Identifican y aíslan a los primeros casos positivos de COVID-19 en la Villa Olímpica de Tokio 2020

DEPORTES · 18 JULIO, 2021 14:44

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Este domingo se brindaron detalles sobre los casos de coronavirus que fueron detectados dentro de la Villa Olímpica de Tokio, después de las versiones del sábado que alertaban sobre un posible brote antes del arranque de los Juegos. Todos los positivos se encuentran aislados y bajo seguimiento médico, al igual que los contactos estrechos.

Los futbolistas sudafricanos Thabiso Monyane y Kamohelo Mahlatsi y el analista de video Mario Masha están aislados después de dar positivo, confirmó la propia delegación que aclaró que en ningún momento incumplieron las reglas anti-coronavirus: “Han sido testeados a su llegada, diariamente en la Villa Olímpica y cumplieron con todas las medidas obligatorias”, comentó el equipo olímpico mediante un comunicado.

A su vez, el entrenador de rugby sevens de Sudáfrica, Neil Powell, también dio positivo y se encuentra aislado en la ciudad japonesa donde se entrena el equipo.

La ceremonia de apertura será el viernes 23 de julio, pero el combinado africano de fútbol tiene su debut programado para este jueves, nada menos que ante Japón.

“El momento de los resultados positivos sugiere que la prueba de PCR en estos individuos se realizó durante el período de incubación de la infección, por lo que podrían ser negativos en Sudáfrica y luego positivos en Japón”, explicó el director médico Phatho Zondi.

El entrenador del equipo de fútbol, Mxolisi Sibam, dio algunos detalles en conferencia de prensa:: “Tenemos tres casos positivos de Covid-19 en el campamento aquí, dos jugadores y un oficial. Hay un examen diario. Masha y Monyane arrojaron altas temperaturas y pruebas de saliva positivas. Luego los llevaron a hacer la prueba nasal y, lamentablemente, dieron positivo para Covid-19″. Por esto, el plantel no pudo entrenar aún desde su llegada, ya que se han aislado para prevenir un brote.

Este mes se han descubierto cincuenta y cinco casos relacionados con los Juegos. Uno de los últimos fue el del ex medallista olímpico y actual miembro coreano del Comité Olímpico Internacional (COI), Seung-min Ryu, quien pese a estar vacunado dio positivo en el examen que le realizaron al aterrizar en la nación nipona.

Los competidores están volando de todo el mundo para los Juegos Olímpicos y se hospedarán en un complejo de apartamentos y comedores en Tokio, que albergará a 6.700 atletas y oficiales en su apogeo cuando comiencen los Juegos.

Los Juegos de Tokio se llevarán a cabo principalmente a puerta cerrada para prevenir infecciones. La capital japonesa permanece bajo un estado de emergencia por coronavirus y ha estado luchando contra un fuerte repunte en los casos. Los funcionarios olímpicos se han esforzado por restar importancia a los riesgos para la salud: “La mezcla y el cruce de poblaciones es muy limitado. Mantenemos el riesgo en un nivel mínimo absoluto”, declaró este domingo el director ejecutivo de los Juegos Olímpicos, Christophe Dubi. “Podemos asegurarnos de que la transmisión entre los distintos grupos sea casi imposible”, agregó.

El sábado, el presidente del COI, Thomas Bach, hizo un llamado a los aficionados japoneses para mostrar su apoyo a los Juegos, diciendo que estaba “muy consciente del escepticismo” que rodea al evento.

Los atletas están llegando para encontrar un entorno restrictivo, con pruebas diarias, distanciamiento social y ningún movimiento posible fuera de la burbuja olímpica. Tienen órdenes de salir de Japón 48 horas después de que terminen su participación.

En otro ejemplo de las dificultades, todo el equipo de atletismo de Australia fue puesto en cuarentena antes de la salida después de que un miembro de su séquito devolviera una prueba no concluyente. El funcionario luego dio negativo. “Esperamos que haya casos asociados con estos Juegos y realmente lo que va a importar es cómo respondemos a eso y asegurarnos de que no haya complacencia”, dijo entonces David Hughes, director médico del equipo.

El sábado, la directora de los Juegos, Seiko Hashimoto, admitió que los atletas están “probablemente muy preocupados” por venir a Japón, y prometió total transparencia sobre los casos de Covid.

La cita deportiva más importante del planeta tendrá su disparo de largada el viernes 23 de julio con la ceremonia de apertura que se llevará a cabo en el renovado estadio Olímpico de Tokio. Luego de la postergación del año pasado, la capital de Japón albergará la edición número 32 de un evento que paralizará al mundo durante dos semanas.

Con información de Infobae