Bolsonaro vuelve a dar positivo para COVID-19 en tercera prueba

CORONAVIRUS · 22 JULIO, 2020 15:44

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, resultó otra vez positivo de coronavirus, en la tercera prueba a la que se somete desde que contrajo la enfermedad el pasado 7 de julio.

Bolsonaro sigue aislado en el Palacio de la Alvorada. El gobierno informó en un comunicado que el estado de salud del jefe de Estado sigue “en buena evolución”.

“El presidente Jair Bolsonaro sigue gozando de buena salud, y está acompañado por el equipo médico de la Presidencia de la República. La prueba realizada por el presidente ayer (21 de julio) mostró un resultado positivo”, dijo el texto. El mandatario esperaba un resultado negativo para retomar su agenda pública.

Bolsonaro se une a una pequeña lista de jefes de gobierno que se han infectado con el coronavirus, entre ellos el primer ministro británico, Boris Johnson, y el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, quienes fueron hospitalizados y necesitaron oxígeno adicional.

Tras informar su contagio a comienzos de mes, Bolsonaro dijo que ha sido tratado con hidroxicloroquina y azitromicina.

Defensor desde hace mucho tiempo de la controvertida droga hidroxicloroquina para la malaria, Bolsonaro anunció que la estaba tomando y ha dicho en repetidas ocasiones que cree que la droga lo ha ayudado.

A menudo se pasea por el palacio presidencial para saludar a los partidarios, incluso desde su diagnóstico positivo. El martes por la noche, le dijo a la multitud reunida allí que esperaba que su última prueba, la tercera desde que se infectó, fuera negativa para poder volver a trabajar.

Bolsonaro tenía planeado viajar este fin de semana al estado de Piauí con el senador Ciro Nogueira, pero tras recibir el resultado del examen, deberá seguir en cuarentena. El Presidente cumple el aislamiento en el Palacio de la Alvorada, la residencia oficial en Brasilia.

Anunció el 7 de julio del 2020 que contrajo el coronavirus. Desde entonces se ha mantenido en un régimen de trabajo remoto. En el pasado calificó al virus de “gripecita” y ha sido duramente criticado por su gestión de la crisis sanitaria.