Fallece en Italia el recordado exfutbolista Paolo Rossi a los 64 años de edad

DEPORTES · 9 DICIEMBRE, 2020 20:00

Ver más de

Manuel Tomillo C. | @ManuelTomilloC


¿Cómo valoras esta información?

23
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Víctima del cáncer de pulmón, durante la madrugada de este jueves 10 de diciembre (todavía miércoles en Venezuela) falleció en Italia el exfutbolista Paolo Rossi, héroe con la selección azzurra en el Mundial España 82.

Rossi, de 64 años de edad, “Pablito”, como se le conocía cariñosamente en Italia o el “Bambino de oro”, jugó en equipos de la Serie A como Vicenza, Perugia, Juventus, Milan y Hellas Verona, pero siempre fue y será recordado por sus seis goles en el Mundial de 1982, especialmente el que anotó en la final ante Alemania y le dio la tercera copa FIFA a Italia.

Fue la misma esposa de Paolo Rossi, la periodista Federica Capelletti, quien dio la lamentable noticia de la muerte del exfutbolista. Lo hizo por medio de su cuenta oficial en Instagram, en la que escribió el mensaje “por siempre”,  con una fotografía en la que aparece con el también exjugador.

En ese mágico 1982, además de ganar el Mundial con Italia y el título de máximo goleador de la competición, Rossi también se hizo con el Balón de Oro (el tercer italiano en alzarse con el codiciado trofeo tras Sivori y Rivera).

Paolo Rossi fue parte de la “Nazionale” en tres Copas del Mundo: Argentina 1978 (cuartos de final), España 1982 (campeón) y México 1986 (octavos de final). Muchos hinchas del deporte rey aún tienen en el memoria el hat-trickque le anotó a Brasil en la cita mundialista en tierras españolas.

Durante su carrera profesional como futbolista, Paolo Rossi -además de ganar el Mundial- obtuvo otros títulos como la Serie B, Copa Italia y la consagrada Serie A. También hay que tener en cuenta que la FIFA lo puso, en 2004, como uno de los mejores 100 futbolistas en la historia de este deporte.

El único lado oscuro que se le conoció fue cuando se le involucró en el famoso escándalo “Totonero”, de apuestas deportivas, que le costó un castigo de tres años sin jugar, aunque al final la pena se redujo a dos, y por eso pudo ser convocado para el Mundial España 1982, pese a las críticas de la prensa y aficionados de que iba bajo de forma.

Rossi siempre negó su vinculación al caso del Totonero y sostuvo siempre que había sido víctima de una injusticia. Fuera del ámbito futbolístico, tuvo breve experiencia como vicepresidente deportivo de un club de tercera división italiana, y se desempeñó mayormente como comentarista de fútbol en la televisión de Italia.