Admiten irregularidades en compras de tapabocas para hospitales de Buenos Aires

CORONAVIRUS · 25 JULIO, 2020 07:43

Ver más de

Emilia Delfino

Foto por Paolo Cuarterolo / Perfil

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

“Fue un mal negocio”. Así lo admite una de las ocho empresas contratadas por las autoridades de Buenos Aires para dotar de tapabocas a los hospitales de la capital de Argentina. Destinaron US$11.087.224 por 15 millones 170 mil tapabocas tricapas. A dos de las empresas les adjudicaron de forma directa más de US$6,2 millones, pero luego rescindieron los contratos por incumplimiento de los plazos de entrega. Las  irregularidades en compras de tapabocas se debaten en los tribunales argentinos.

En el reportaje elaborado por Emilia Delfino para el proyecto de programa de periodismo colaborativo Salud con lupa se refiere que la exigencia de equipos de protección especial para el personal sanitario que atiende a las personas contagiadas con COVID-19 fue planteada ante los tribunales argentinos a través de 27 acciones de amparo. “Este fue uno de los primeros malos síntomas de gestión que evidenció el gobierno de la capital porteña en los procesos de compra en el estado de emergencia”, se indica.

Entre las irregularidades en comprasde tapabocas, entre el 30 de marzo y y el 15 de junio de 2020, destaca la variación de los precios de cada uno, a pesar de que todos tenían las mismas características: tres capas de tela que permiten respirar con facilidad.

“Salud con lupa analizó estas ocho contrataciones y halló que el mismo tipo de mascarilla tricapa fue adquirido por un precio unitario de entre US$0,46 y US$1,60. Las compras fueron realizadas en pesos, con un rango de entre ARS 30,24 y ARS 108”, precisa el reportaje

La idoneidad de las empresas contratadas también fue objeto de análisis, pues no todas tenían trayectoria reconocida en la fabricación de insumos médicos e, incluso, alguna de ellas se dedicaba al rubro de la informática.

“Todas fueron convocadas de manera directa por los funcionarios a cargo de las compras o por ‘intermediarios’ que oficiaron como nexos entre el Estado y las compañías, informaron en las empresas consultadas”.

Por su parte, el Ministerio de Salud de Argentina alegó que “al inicio de la pandemia había mucha dificultad para conseguir precios de referencia frente a la alta demanda de estos insumos. Además, las fábricas no se comprometían a la entrega y el mercado argentino no estaba preparado para semejante demanda”.

Lea el reportaje completo en el siguiente enlace

Este reportaje forma parte del Programa Lupa, liderado por la plataforma digital colaborativa Salud con Lupa, con el apoyo del Centro Internacional para Periodistas (ICFJ).