Areperas tienen pérdidas de hasta 80% por falta de ingredientes

ECONOMÍA · 26 MAYO, 2016 18:48

Ver más de

Leidys Villarroel | @leidsvillarroel


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Sea una reina pepiada, atún, ensalada capresa, con pollo o con queso, la arepa no deja de ser el desayuno preferido del venezolano. Sin embargo, la escasez y el desabastecimiento de alimentos cada vez hacen más difícil la elección al momento de sentarse a comer. Efecto Cocuyo consultó la variedad de arepas disponibles en al menos cinco establecimientos ubicados en distintos puntos de la ciudad Capital para conocer su situación actual.

La arepa de atún fue eliminada desde diciembre de 2015 de la carta de Loveat, ubicada en el Centro Comercial Plaza, «porque los precios son exorbitantes», aseguró el encargado del lugar Antonio Pérez. Indicó que también dejó de vender la Capresa Romana «porque ya no están importando el tomate seco, y el criollo es demasiado caro».

En Loveat, donde los precios rondaban los Bs. 300 en enero de este año, la reina pepiada vive en la intermitencia. «Cuando no es el pollo, es el aguacate o la mayonesa lo que nos falta», aseguró el empleado Anthony Urbaez, quien expresó que «por nuestra cabeza nunca pasó que algún día tendríamos que quitar arepas de la carta por falta de ingredientes«.

Las ventas en el establecimiento han disminuido en 50% debido al racionamiento eléctrico aplicado a los centros comerciales desde febrero de este año, cuando  comenzaron a vender almuerzos para equilibrar las ganancias. Sin embargo, Pérez y Urbáez aseguran que «el almuerzo nunca le va a llegar al desayuno», por lo que «estamos a punto de quebrar».

IMG_4049

Urbaez agregó que «hay otras arepas que no hemos eliminado, aunque los ingredientes se consiguen caros». Explicó que en el lugar han «subido los precios progresivamente porque entendemos que la situación del país también ha pegado fuerte en el bolsillo del cliente«.

En el Mercado Guaicaipuro, Antonio Pereira lleva 42 años atendiendo su negocio de arepas «Mi encanto», y no se imaginó que de un momento a otro, las ventas bajarían un 80%. En el mostrador, los rellenos eran huevos de codorniz, jamón y queso en distintas presentaciones.

Pereira no vende arepas de pollo, pero la arepa de pescado no lo ofrece desde hace tres meses. «El 60% de nuestras ventas dependía de los empleados de la CANTV – ubicada enfrente del mercado – y ahora trabajan dos días de la semana hasta la 1:00 pm», explicó. Aseguró que «aquí no quedaba nada, todo se vendía. Había gente desde que abríamos a las 6:00am, hasta las 4:00pm cuando estábamos cerrando».

Aseguró que «como ahorita, nosotros nunca habíamos vivido», y expresó que hay gente que entiende la razón por la que los precios suben, pero hay otros que no. «Nosotros hemos tenido que salir a buscar mercancía en Quinta Crespo o en el Mercado de Coche para mantenernos», lo que ha provocado una variación en los precios y la desaparición de unas arepas de la tabla de ofertas.

«Ya no vendemos arepa de pernil, ni de pulpo«, dijo Pereira «y la arepa más económica que costaba Bs. 300 en el mes de enero, ahorita está en Bs. 900«.

arepera Loveat

Dos puestos más allá, donde no se leía el nombre del local, un cartel ofrecía a la venta ocho tipos de arepas. En el mostrador solo estaban las de pescado guisado, jamón y queso. Al igual que la arepera «Mi encanto», las ventas cayeron, según el dueño Jorge Solis, en un 80%.

En la arepera Las Tres Esquinas, ubicada en la avenida Rómulo Gallegos en Los Palos Grandes, no solo se ve afectada la venta de las arepas, que han disminuido 50% desde febrero de este año, sino también la venta de parrillas, pollo a la plancha, cachapas y sandwiches. Joaquín Ramírez, el encargado, piensa que «en cualquier momento podemos cerrar la arepera porque no se gana lo suficiente para sostener el lugar y el pago de los empleados».

En Las Tres Esquinas no se ha dejado de vender ningún tipo de arepa «porque siempre hacemos maniobras comprando a revendedores para poder ofrecer variedad a nuestros clientes». dijo uno de los empleados. Sin embargo, la arepa más económica, que en febrero rondaba los Bs. 700, actualmente cuesta Bs. 1.200, que es la de huevos de codorniz; la de atún estaba en Bs. 800, y ahorita está en Bs. 1.600; y la de pernil, estaba en Bs. 1.100 y hoy se expende en Bs. 1.620.

En la arepera Budare La Castellana, donde se trabaja las 24 horas al día, «ya los clientes no vienen como antes«, asegura el encargado quien prefirió no decir su nombre. Explicó que «la gente de a pie que antes venía y se comía dos arepas pero ya no», lo que ha provocado una caída en las ventas de 30%. «Anteriormente venían alrededor de 150 personas, ahorita vienen casi 80 al día» afirma.

«Hace tres meses, el precio de la arepa más económica rondaba los Bs. 800, ahorita la más económica está en Bs. 1.150, la de pabellón», dice el encargado.  «Aquí subimos los precios de forma razonable porque si no perderíamos clientes«, explicó el encargado, quien teme que en cualquier momento Empresas Polar deje de despachar la harina de maíz precocida. «Tendríamos que comprar la harina también en el mercado negro«, aseguró.

Detalló que las arepas que han desaparecido del mostrador en varias ocasiones son las de queso amarillo, ceviche y pollo «que no sabemos qué precio ponerle ahorita, porque no sabemos en cuanto la vamos a comprar cuando lo encontremos».

ECONOMÍA · 27 NOVIEMBRE, 2022

Areperas tienen pérdidas de hasta 80% por falta de ingredientes

Texto por Leidys Villarroel | @leidsvillarroel

Sea una reina pepiada, atún, ensalada capresa, con pollo o con queso, la arepa no deja de ser el desayuno preferido del venezolano. Sin embargo, la escasez y el desabastecimiento de alimentos cada vez hacen más difícil la elección al momento de sentarse a comer. Efecto Cocuyo consultó la variedad de arepas disponibles en al menos cinco establecimientos ubicados en distintos puntos de la ciudad Capital para conocer su situación actual.

La arepa de atún fue eliminada desde diciembre de 2015 de la carta de Loveat, ubicada en el Centro Comercial Plaza, «porque los precios son exorbitantes», aseguró el encargado del lugar Antonio Pérez. Indicó que también dejó de vender la Capresa Romana «porque ya no están importando el tomate seco, y el criollo es demasiado caro».

En Loveat, donde los precios rondaban los Bs. 300 en enero de este año, la reina pepiada vive en la intermitencia. «Cuando no es el pollo, es el aguacate o la mayonesa lo que nos falta», aseguró el empleado Anthony Urbaez, quien expresó que «por nuestra cabeza nunca pasó que algún día tendríamos que quitar arepas de la carta por falta de ingredientes«.

Las ventas en el establecimiento han disminuido en 50% debido al racionamiento eléctrico aplicado a los centros comerciales desde febrero de este año, cuando  comenzaron a vender almuerzos para equilibrar las ganancias. Sin embargo, Pérez y Urbáez aseguran que «el almuerzo nunca le va a llegar al desayuno», por lo que «estamos a punto de quebrar».

IMG_4049

Urbaez agregó que «hay otras arepas que no hemos eliminado, aunque los ingredientes se consiguen caros». Explicó que en el lugar han «subido los precios progresivamente porque entendemos que la situación del país también ha pegado fuerte en el bolsillo del cliente«.

En el Mercado Guaicaipuro, Antonio Pereira lleva 42 años atendiendo su negocio de arepas «Mi encanto», y no se imaginó que de un momento a otro, las ventas bajarían un 80%. En el mostrador, los rellenos eran huevos de codorniz, jamón y queso en distintas presentaciones.

Pereira no vende arepas de pollo, pero la arepa de pescado no lo ofrece desde hace tres meses. «El 60% de nuestras ventas dependía de los empleados de la CANTV – ubicada enfrente del mercado – y ahora trabajan dos días de la semana hasta la 1:00 pm», explicó. Aseguró que «aquí no quedaba nada, todo se vendía. Había gente desde que abríamos a las 6:00am, hasta las 4:00pm cuando estábamos cerrando».

Aseguró que «como ahorita, nosotros nunca habíamos vivido», y expresó que hay gente que entiende la razón por la que los precios suben, pero hay otros que no. «Nosotros hemos tenido que salir a buscar mercancía en Quinta Crespo o en el Mercado de Coche para mantenernos», lo que ha provocado una variación en los precios y la desaparición de unas arepas de la tabla de ofertas.

«Ya no vendemos arepa de pernil, ni de pulpo«, dijo Pereira «y la arepa más económica que costaba Bs. 300 en el mes de enero, ahorita está en Bs. 900«.

arepera Loveat

Dos puestos más allá, donde no se leía el nombre del local, un cartel ofrecía a la venta ocho tipos de arepas. En el mostrador solo estaban las de pescado guisado, jamón y queso. Al igual que la arepera «Mi encanto», las ventas cayeron, según el dueño Jorge Solis, en un 80%.

En la arepera Las Tres Esquinas, ubicada en la avenida Rómulo Gallegos en Los Palos Grandes, no solo se ve afectada la venta de las arepas, que han disminuido 50% desde febrero de este año, sino también la venta de parrillas, pollo a la plancha, cachapas y sandwiches. Joaquín Ramírez, el encargado, piensa que «en cualquier momento podemos cerrar la arepera porque no se gana lo suficiente para sostener el lugar y el pago de los empleados».

En Las Tres Esquinas no se ha dejado de vender ningún tipo de arepa «porque siempre hacemos maniobras comprando a revendedores para poder ofrecer variedad a nuestros clientes». dijo uno de los empleados. Sin embargo, la arepa más económica, que en febrero rondaba los Bs. 700, actualmente cuesta Bs. 1.200, que es la de huevos de codorniz; la de atún estaba en Bs. 800, y ahorita está en Bs. 1.600; y la de pernil, estaba en Bs. 1.100 y hoy se expende en Bs. 1.620.

En la arepera Budare La Castellana, donde se trabaja las 24 horas al día, «ya los clientes no vienen como antes«, asegura el encargado quien prefirió no decir su nombre. Explicó que «la gente de a pie que antes venía y se comía dos arepas pero ya no», lo que ha provocado una caída en las ventas de 30%. «Anteriormente venían alrededor de 150 personas, ahorita vienen casi 80 al día» afirma.

«Hace tres meses, el precio de la arepa más económica rondaba los Bs. 800, ahorita la más económica está en Bs. 1.150, la de pabellón», dice el encargado.  «Aquí subimos los precios de forma razonable porque si no perderíamos clientes«, explicó el encargado, quien teme que en cualquier momento Empresas Polar deje de despachar la harina de maíz precocida. «Tendríamos que comprar la harina también en el mercado negro«, aseguró.

Detalló que las arepas que han desaparecido del mostrador en varias ocasiones son las de queso amarillo, ceviche y pollo «que no sabemos qué precio ponerle ahorita, porque no sabemos en cuanto la vamos a comprar cuando lo encontremos».

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO