Bettsimar Díaz presente en el Comerica Park Detroit para ligar el hit 3.000 de Miguel Cabrera

DEPORTES · 23 ABRIL, 2022 12:54

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

13
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

La fanaticada de Miguel Cabrera aguarda este sábado 23 de abril a que se desarrolle una doble jornada, a la 1:10 p.m. la primera y a las 6:40 p. m la segunda, para escuchar el batazo musicalizado con el Alma Llanera en la voz del Simón Díaz. Para ese evento, Bettsimar Díaz, hija del fallecido Tío Simón, se trasladó hasta el Comerica Park Detroit para ligar el hit 3.000 del toletero criollo.

Para celebrar su marca en el terreno, el jugador pidió que sonara en el estadio el Alma Llanera, la popular canción que es como el segundo himno venezolano. La razón es sencilla, quiere que todo el sepa de dónde viene, según dijo la periodista venezolana especializada en béisbol Mary Montes.

Cabrera no ha podido alcanzar la marca y acumula 2.999 indiscutibles, cifra a la que llegó después de conseguir tres en el encuentro del miércoles.

El venezolano reconoció que ese hito significa mucho para él y dijo que le ha ganado la emoción de sólo pensar en ello esta semana.

«Estaba soñando con este momento», dijo. «Cuando me encontraba en el dugout pensaba ‘wow'».

El jueves, Cabrera recibió base por bolas intencional en la octava entrada, lo que provocó un fuerte abucheo en el Comerika Park, donde los Tigres derrotaron 3-0 a los Yanquis de Nueva York.

Cabrera, de 39 años, está a un hit de convertirse en el 33er jugador de las Grandes Ligas que alcanza los 3.000 imparables y en el primer venezolano que logre la hazaña.

También se encuentra a un hit de convertirse en el séptimo jugador con 500 jonrones y 3.000 indiscutibles. Los otros grandes jugadores de todos los tiempos en este selecto club son Hank Aaron, Willie Mays, Eddie Murray, el cubano Rafael Palmeiro, el dominicano Albert Pujols y Alex Rodríguez.

Se esperaba, este viernes 22 de abril, que Cabrera iniciara su camino al Salón de la Fama, exclusivo club que hasta la fecha integran solo 32 bateadores de todos los tiempos; pero el clima conspiró en contra de la fanaticada y del propio «Miggy», pues el partido entre Tigres de Detroit y Rockies de Colorado se suspendió por lluvia.