Venezolano José Altuve vuelve a mostrar el poder ofensivo que tiene al pegar un grand slam

DEPORTES · 2 JULIO, 2021 09:25

Ver más de

Efe | @EFEnoticias


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El segunda base venezolano José Altuve volvió a mostrar toda la clase que posee y poder ofensivo al pegar un grand slam que silenció una vez más a sus críticos y se convirtió en el protagonista latinoamericano de la jornada de las Grandes Ligas.

En la que también los jóvenes talentos dominicanos, Vladimir Guerrero Jr. y Fernando Tatis Jr. acapararon toda la atención al ser los más votados para el Juego de las Estrellas.

Altuve pegó un grand slam para sofocar los constantes abucheos de los aficionados de Cleveland, el bateador designado cubano Yordan Álvarez se voló también la barda, y los Astros de Houston pusieron fin a una racha perdedora de cuatro juegos tras vencer 7-2 a los Indios.

Abucheado desde el momento en el que pisó la caja de bateo para empezar el encuentro, Altuve conectó el quinto grand slam de su carrera en la quinta entrada ante el novato J.C. Mejia (1-3) para darle a Houston una ventaja por 5-2.

El abridor dominicano Framber Valdez (5-1) se recompuso a unos problemas de control tempraneros y permitió dos carreras y cuatro imparables en siete episodios, al tiempo que permitió que el bullpen de Houston tuviera algo de descanso.

Los Astros hicieron dobles matanzas que pusieron fin al quinto y sexto episodio para ayudar al zurdo.

Álvarez conectó su decimocuarto cuadrangular, un bambinazo que se fue a los bullpens del jardín central en la cuarta entrada para los Astros, que mejoraron a una marca de 30-16 contra equipos con marcas ganadoras.

El bateo explosivo de los dominicanos Danny Santana y Rafael Devers junto con el puertorriqueño Kiké Hernández y el cubano estadounidense D.J. Martínez permitió a los Medias Rojas de Boston destrozar al pitcheo de los Reales de Kansas City a los que ganaron por paliza de 15-1.

Hernández, que ocupó la segunda base, abrió con un jonrón por tercera vez en cinco días y ayudó al abridor Nathan Eovaldi para que lanzase siete entradas en blanco.

Santana, que ocupó la inicial, y Devers siguió en la tercera base, pegaron jonrones y remolcaron cinco carreras cada uno, mientras que Martínez también conectó un cuadrangular, comenzando la cuarta de cinco carreras de Boston con su decimoséptimo de la temporada.

El primera base dominicano conectó para un tiro de tres carreras más tarde en la entrada. Devers alcanzó su vigésimo cuadrangular del año, una explosión de tres carreras en el sexto.

Los Medias Rojas conectaron cuatro jonrones por tercera vez en cinco partidos y completaron una barrida de cuatro encuentros sobre los Reales, que perdieron su noveno partido consecutivo.

Eovaldi (9-4) permitió un par de sencillos en el primero y, en su mayoría, cruzó después de eso, esparciendo tres imparables más. No dio base por bolas y ponchó a seis bateadores rivales.

El receptor venezolano Elías Díaz conectó un jonrón de tres carreras en la parte baja del noveno episodio, y los Rockies de Colorado derrotaron 5-2 a los Cardenales de San Luis y empañaron el regreso de Nolan Arenado a Coors Field.

Díaz cerró el juego al enviar más allá del muro un slider con 0-2 del relevista mexicano Giovanny Gallegos (5-2), quien cargó con la derrota.

Pero serían Guerrero y Tatis, los “Junior”, los que acapararon toda la atención al ser los más votados para que formen parte del Juego de las Estrellas.

Guerrero Jr., primera base de los Azulejos de Toronto, se unió a su padre como un seleccionado al Juego de Estrellas y Tatis Jr., campocorto de los Padres de San Diego, logró una hazaña que su padre nunca alcanzó.

Ambos se encuentran entre nueve jugadores titulares que fueron elegidos por primera vez para el Juego de Estrellas. El encuentro se llevará a cabo el 13 de julio en el Coors Field de Colorado.

Guerrero y Tatis son los hijos de 22 años de antiguos jugadores de las mayores.

Vladimir Guerrero fue seleccionado en nueve ocasiones al Juego de Estrellas de 1996 a 2011 y fue inducido al Salón de la Fama en 2018. Fernando Tatis fue un tercera base, jardinero y primera base que jugó en las mayores de 1997-2010, pero nunca pudo llegar a alcanzar el nivel de estrella, que ahora ostenta su hijo por todo lo alto.

Otro pelotero latinoamericano, el jardinero dominicano Teoscar Hernández (Toronto) también salió elegido por primera vez en la votación de los aficionados.

Mientras que su compatriota, el tercera base de Boston, Rafael Devers, salió elegido por segunda vez y el receptor venezolano Salvador Pérez (Kansas City) lo consiguió por cuarta vez como titular, séptima participación en el partido.

Otro joven pelotero latinoamericano, el jardinero venezolano Ronald Acuña Jr., de los Bravos de Atlanta, obtuvo su segunda titularidad.

Foto referencial