, pasaron a ser explorados por una empresa china y otra congolesa. En total, las proyecciones de reservas de oro, coltán y diamantes, ahora en manos de estas compañías, suman más de 135 millardos de dólares, y lo que falta por descubrir en las «venas abiertas» de nuestro país.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: