Rebelión en la cancha: la Superliga de los equipos más poderosos de Europa

DEPORTES · 19 ABRIL, 2021 08:21

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El domingo terminó con una noticia rompedora en el fútbol mundial: la creación de la Superliga de fútbol. Equipos como AC Milan; Arsenal FC; Atlético de Madrid; Chelsea FC; FC Barcelona; FC Internazionale Milano; Juventus FC; Liverpool FC; Manchester City; Manchester United; Real Madrid CF y Tottenham Hotspur se han unido como Clubes Fundadores. Se invitará a otros tres clubes para que puedan unirse antes de la temporada inaugural que empezará lo antes posible.

El primero en dar la información fue el Real Madrid, que publicó un comunicado en la tarde del domingo 18 de abril. El club merengue es el que ha liderado este movimiento, no en balde, el presidente de la Superliga será Florentino Pérez, también presidente del Real Madrid. Todos los equipos que comprenden la Superliga emitieron el comunicado de la creación de la competencia, refrendando lo dicho por Real Madrid.

Las razones para crear la Superliga

Aunque este plan tenía tiempo gestándose, la pandemia por la COVID-19 no hizo sino acelerar las cosas. Ya los equipos más poderosos del mundo estaban estudiando hacer una competición para ellos nada más y en la que ellos mismos se repartieran los dividendos por patrocinio y derechos de televisión, algo que no ocurre actualmente pues todo está controlado por la Uefa y, en mayor medida, por la Fifa.

Otro de los puntos importantes para crear la Superliga es que el nuevo formato de Champions League que iniciará en 2024. La nueva forma de competencia agregará más partidos al calendario y serán más complejos por la situación geográfica, pues el plan de la Uefa es darle mayor paso a los clubes pequeños.

El comunicado emitido por Real Madrid, y refrendado por los otros 11 equipos que ya forman parte de la nueva competición, explica que “los Clubes Fundadores han tenido como objetivo mejorar la calidad y la intensidad de las competiciones europeas existentes”. Además, resalta que “la pandemia ha desvelado que una visión estratégica y un enfoque comercial son necesarias para aumentar el valor y las ayudas en beneficio de la pirámide del fútbol en su conjunto”.

En el documento publicado el domingo 18 de abril también se menciona que “en los últimos meses se ha mantenido un diálogo intenso con los órganos de gobierno sobre el futuro de las competiciones europeas”. Sobre este punto, particularmente, el comunicado alega que “los Clubes Fundadores creen que las soluciones propuestas por los reguladores no resuelven las cuestiones fundamentales, que son tanto la necesidad de ofrecer partidos de más calidad, como obtener recursos financieros adicionales para todo el mundo del fútbol”.

Es, justamente, en ese último párrafo que se resumen los motivos de la creación de la Superliga: mejores partidos de fútbol equivalen a más dinero para los equipos y sus estructuras. Dinero que, por ahora, siempre es regulado por la Uefa y la Fifa.

El formato de competencia

En la Superliga participarán 20 clubes. De momento están confirmados 12 equipos, y faltan tres que se sumarán al comité fundador. Los rumores ponen nombres como el del PSG, Bayern Múnich y Borussia Dortmund, pero para esto hay que esperar. Luego de tener a los 15 Clubes Fundadores, se podrán clasificar otros cinco equipos adicionales. Estos cinco equipos serán rotativos, es decir, los únicos que tendrán su cupo fijo en cada edición de Superliga son los Clubes Fundadores.

Los partidos se jugarán entre semana. Acá es donde estará uno de los principales problemas, pues ya la Champions League y la Europa League se juegan entre semana, es decir, la Superliga viene a tomar por asalto este puesto y habrá que ver cómo responden las televisoras a nivel mundial. A fin de cuentas, la Superliga tendrá a los clubes más poderosos y ganadores en la historia del fútbol europeo.

La temporada iniciará en agosto y cuanto antes. Se harán dos grupos de diez clubes cada uno. Jugarán partidos de ida y vuelta; los tres primeros clubes de cada grupo avanzarán automáticamente para cuartos de final. Los equipos que finalicen en cuarta y quinta posición de sus grupos jugarán un playoff adicional a doble partido para definir los otros dos equipos que se sumarán a cuarto de final. El partido final será a partido único a finales de mayo y en sede neutral.

El torneo masculino tendrá a la par el torneo femenino con los mismos clubes.

Los jerarcas de la Superliga

Lo más importante que deja el primer comunicado de la Superliga es que los Clubes Fundadores serán los que gobiernen la nueva competición. Esto deja ciertas dudas de organización, pues no se sabe si habrá representación neutral. El presidente de la Superliga es Florentino Pérez, quien es presidente del Real Madrid. Los vicepresidentes serán Andrea Agnelli, presidente de la Juventus y Joel Glazer, presidente del Manchester United.

De momento, no queda claro cómo será el tema de afiliación de árbitros, quienes están adscritos a las diferentes federaciones de fútbol y, su vez, a la Fifa. Tampoco queda claro quién será el encargado de manejar el dinero que ingrese en la Superliga. Sin embargo, Florentino Pérez asomó la posibilidad de crear una confederación, lo que pondría más presión a la Uefa y la Fifa, especialmente con el Mundial de Fútbol Catar 2022 a la vuelta de la esquina.

La respuesta de la Uefa y la Fifa

La Uefa emitió un comunicado algunas horas antes de conocerse la información. El comunicado fue contundente. Pues lo firman las federaciones afectadas: la inglesa, la española, la italiana. En la carta, que se publicó antes del comunicado de los equipos de la Superliga, se menciona que este proyecto es cínico y egoísta.

“Queremos reiterar que nosotros – la Uefa, la Asociación del Fútbol, la Real Federación Española de Fútbol, la Federación Italiana de Fútbol, la Premier League, LaLiga, la Liga Serie A, pero también la Fifa y todos los miembros asociados – vamos a mantenernos unidos en nuestros esfuerzos de frenar este proyecto cínico, un proyecto fundado en el egoísmo de algunos clubes en un momento en que la sociedad necesita más solidaridad que nunca”, reza parte del comunicado.

Además, en la carta se afirma que los firmantes van a considerar todas las medidas posibles. Tanto a niveles judiciales como deportivos, todo para prevenir que ocurra la creación de la Superliga. “El fútbol está cimentado en las competiciones abiertas y en el mérito deportivo; no puede ser de ninguna otra forma”, se lee en el documento.

Uno de los puntos más resaltantes del comunicado es la posible suspensión de todos los clubes que decidan participar en la Superliga. “Los clubes involucrados serán suspendidos de jugar en cualquier otra competición doméstica, europea o mundial, y los jugadores de estos equipos podrían ver negada la oportunidad de representar a las selecciones nacionales”.

La misiva cierra con un agradecimiento a los clubes que no se prestan para participar en la Superliga, especialmente a los franceses y alemanes. “Este persistente interés de unos pocos lleva demasiado tiempo. Ya es suficiente”, cierra el comunicado.