Denuncian que hace falta personal para atender a pacientes con COVID-19 en hospital de Maturín

CORONAVIRUS · 14 ABRIL, 2021 16:32

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

La novia de José García fue ingresada al Hospital Universitario «Dr. Manuel Núñez Tovar» (Humnt) en Maturín, estado Monagas, el pasado miércoles 7 de abril.

Es una paciente de 24 años que, además de contagiarse con COVID-19, necesita diálisis por tener una enfermedad renal. Actualmente tiene una fractura en el fémur.

Por redes sociales y grupos de Whatsapp, José y los familiares de la joven han pedido su traslado a otro centro asistencial para que pueda recibir atención médica ante la falta de personal en el quinto piso del Humnt, que habilitó el gobierno regional para tratar a enfermos de COVID-19, tras el aumento de casos en la entidad oriental desde el pasado mes de marzo.

«Aquí no hay médicos ni enfermeras. Desde ayer (lunes 12 de abril ) no ha venido médico ni enfermera. Yo he bajado a la emergencia, pero la respuesta es que me dio un residente fue que hablara con las autoridades para que trajeran más médicos», contó García a Efecto Cocuyo vía telefónica la noche del martes 13 de abril.

Faltan medicinas para los enfermos con COVID-19

La escasez de personal no es lo único que deben enfrentar, tanto la novia de José como el resto de los pacientes que se encuentran en ese mismo piso. Tampoco llegan con regularidad los tratamientos para todos los internos.

«No le han dado la primera dosis de tratamiento, ni siquiera una jeringa. Estamos comprando con lo que se puede. Le mandaron vancomicina y levofloxacina, pero no la hemos conseguido en ampollas que se la mandaron, se la estamos dando en tableta», relató el joven que insiste en pedir ayuda para que trasladen a la joven a una unidad de cuidados intensivos en otro centro asistencial.

El Humnt fue designado como hospital centinela en Monagas para atender los casos de COVID-19 desde marzo de 2020. Desde inicios del mes pasado, por el aumento de los contagios, han desalojado varias áreas para ingresar a los pacientes covid.

Entre ellas se encuentran la emergencia pediátrica, la unidad de cuidados coronarios y el quinto piso del Núñez Tovar. En la emergencia de adultos tienen dos salas más y una de cuidados intermedios. El centro asistencial sólo tiene capacidad para cuatro camas en Unidad de Cuidados Intensivos.

A la pareja de José García no le dieron el tratamiento el pasado lunes 12 de abril porque, a pesar de que la ingresaron cinco días antes, su historia médica se extravió.

Ayuda externa y peticiones en redes sociales

También necesita diálisis tres veces por semana, pero le explicaron que sólo podría recibirla dos veces, lo que complica aún más su cuadro clínico.

García es enfermero y dijo que con ayuda de amigos y familiares en el exterior han comprado los tratamientos que necesita su novia. Asegura que gasta entre 100 y 180 millones de bolívares por día para garantizar las medicinas, aunque no pueden adquirirlas todas.

«A ella la ingresaron y la mandaron a subir a piso. La médico le hizo el ingreso, pero desde entonces no han venido a verla o practicarle exámenes. Nosotros estamos cumpliendo, yo soy enfermero y le tomamos la tensión».

Ante la falta de un flujómetro para garantizar el oxígeno a la joven, García debe alquilar una bombona portátil que le cuesta 15 dólares diarios y deben pagarlos con puntualidad.

Dijo que a la muchacha le «falta Remdesivir (un antiviral) y específicamente la vigilancia médica, los rayos X y una tomografía de tórax».

Reiteró su llamado para que la joven reciba asistencia de personal calificado y las autoridades resuelvan la falta de médicos y enfermeras para poder cumplir con los tratamientos de los enfermos con COVId-19. Incluso dijo que además de su novia hay otros tres pacientes renales con la enfermedad del nuevo coronavirus en otras áreas del centro asistencial.

Una joven monaguense que migró a España contó a Efecto Cocuyo que su mamá falleció en el Humnt a principios de abril. Estuvo 29 días recluida en hospital centinela, pero los primeros 15 o 20 días su familia debió correr con todos los medicamentos e insumos porque en el lugar no se los suministraron.

En el Núñez Tovar había hasta el 12 de abril 121 pacientes con COVID-19 y 559 casos activos de la enfermedad. Solo en los primeros trece días de este mes se han detectado 700 nuevos casos, según la Comisión Presidencial del COVID-19 del gobierno de Nicolás Maduro.

CORONAVIRUS · 7 DICIEMBRE, 2022

Denuncian que hace falta personal para atender a pacientes con COVID-19 en hospital de Maturín

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

La novia de José García fue ingresada al Hospital Universitario «Dr. Manuel Núñez Tovar» (Humnt) en Maturín, estado Monagas, el pasado miércoles 7 de abril.

Es una paciente de 24 años que, además de contagiarse con COVID-19, necesita diálisis por tener una enfermedad renal. Actualmente tiene una fractura en el fémur.

Por redes sociales y grupos de Whatsapp, José y los familiares de la joven han pedido su traslado a otro centro asistencial para que pueda recibir atención médica ante la falta de personal en el quinto piso del Humnt, que habilitó el gobierno regional para tratar a enfermos de COVID-19, tras el aumento de casos en la entidad oriental desde el pasado mes de marzo.

«Aquí no hay médicos ni enfermeras. Desde ayer (lunes 12 de abril ) no ha venido médico ni enfermera. Yo he bajado a la emergencia, pero la respuesta es que me dio un residente fue que hablara con las autoridades para que trajeran más médicos», contó García a Efecto Cocuyo vía telefónica la noche del martes 13 de abril.

Faltan medicinas para los enfermos con COVID-19

La escasez de personal no es lo único que deben enfrentar, tanto la novia de José como el resto de los pacientes que se encuentran en ese mismo piso. Tampoco llegan con regularidad los tratamientos para todos los internos.

«No le han dado la primera dosis de tratamiento, ni siquiera una jeringa. Estamos comprando con lo que se puede. Le mandaron vancomicina y levofloxacina, pero no la hemos conseguido en ampollas que se la mandaron, se la estamos dando en tableta», relató el joven que insiste en pedir ayuda para que trasladen a la joven a una unidad de cuidados intensivos en otro centro asistencial.

El Humnt fue designado como hospital centinela en Monagas para atender los casos de COVID-19 desde marzo de 2020. Desde inicios del mes pasado, por el aumento de los contagios, han desalojado varias áreas para ingresar a los pacientes covid.

Entre ellas se encuentran la emergencia pediátrica, la unidad de cuidados coronarios y el quinto piso del Núñez Tovar. En la emergencia de adultos tienen dos salas más y una de cuidados intermedios. El centro asistencial sólo tiene capacidad para cuatro camas en Unidad de Cuidados Intensivos.

A la pareja de José García no le dieron el tratamiento el pasado lunes 12 de abril porque, a pesar de que la ingresaron cinco días antes, su historia médica se extravió.

Ayuda externa y peticiones en redes sociales

También necesita diálisis tres veces por semana, pero le explicaron que sólo podría recibirla dos veces, lo que complica aún más su cuadro clínico.

García es enfermero y dijo que con ayuda de amigos y familiares en el exterior han comprado los tratamientos que necesita su novia. Asegura que gasta entre 100 y 180 millones de bolívares por día para garantizar las medicinas, aunque no pueden adquirirlas todas.

«A ella la ingresaron y la mandaron a subir a piso. La médico le hizo el ingreso, pero desde entonces no han venido a verla o practicarle exámenes. Nosotros estamos cumpliendo, yo soy enfermero y le tomamos la tensión».

Ante la falta de un flujómetro para garantizar el oxígeno a la joven, García debe alquilar una bombona portátil que le cuesta 15 dólares diarios y deben pagarlos con puntualidad.

Dijo que a la muchacha le «falta Remdesivir (un antiviral) y específicamente la vigilancia médica, los rayos X y una tomografía de tórax».

Reiteró su llamado para que la joven reciba asistencia de personal calificado y las autoridades resuelvan la falta de médicos y enfermeras para poder cumplir con los tratamientos de los enfermos con COVId-19. Incluso dijo que además de su novia hay otros tres pacientes renales con la enfermedad del nuevo coronavirus en otras áreas del centro asistencial.

Una joven monaguense que migró a España contó a Efecto Cocuyo que su mamá falleció en el Humnt a principios de abril. Estuvo 29 días recluida en hospital centinela, pero los primeros 15 o 20 días su familia debió correr con todos los medicamentos e insumos porque en el lugar no se los suministraron.

En el Núñez Tovar había hasta el 12 de abril 121 pacientes con COVID-19 y 559 casos activos de la enfermedad. Solo en los primeros trece días de este mes se han detectado 700 nuevos casos, según la Comisión Presidencial del COVID-19 del gobierno de Nicolás Maduro.