Alemania vuelve a la vida con golazo de Toni Kroos

DEPORTES · 23 JUNIO, 2018 19:08

Ver más de

Ivan Reyes | @IvanEReyes


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

«El fútbol es un deporte en que juegan once contra once durante noventa minutos y al final siempre gana Alemania», apuntó alguna vez la estrella inglesa Gary Lineker y esa máxima ha acompañado siempre a los germanos, que este sábado 23 de junio volvieron a la vida gracias a un golazo de Toni Kroos en el tiempo de descuento de un partido sumamente emocionante que finalizó 2-1 contra Suecia.

Los primeros doce minutos de partido encontraron a una Alemania necesitada pero sobria. El fútbol de los de Joachim Löw era ofensivo, pero controlado, nada de lanzar centros al área buscando un revoleo.

No, así no juega Alemania ni siquiera cuando depende de la victoria para seguir con vida en una Copa Mundial de sorpresivos resultados. Los alemanes controlaban el juego y se acercaron con peligro a la portería defendida por Robin Olsen, guardameta sueco de padres daneses que alguna vez tuvo dudas por cuál selección jugar.

Sin embargo, la primera opción de peligro real llegó para los suecos justamente al minuto 12 de partido. Tras un error del defensor Antonio Rudiger, el sueco Marcus Berg se enfiló hacia el arco teutón; no obstante, no pudo definir ante la gran salida de Manuel Neuer. A pesar del fallo, era un aviso para Alemania que Suecia también estaba para competir y, de hecho, desde ese momento el dominio germano se vio reducido por las respuestas suecas.

Al minuto 32 de partido llegó el gol sueco como un balde de agua fría para las aspiraciones alemanas. El delantero Ola Toivonen bajó el balón con su pecho en el área germana y ante la salida de Neuer y el achique de Rudiger, decidió flotar la pelota y definir por encima de todos en una parábola magistral que le daba a Suecia la delantera, la clasificación a octavos de final y la posibilidad de ser el verdugo del campeón defensor.

Apenas al minuto 39 llegó la respuesta alemana, pero nuevamente los disparos del ataque teutón se consiguieron con la humanidad del arquero sueco que ya era figura en el partido. Antes de terminar la primera mitad, Marcus Berg se adelantó en un tiro libre y mandó un cabezazo que fue repelido de forma extraordinaria por Manuel Neuer.

Tal y cómo ocurrió ante México el pasado 17 de junio, Alemania se iba al descanso por debajo en el marcador. Pero tal y cómo ocurrió ante México, los dirigidos por Joachim Löw jugaron un segundo tiempo a gran nivel.

El tanto del empate llegó rápidamente en el minuto 48 gracias a Marco Reus, que definió con su rodilla un balón centrado por Timo Werner.

La igualdad colocaba a Suecia con 4 puntos y Alemania apenas obtendría uno. El drama continuaría, debido a que, si el partido terminaba de esa manera, un empate entre mexicanos y suecos en el último juego del grupo F dejaba eliminada Alemania a pesar de que estos derrotaran a Corea del Sur.

Los teutones lo buscaron de muchas formas. Con centros por aire, centros rastreros, taconazos, tiros de larga distancia, pero la puerta del segundo gol seguía cerrada.

El partido ya llegaba a su ocaso cuando el defensor Jérome Boateng, previamente amonestado, barrió a un jugador sueco y se ganó la segunda amarilla. Ahora Alemania no solo tenía que marcar el gol de la victoria para depender de ellos mismos en el último partido, sino que tendrían que hacer tal misión con un hombre menos en cancha.

En el agregado llegó un gran remate de Julian Brandt que se estrelló en el poste de la arquería sueca y el partido seguía 1-1 a pocos segundos de terminar el compromiso. En el minuto 90+5 llegó un tiro libre a favor de Alemania en el costado izquierdo del campo, muy cerca del área sueca. El encargado de la ejecución era Toni Kroos, bujía del equipo alemán, pero que había tenido un partido realmente errático.

La jugada parecía que culminaría en un centro al área por parte de Kroos, pero no. El astro alemán lanzó un tiro libre perfecto que se instaló en la esquina superior derecha de la portería sueca y los alemanes, naturalmente fríos, se calentaron al grito de gol en una de las definiciones más emocionantes en la fase de grupos de esta Copa Mundial Rusia 2018.

El partido finalizó 2-1 y Alemania respiró con el necesitado triunfo. Los teutones ahora marchan segundos de grupo en igualdad de puntos y de diferencial de goles con los suecos y tres unidades por debajo de los mexicanos, que todavía no cierran su pase a octavos.

La definición del grupo F será el miércoles 27 de junio. Corea del Sur se enfrentará a Alemania y Suecia lo hará ante México.

Una victoria alemana y una victoria sueca podrían dejar a México fuera del Mundial, siempre y cuando superen a los americanos en el diferencial de goles. Una victoria alemana y una victoria mexicana le daría los boletos a octavos a Alemania y a México.

Pero también está el escenario de que Corea del Sur le gane a Alemania y México haga lo propio con Suecia, entonces también tendrían que sacar la calculadora y utilizar los criterios de desempate para decidir qué equipo va a octavos de final. 

 

DEPORTES · 1 DICIEMBRE, 2022

Alemania vuelve a la vida con golazo de Toni Kroos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

«El fútbol es un deporte en que juegan once contra once durante noventa minutos y al final siempre gana Alemania», apuntó alguna vez la estrella inglesa Gary Lineker y esa máxima ha acompañado siempre a los germanos, que este sábado 23 de junio volvieron a la vida gracias a un golazo de Toni Kroos en el tiempo de descuento de un partido sumamente emocionante que finalizó 2-1 contra Suecia.

Los primeros doce minutos de partido encontraron a una Alemania necesitada pero sobria. El fútbol de los de Joachim Löw era ofensivo, pero controlado, nada de lanzar centros al área buscando un revoleo.

No, así no juega Alemania ni siquiera cuando depende de la victoria para seguir con vida en una Copa Mundial de sorpresivos resultados. Los alemanes controlaban el juego y se acercaron con peligro a la portería defendida por Robin Olsen, guardameta sueco de padres daneses que alguna vez tuvo dudas por cuál selección jugar.

Sin embargo, la primera opción de peligro real llegó para los suecos justamente al minuto 12 de partido. Tras un error del defensor Antonio Rudiger, el sueco Marcus Berg se enfiló hacia el arco teutón; no obstante, no pudo definir ante la gran salida de Manuel Neuer. A pesar del fallo, era un aviso para Alemania que Suecia también estaba para competir y, de hecho, desde ese momento el dominio germano se vio reducido por las respuestas suecas.

Al minuto 32 de partido llegó el gol sueco como un balde de agua fría para las aspiraciones alemanas. El delantero Ola Toivonen bajó el balón con su pecho en el área germana y ante la salida de Neuer y el achique de Rudiger, decidió flotar la pelota y definir por encima de todos en una parábola magistral que le daba a Suecia la delantera, la clasificación a octavos de final y la posibilidad de ser el verdugo del campeón defensor.

Apenas al minuto 39 llegó la respuesta alemana, pero nuevamente los disparos del ataque teutón se consiguieron con la humanidad del arquero sueco que ya era figura en el partido. Antes de terminar la primera mitad, Marcus Berg se adelantó en un tiro libre y mandó un cabezazo que fue repelido de forma extraordinaria por Manuel Neuer.

Tal y cómo ocurrió ante México el pasado 17 de junio, Alemania se iba al descanso por debajo en el marcador. Pero tal y cómo ocurrió ante México, los dirigidos por Joachim Löw jugaron un segundo tiempo a gran nivel.

El tanto del empate llegó rápidamente en el minuto 48 gracias a Marco Reus, que definió con su rodilla un balón centrado por Timo Werner.

La igualdad colocaba a Suecia con 4 puntos y Alemania apenas obtendría uno. El drama continuaría, debido a que, si el partido terminaba de esa manera, un empate entre mexicanos y suecos en el último juego del grupo F dejaba eliminada Alemania a pesar de que estos derrotaran a Corea del Sur.

Los teutones lo buscaron de muchas formas. Con centros por aire, centros rastreros, taconazos, tiros de larga distancia, pero la puerta del segundo gol seguía cerrada.

El partido ya llegaba a su ocaso cuando el defensor Jérome Boateng, previamente amonestado, barrió a un jugador sueco y se ganó la segunda amarilla. Ahora Alemania no solo tenía que marcar el gol de la victoria para depender de ellos mismos en el último partido, sino que tendrían que hacer tal misión con un hombre menos en cancha.

En el agregado llegó un gran remate de Julian Brandt que se estrelló en el poste de la arquería sueca y el partido seguía 1-1 a pocos segundos de terminar el compromiso. En el minuto 90+5 llegó un tiro libre a favor de Alemania en el costado izquierdo del campo, muy cerca del área sueca. El encargado de la ejecución era Toni Kroos, bujía del equipo alemán, pero que había tenido un partido realmente errático.

La jugada parecía que culminaría en un centro al área por parte de Kroos, pero no. El astro alemán lanzó un tiro libre perfecto que se instaló en la esquina superior derecha de la portería sueca y los alemanes, naturalmente fríos, se calentaron al grito de gol en una de las definiciones más emocionantes en la fase de grupos de esta Copa Mundial Rusia 2018.

El partido finalizó 2-1 y Alemania respiró con el necesitado triunfo. Los teutones ahora marchan segundos de grupo en igualdad de puntos y de diferencial de goles con los suecos y tres unidades por debajo de los mexicanos, que todavía no cierran su pase a octavos.

La definición del grupo F será el miércoles 27 de junio. Corea del Sur se enfrentará a Alemania y Suecia lo hará ante México.

Una victoria alemana y una victoria sueca podrían dejar a México fuera del Mundial, siempre y cuando superen a los americanos en el diferencial de goles. Una victoria alemana y una victoria mexicana le daría los boletos a octavos a Alemania y a México.

Pero también está el escenario de que Corea del Sur le gane a Alemania y México haga lo propio con Suecia, entonces también tendrían que sacar la calculadora y utilizar los criterios de desempate para decidir qué equipo va a octavos de final. 

 

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO