Colas de hasta 2 km y horas de espera, la primera semana de gasolina

CORONAVIRUS · 5 JUNIO, 2020 23:56

Colas de hasta dos kilómetros y horas de espera, la primera semana de la gasolina iraní en Venezuela (Galería)

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes Fotos por Mairet Chourio e Iván E. Reyes

Ver más de

Ivan Reyes | @IvanEReyes

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Se cumplen cinco días de distribución de la gasolina que llegó a Venezuela proveniente de Irán. Aunque miles de personas han logrado equipar sus vehículos con combustibles, las colas, lejos de terminar, parecen ser más largas cada día. Antes del lunes 1 de junio, se observaban largas filas en algunas estaciones de servicio que estaban funcionando, pero desde este lunes esa escena se multiplicó y se hizo regular por toda Caracas.

Miles de personas madrugaron el lunes 1 de junio para poder conseguir gasolina. Foto: Iván E. Reyes

Efecto Cocuyo se mantuvo en la calle desde la mañana del lunes para poder observar y contar todo lo que ocurre en torno a estas largas colas que, incluso, pueden llegar a los dos kilómetros.

A pesar del nuevo precio de la gasolina, las colas para surtir combustible no cesaron este #1Jun

El tanque de la mayoría de los vehículos estaba en reserva y muchas personas tenían meses sin surtirse de combustible. Foto: Iván E. Reyes

Desde el lunes se paga la gasolina en dólares

Sin duda, uno de los sucesos  históricos de la semana es el aumento del precio de la gasolina. El combustible subsidiado pasó a costar 5.000 bolívares por litro. Sin embargo, la otra arista fundamental de este aumento es que también se estableció un precio en moneda internacional, algo sin precedentes en Venezuela.

El precio internacional será de 50 centavos de dólar cada litro. Foto: Iván E. Reyes

Las venezolanas y los venezolanos que no quieran hacer uso de la gasolina subsidiada podrán pagar el precio internacional de 0.50 dólares por litros. Un carro con un tanque de 40 litros equivale a 20 dólares, es decir, más de cuatro millones de bolívares al cambio.

Las colas en las gasolineras a precio subsidiado pueden llegar los dos kilómetros. Foto: Mairet Chourio

Contrario a lo que se pensaba, este nuevo esquema de precios y distribución no bajó las colas. Por el contrario, las largas filas aumentaron y se hicieron cotidianas en casi toda Caracas.

La cola de la bomba de Maripérez se extiende por toda la avenida Andrés Bello. Foto: Mairet Chourio

Es normal ver a las personas empujar los carros pues se quedan sin combustible durante la cola o incluso llegan en reserva. Foto: Mairet Chourio

Las estaciones de servicio, custodiadas por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) también se volvieron zonas en las que los periodistas tienen accesos limitados e inclusos pueden ser detenidos ilegalmente si graban o hacen algún tipo de registro fotográfico en el lugar.

Efectivos militares custodian las estaciones de servicio en Caracas. Foto: Iván E. Reyes

Milicianos, Faes y PNB también custodian las gasolineras. Foto: Iván E. Reyes

Desde el oeste hasta el este, Caracas se sumió en interminables colas de vehículos. Las personas han pasado hasta 40 horas esperando para surtirse con combustible. Este escenario se ha visto en colas de gasolina subsidiada y en colas de gasolina a precio internacional.

En La Yaguara, los transportistas hacen largas colas para equipar gasoil a sus unidades. Foto: Mairet Chourio

En La Paz también se hacen largas colas y las personas empujan sus vehículos para poder llegar a la estación de servicio. Foto: Mairet Chourio

Las largas colas se repiten al este de Caracas y en gasolineras a precio internacional. Foto: Iván E. Reyes

Como es costumbre, también se hizo un comercio en torno a las largas colas. Desde venta de café hasta ventas de pastelitos, jugos y empanadas. Los venezolanos se rebuscan como pueden y las largas filas son un lugar ideal para vender comidas y bebidas.

Vendedores informales se rebuscan en las colas de gasolina de Caracas

Empanadas, jugos, café, cigarrillos y hasta medias deportivas ofrecen vendedores informales que se rebuscan en las colas de gasolina Foto: Mairet Chourio

Ender García mantiene a sus cuatro hijos con la venta de café. Foto: Iván E. Reyes

Sin embargo, debido a la falta de efectivo tanto en dólares como en bolívares, algunas personas han puesto a disposición de sus clientes mecanismos de pagos electrónicos.

Ender Ángel de 25 años,ofrece sus pasteles acompañado de su hijo. Foto: Iván E. Reyes

Aunque las colas de motorizados “corren más rápido”, también han visto largas filas de motocicletas a la espera de surtir combustible.

Los motorizados suelen equiparse entre 3 y 10 litros de gasolina. Foto: Iván E. Reyes

En las estaciones de servicio subsidiadas también se ven largas colas de motorizados y pueden pasar horas a la espera. Foto: Iván E. Reyes

Sin embargo, la esperanza de algunos es que en los próximos días las colas se reduzcan considerablemente y puedan equipar gasolina “como en los viejos tiempos”.

En La Urbina las personas hacen cola para gasolina subsidiada un día antes. En la imagen, la cola de la derecha es la de este viernes 5 de junio y la de la derecha es para el sábado 6. Foto: Iván E. Reyes

La esperanza de una “nueva normalidad” se mantiene viva entre algunas personas en las colas por gasolina. Foto: Mairet Chourio

 

Foto principal: Mairet Chourio

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: