Perú sobrepasa los 9.500 fallecidos por COVID-19

CORONAVIRUS · 29 JUNIO, 2020 19:56

Perú sobrepasa los 9.500 fallecidos por COVID-19

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
4
QUÉ CHIMBO

Perú superó este lunes, 29 de junio, la barrera de los 9.500 fallecidos por COVID-19 en el inicio de la semana donde la cuarentena se levantará oficialmente en dieciocho de las veinticinco regiones del país.

La cifra de muertes confirmadas por coronavirus se elevó este lunes hasta los 9.504 fallecidos tras sumar 184 nuevos decesos en las últimas 24 horas, según el último reporte de la enfermedad ofrecido por el Ministerio de Salud.

Los casos acumulados ascendieron hasta los 282.365 tras sumar casi 3.000 nuevos contagios en el último día, lo que supone la cifra más baja de este mes, aunque también es debido al menor número de pruebas realizado el domingo.

De las 16.212 pruebas procesadas, dieron resultado positivo 2.946, lo que supone una tasa de positivos del 18 %, levemente por encima del promedio de la semana.

Sin cuarentena desde el miércoles

A partir de este miércoles 1 de julio el confinamiento se levantará en casi todo el territorio de Perú, a excepción de siete regiones (Arequipa, Ica, Junín, Huánuco, San Martín, Madre de Dios y Áncash) que se encuentran en fase ascendente de la pandemia y donde la medida de aislamiento regirá hasta por lo menos el 31 de julio.

Sin embargo, en el resto de territorios y ciudades, la cuarentena ya era casi inexistente en la práctica, con muchos negocios ya operando con normalidad.

Aunque las fronteras exteriores seguirán cerradas, el principal sector que se reactivará en julio será el transporte provincial entre las regiones donde ya no exista cuarentena, tanto terrestre como aéreo, que permanecía suspendido desde mediados de marzo, cuando comenzó el confinamiento.

Argentina reporta 2.335 nuevos casos

Argentina reportó este lunes 2.335 nuevos casos de COVID-19, con lo que el número total de contagios ascendió a 62.268, mientras que los fallecimientos suman 1.280, tras registrarse 35 nuevas muertes.

El reporte diario vespertino que difunde el Ministerio de Salud argentino precisó que los 35 decesos verificados en las últimas horas corresponden a 21 hombres y catorce mujeres.

Los fallecidos, con edades que van de los 45 a los 90 años, eran residentes de la capital del país y de las provincias de Buenos Aires y Córdoba (centro).

Otros trece decesos fueron reportados en el informe oficial matutino de este lunes.

De los 62.268 positivos por coronavirus detectados desde el 3 de marzo y hasta el momento por las autoridades sanitarias de Argentina, 1.064 son importados (1,7 %), 22.481 son contactos estrechos de los casos confirmados (36,1 %), mientras que 27.136 (43,6 %) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

El porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva por todo tipo de patologías es del 50,6 % a nivel nacional, pero del 55,9 % si sólo se considera Buenos Aires y su populosa periferia, los distritos que concentran el 95 % de los nuevos casos de coronavirus.

Hasta el momento, en Argentina, donde rigen medidas de aislamiento desde el 20 de marzo, se han realizado un total de 344.409 test para detectar el virus, con una tasa de 7.589 pruebas por cada millón de habitantes.

Cierra cementerio en Bolivia

Los familiares de difuntos tuvieron que volver a casa este lunes con el féretro tras esperar en vano durante horas a las puertas del cementerio de la ciudad boliviana de Cochabamba, cerradas por el temor de los empleados del camposanto al contagio por la COVID-19.

“¿Qué vamos a hacer ahora, tenemos que llevar el cadáver a nuestra casa?”, increpó una de las familiares, mientras mostraba los papeles de defunción asegurando que no murió por COVID-19.

La familia esperó varias horas con el ataúd y las flores para su difunta en la puerta del camposanto, mientras quienes se habían acercado para darle el último adiós se despidieron en plena calle y más tarde el féretro fue retirado en un auto funerario.

Los trabajadores del camposanto se declararon en emergencia tras la muerte de uno de sus compañeros que sospechan que fue por COVID-19, por lo que la puertas del Cementerio General de Cochabamba estaban cerradas, aunque las causas de su fallecimiento están en estudio.

Con información y foto de Efe