Hasta 2.000 dólares costó tratamiento para paciente con COVID-19 que murió en hospital de Maturín - Efecto Cocuyo

CORONAVIRUS · 14 ABRIL, 2021 11:59

Hasta 2.000 dólares costó tratamiento para paciente con COVID-19 que murió en hospital de Maturín

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

109
QUÉ CHÉVERE
23
QUÉ INDIGNANTE
64
QUÉ CHIMBO

La señora Juana* contrajo el COVID-19 cuando una vecina que tenía la enfermedad la visitó en su vivienda a principios del mes de marzo. Ella cumplía el aislamiento junto a su familia en el sector La Cruz de Maturín, capital del estado Monagas.

Tenía 63 años y era una mujer hipertensa. El 11 de marzo la ingresaron al Hospital Universitario “Dr. Manuel Núñez Tovar” (Humnt), el único tipo IV que tiene el estado oriental y que fue designado como centinela, desde que se declaró la emergencia nacional por el coronavirus, en marzo de 2020.

Ella estuvo 29 días en el centro asistencial en unas de las áreas denominadas VIP (son espacios más pequeños y con menos hospitalizados) para tratar a pacientes con COVID-19 en el Humnt. Aunque tenía garantizado oxígeno en ese lugar, su familia debió correr con los gastos de tratamiento la mayor parte del tiempo que estuvo en ese recinto público.

Una de sus hijas que reside en España contó a Efecto Cocuyo que entre ella, otra hermana y un cuñado corrieron con todos los gastos. También sus compañeros de trabajo y el dueño de la empresa, les donaron 90 dólares.

Medicinas, insumos y hasta catéteres

Antibióticos, vitaminas, anticoagulantes y otros tratamientos fueron necesarios para ayudar a la señora Juana a resistir los síntomas de la enfermedad.

La joven dijo que se gastaron un aproximado de 2.000 dólares en el tratamiento, que además incluyó vitaminas e insumos como guantes, mascarillas especiales para conectarla al oxígeno, las soluciones e, incluso, los catéteres que necesita para administrarle los fármacos.

“La atención de mi mamá fue buena para la situación del país. Sí hubo momentos en que no había médicos, pero iban a buscarlos a Medicina Interna y la atendían bien a ella y los otros cinco pacientes que estaban con ella en esa área VIP”, aseguró.

A la señora Juana las enfermeras le daban los fármacos a las horas, pero hay familiares que deben costear personal privado dentro del mismo hospital para tener atención las 24 horas por la falta de trabajadores de la salud.

“Cuando hablaba con mi mamá ella me decía que le mandara ayuda para las enfermeras porque ella quería ayudarlas, ya que se portaron muy bien con ellas”, dijo la joven.

Humnt sin tomógrafo

En el Humnt no hay un tomógrafo operativo. A los pacientes los remiten a otros centros asistenciales, entre ellos al CDI de Alta Tecnología “Che Guevara” en Maturín, para realizarse el estudio, que permite saber la evolución de una persona enferma con COVID-19.

“Los medicamentos los daban goteados; los primeros días los más caros como los antibióticos y anticoagulantes los compramos nosotros; por lo menos durante 15 o 20 días compramos casi todo el tratamiento. En la última semana le daban los anticoagulantes y todos los tratamientos como sueros y soluciones”, explica en conversación por Whatsapp.

La señora Juana pudo recibir mejor atención gracias a los contactos de sus familiares y por el empeño que pusieron, en especial el esposo de una de sus hijas, para brindarle los mejores cuidados durante los 29 días que estuvo en el Humnt.

“A mi mamá la atendieron por medio de los contactos, porque el tratamiento -cuando entras al hospital- no te lo dan; te tienes que pelear hasta por las camas. Cuando murió mi mamá la gente se estaba peleando por ese espacio”, lamentó su hija desde España.

Los familiares de pacientes con COVID-19 también se convierten en gestores o pujan por los medicamentos en las farmacias cuando los consiguen. En algunos establecimientos no venden los tratamientos completos sino la mitad de ellos.

Así le tocó pasar al yerno de la señora Juana para conseguir los medicamentos. “A veces si necesitabas seis ampollas solo te vendían tres y decían que el resto las dejarían para el día siguiente, a la espera de la fluctuación del precio del dólar paralelo.

Medicamentos más demandados

El presidente del Colegio de Farmacéuticos del estado Monagas, Stiver Sanabria, aseguró a Efecto Cocuyo que en este momento por la magnitud de pacientes que hay en Monagas, los medicamentos de mayor demanda para tratar a los enfermos con COVID-19 se agotan en poco tiempo.

Los de mayor demanda son el antiviral Remdesivir y antibióticos como levofloxacina y meroponen o el anticoagulante clexane.

“Los medicamentos están llegando, pero como están llegando, por la magnitud de la gente contagiada que es muy grande, diariamente se están agotando”, afirmó.

Sanabria dijo que pese a eso, las farmacias y droguerías los pueden reponer hasta en uno o dos días máximo. Sin embargo, en el caso del Remdesivir, su costo que supera cada 100 dólares una ampolla hace casi que imposible su adquisición para todos.

“Los costos son muy elevados y las personas sufren para adquirirlo. Si le piden cinco Remdivisir y cada ampolla cuesta hasta 100 dólares, serían 500 dólares, pero ninguna familia tiene para comprarlo”, comentó.

En cuarentena radical movilizarse fue más difícil

La hija de la señora Juana también sostuvo que otro obstáculo que enfrentaron fue el decreto tres semanas de cuarentena radical que vivió Venezuela entre el 22 de marzo y el 11 de abril. La falta de transporte público obligó muchas veces a caminar al esposo de una de sus hijas para ir a las farmacias e incluso para trasladarse a sus casas en las noches, después de pasar todo el día con la paciente.

“Una persona de a pie no puede cubrir el tratamiento del COVID-19, se muere. Mi cuñado me contó que había personas solo conectadas al oxígeno porque sus familiares no tenían como comprar las medicinas. Lo poquito era lo que administraban en el hospital. Cuando mi mamá falleció mi cuñado donó todas las medicinas a los demás pacientes”.

En el Humnt había hasta este martes, 13 de abril, 121 enfermos con COVID-19, según confirmó una fuente del centro asistencial a este medio. En el lugar hay ocho áreas para la atención: emergencia pediátricas, salas A y B (las llaman VIP por ser más pequeñas y tener menos personas) de la emergencia de adultos; trauma shock; cuidados coronarios y el quinto piso.

Hasta el 12 de abril, Monagas acumula 3.148 casos de COVID-19. De ellos 681 se han diagnosticado en abril, según la Comisión Presidencial de la administración de Nicolás Maduro. Además, hay 559 casos activos.

*El nombre fue cambiado por petición de su hija