India: vacunas falsas socavan la lucha contra el coronavirus

CORONAVIRUS · 1 JULIO, 2021 17:31

Ver más de

Deutsche Welle


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

 El descubrimiento de campamentos falsos de vacunación en ciudades como Bombay y Calcuta ha conmocionado a la India, y las autoridades han prometido tomar severas medidas contra las inoculaciones no autorizadas. Medios de comunicación afirman que miles de personas, desesperadas por conseguir una vacuna contra COVID, han sido víctimas de la estafa.

En uno de estos casos, Debanjan Deb, un hombre de 28 años, se hizo pasar por funcionario y, al parecer, inoculó a unas 2.000 personas, entre ellas a un diputado del gobernante Partido Bharatiya Janata (BJP). En la capital financiera de la India, Bombay, al menos 2.053 residentes recibieron vacunas COVID-19 falsas, en nueve campamentos de inmunización no autorizados organizados por una empresa de gestión de eventos.

La policía descubrió que todos los viales de vacunas -con etiquetas de Covishield y Covaxin- eran falsos y contenían Amikacin, un medicamento antibiótico utilizado para curar varias infecciones bacterianas. Hasta ahora se ha detenido a seis personas. Deb también ha sido acusado de intento de asesinato.

Si no se recibe mensaje de CoWin, su vacuna es falsa

Un grupo mafioso está implicado en estas falsas vacunaciones. Tenemos que estar vigilantes a partir de ahora”, dijo Vishwas Patil, un alto funcionario de la policía, a DW. El gobierno federal intenta restar importancia al escándalo, alegando que estos casos fueron “aberraciones” aisladas.

“Hemos vacunado a más de 330 millones de personas. Estos casos [de vacunas falsas] se pueden detectar fácilmente en el momento en que no se recibe un mensaje de la aplicación CoWin. Estamos en contacto con las autoridades estatales que están tomando medidas [contra los culpables]”, dijo el martes Lav Agarwal, secretario adjunto del Ministerio de Sanidad.

El gobierno del estado de Bengala Occidental ha suspendido todos los centros de vacunación, salvo los de los hospitales privados y gubernamentales. El departamento de salud del estado ha decidido revisar las directrices de los campamentos de vacunación.

“La gente está conmocionada por estos incidentes. Tenemos que reabrir estos campamentos con cuidado y con más precauciones. Le diremos a la gente que esté más atenta”, dijo a DW un funcionario sanitario de Calcuta bajo condición de anonimato.

India necesita unos 140.000 centros de vacunación

Los expertos afirman que la lentitud de la campaña de vacunación y un procedimiento penosamente largo para reservar una cita en la aplicación gubernamental, han hecho que muchas personas se sientan frustradas. Los elementos criminales lo ven como una oportunidad para ganar dinero.

“Los precios desiguales de las vacunas también están creando una división en la sociedad. Es evidente que la gente tiene prisa por vacunarse. Las autoridades deben actuar con firmeza para evitar estos casos en el futuro”, dijo a DW Shally Awasthi, neumólogo pediátrico de la Universidad Médica King George de Lucknow.

Los expertos en salud afirman que India necesita al menos entre 130.000 y 140.000 centros de vacunación, más de 100.000 profesionales sanitarios y 200.000 personas de apoyo para vacunar a los grupos prioritarios, que suponen más de 300 millones de personas. “No es de extrañar que muchos indios estén cayendo víctimas del fraude de las vacunas. Incluso la gente de clase media está entrando en pánico”, declaró a DW Vineeta Bal, científica del Instituto Nacional de Inmunología.

Chile e India: ¡Ojo con las aplicaciones falsas!

Según la empresa de software informático McAfee, India y Chile son los dos principales países del mundo que han sido objeto de aplicaciones falsas para atraer a la gente con la promesa de vacunas.

“Con la mayor parte del mundo todavía ansioso por vacunarse, los ciberdelincuentes aprovechan los temores con aplicaciones falsas, mensajes de texto e invitaciones en las redes sociales. El malware y los enlaces maliciosos escondidos dentro de estas falsificaciones muestran anuncios e intentan robar información y credenciales bancarias”, dijo la compañía en un informe en abril.

Los analistas afirman que las autoridades, los socios de la cadena de suministro, las empresas de vacunas y los consumidores deben trabajar juntos para garantizar unas inoculaciones seguras y autorizadas.

“Es básicamente un problema de distribución”, dice a DW el virólogo Shahid Jameel. Aparte de las vacunas COVID falsas, hay medicamentos falsificados en todo el país. Según el Representante de Comercio de Estados Unidos (USTR), casi el 20% de todos los productos farmacéuticos vendidos en India en 2019 eran falsos.

Una encuesta realizada en 2015 por la Organización Central de Control de Normas de Medicamentos descubrió que el 4,5% de todos los medicamentos genéricos en la India eran falsos o de mala calidad.