Lisboa y Oporto cancelan eventos de Nochevieja para frenar avance de quinta ola

CORONAVIRUS · 3 DICIEMBRE, 2021 09:17

Ver más de

Efe | @EFEnoticias


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Varias ciudades de Portugal, entre ellas Oporto y Lisboa, han anunciado que cancelan los grandes eventos programados al aire libre para el 31 de diciembre, con el objetivo de frenar el avance de la quinta ola de coronavirus en el país.

Ciudades como Braga, Nazaré o Albufeira se han sumado a esta iniciativa, que incluirá la cancelación de eventos al aire libre como conciertos o fuegos artificiales, fenómeno que ya ocurrió el año pasado para evitar las concentraciones en las calles.

En los últimos días ha habido un aumento exponencial de contagios e ingresos por COVID-19 y ya se han detectado 19 casos de la variante ómicron en Portugal.

En este contexto, el alcalde de Lisboa, Carlos Moedas, ha explicado en declaraciones al canal portugués CNN que se cancelan los conciertos previstos para la noche de fin de año y peligra la puesta en marcha de los fuegos artificiales, aunque el anuncio oficial lo hará en los próximos días.

El alcalde de Oporto, Rui Moreira, ha avanzado que se cancelan las fiestas y que un concierto previsto para el 31 de diciembre se celebrará el día anterior.

En el caso de Nazaré (costa central atlántica), el Ayuntamiento ha cancelado los eventos al aire libre del Carnaval, que se celebra el primer día de cada año.

La fiesta en la playa de Mira, municipio perteneciente al distrito de Coimbra, también ha anunciado que cancela esta celebración al aire libre, evento al que van cada año varios cientos de españoles en viajes organizados, sobre todo de Castilla y León y de Madrid.

Portugal, que acumula una incidencia de 349,8 por cada 100.000 habitantes a 14 días, entró en «estado de calamidad» el 1 de diciembre y se mantendrá así hasta, al menos, el 20 de marzo.

Entre las medidas impulsadas por el Gobierno está la implantación de los certificados digitales para acceder a toda la restauración -a excepción de las terrazas-, los alojamientos turísticos, los eventos con asiento marcado, los gimnasios y los casinos y bingos.

Para el ocio nocturno, las visitas a residencias y hospitales, los recintos deportivos -como estadios de fútbol- y los grandes eventos es necesario un test negativo además del certificado de vacunación.

Además, para la semana del 2 al 9 de enero las restricciones aumentarán, ya que será obligatorio teletrabajar y cerrará el ocio nocturno.

El inicio del trimestre escolar tras la Navidad, que estaba previsto para el día 3 de enero, se retrasa una semana.