¿Existe relación entre las vacunas anti covid y la encefalomielitis aguda?

COCUYO CHEQUEA · 13 DICIEMBRE, 2021 10:21

Ver más de

Enrique March Uzcátegui


¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

En las redes sociales y en grupos antivacunas, se hizo viral una noticia sobre un adolescente colombiano que desarrolló encefalomielitis aguda diseminada y se dice que dicha condición se generó como efecto secundario de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer. Pero hasta este miércoles, 8 de diciembre, no se ha confirmado una relación entre este síndrome y la inmunización, por tanto es falso.

El paciente se identifica como Ángel Eduardo García, tiene 17 años de edad y es oriundo de la ciudad de Cúcuta. Su caso ha sido difundido en Twitter para pedir ayuda con sus gastos médicos y denunciar la falta de atención a su caso por parte de la entidad promotora de salud de Colombia (EPS).

La información más reciente del caso la dio a conocer El Espectador (en un contenido patrocinado) y explica que el paciente recibió la segunda dosis de la vacuna el 18 de agosto. Según el medio colombiano, a partir de entonces, el joven comenzó a presentar complicaciones. Sin embargo, no se ha confirmado que la patología tenga relación con la vacuna.

La Unidad de Verificación de Datos y Fact-checking de Efecto Cocuyo investigó cuál es la posibilidad de que los vacunados contra COVID-19 sufran encefalomielitis aguda diseminada como efecto secundario de la inmunización.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la vacuna?

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), en su 9º Informe de Farmacología sobre Vacunas COVID-19, explicó que se identificaron los siguientes síntomas tras la vacunación con el fármaco de Pzifer:

  • Eritema multiforme (trastorno cutáneo que puede causar dolor o picazón): 124 casos confirmados de 420 millones de vacunados en la Unión Europea hasta el 30 de septiembre.
  • Parestesias/hipoestesias (hormigueo en brazos, manos, piernas o pies): 21.793 casos.
  • Astenia (debilidad) y/o letargia (cansancio o fatiga).
  • Disminución del apetito o sudoración nocturna.

El riesgo a encefalomielitis aguda diseminada fue anunciado por la Aemps, en el 7º Informe de Farmacología sobre Vacunas COVID-19. En el comunicado, la institución señala que dicha patología apareció, luego de 40 millones de aplicaciones de la vacuna AstraZeneca (inmunización distinta a la que aparece en la cadena), en 10 pacientes en Europa, pero explica que no se ha comprobado una relación causal entre el trastorno y el fármaco.

El Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunas (Vaers) de Estados Unidos no incluye la encefalomielitis aguda diseminada entre los efectos secundarios de la inyección. Este organismo recibe los síntomas reportados por las personas luego de la inmunización e investiga si existe una relación entre dichos síndromes y las vacunas contra el COVID-19.

Seguridad de las vacunas

De acuerdo con María Graciela López, infectólogo-pediatra y expresidenta de la Sociedad Venezolana de Infectología (2018 – junio 2021), así como todas las vacunas de uso convencional tienen efectos secundarios, de igual forma, todas pueden presentar eventos adversos serios, pero en baja proporción. Además, afirma que, en Venezuela, con todas estas reacciones no se han registrado muertes a causa de las vacunas.

«Cuando existe un evento adverso serio, se hace una investigación exhaustiva del caso, se estudia la historia clínica del paciente y eso lo hace el equipo de vigilancia epidemiológica de cada ministerio de salud para poder ver si hay una relación causal o no entre lo que presentó el paciente y la vacunación», explicó la doctora a Efecto Cocuyo.

La especialista también explicó que, cuando se hacen los ensayos preliminares, los efectos adversos graves no se presencian porque la cifra de vacunados oscila entre 30.000 y 50.000 personas. No obstante, aseguró que esas reacciones comienzan a aparecer cuando se inmunizan a millones de personas y que es normal que uno o dos pacientes presenten síntomas graves.

¿Qué es la encefalomielitis aguda diseminada?

Según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de Estados Unidos, es una enfermedad caracterizada por un ataque de inflamación cerebral y en la médula espinal que afecta la cubierta protectora de las fibras nerviosas (la mielina). Además, explica que se presenta “con poca frecuencia” luego de la vacuna contra el sarampión, las paperas o la rubeola.

En relación con los síntomas, el organismo puntualiza los siguientes: fiebre, fatiga, náuseas, vómito, convulsiones y coma. Sin embargo, también pueden aparecer otros síntomas como la pérdida de la visión en un ojo (o ambos), debilidad hasta el punto de parálisis y dificultad de coordinación en los movimientos de músculos voluntarios.

En conclusión, Cocuyo Chequea determinó que, hasta este miércoles 8 de diciembre, es falso que existe una relación entre la encefalomielitis aguda diseminada y las vacunas contra el COVID-19. A pesar de que el síndrome solo se ha presentado en personas vacunadas con AstraZeneca, no se ha comprobado la relación causal entre dicha patología y la inyección.

Para ayudarnos a combatir la desinformación, puedes reenviar cadenas, publicaciones en redes sociales o la información que desees verificar a chequea@efectococuyo.com o al número de WhatsApp (0412) 015-0022.

COCUYO CHEQUEA · 3 OCTUBRE, 2022

¿Existe relación entre las vacunas anti covid y la encefalomielitis aguda?

Texto por Enrique March Uzcátegui

En las redes sociales y en grupos antivacunas, se hizo viral una noticia sobre un adolescente colombiano que desarrolló encefalomielitis aguda diseminada y se dice que dicha condición se generó como efecto secundario de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer. Pero hasta este miércoles, 8 de diciembre, no se ha confirmado una relación entre este síndrome y la inmunización, por tanto es falso.

El paciente se identifica como Ángel Eduardo García, tiene 17 años de edad y es oriundo de la ciudad de Cúcuta. Su caso ha sido difundido en Twitter para pedir ayuda con sus gastos médicos y denunciar la falta de atención a su caso por parte de la entidad promotora de salud de Colombia (EPS).

La información más reciente del caso la dio a conocer El Espectador (en un contenido patrocinado) y explica que el paciente recibió la segunda dosis de la vacuna el 18 de agosto. Según el medio colombiano, a partir de entonces, el joven comenzó a presentar complicaciones. Sin embargo, no se ha confirmado que la patología tenga relación con la vacuna.

La Unidad de Verificación de Datos y Fact-checking de Efecto Cocuyo investigó cuál es la posibilidad de que los vacunados contra COVID-19 sufran encefalomielitis aguda diseminada como efecto secundario de la inmunización.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la vacuna?

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), en su 9º Informe de Farmacología sobre Vacunas COVID-19, explicó que se identificaron los siguientes síntomas tras la vacunación con el fármaco de Pzifer:

  • Eritema multiforme (trastorno cutáneo que puede causar dolor o picazón): 124 casos confirmados de 420 millones de vacunados en la Unión Europea hasta el 30 de septiembre.
  • Parestesias/hipoestesias (hormigueo en brazos, manos, piernas o pies): 21.793 casos.
  • Astenia (debilidad) y/o letargia (cansancio o fatiga).
  • Disminución del apetito o sudoración nocturna.

El riesgo a encefalomielitis aguda diseminada fue anunciado por la Aemps, en el 7º Informe de Farmacología sobre Vacunas COVID-19. En el comunicado, la institución señala que dicha patología apareció, luego de 40 millones de aplicaciones de la vacuna AstraZeneca (inmunización distinta a la que aparece en la cadena), en 10 pacientes en Europa, pero explica que no se ha comprobado una relación causal entre el trastorno y el fármaco.

El Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunas (Vaers) de Estados Unidos no incluye la encefalomielitis aguda diseminada entre los efectos secundarios de la inyección. Este organismo recibe los síntomas reportados por las personas luego de la inmunización e investiga si existe una relación entre dichos síndromes y las vacunas contra el COVID-19.

Seguridad de las vacunas

De acuerdo con María Graciela López, infectólogo-pediatra y expresidenta de la Sociedad Venezolana de Infectología (2018 – junio 2021), así como todas las vacunas de uso convencional tienen efectos secundarios, de igual forma, todas pueden presentar eventos adversos serios, pero en baja proporción. Además, afirma que, en Venezuela, con todas estas reacciones no se han registrado muertes a causa de las vacunas.

«Cuando existe un evento adverso serio, se hace una investigación exhaustiva del caso, se estudia la historia clínica del paciente y eso lo hace el equipo de vigilancia epidemiológica de cada ministerio de salud para poder ver si hay una relación causal o no entre lo que presentó el paciente y la vacunación», explicó la doctora a Efecto Cocuyo.

La especialista también explicó que, cuando se hacen los ensayos preliminares, los efectos adversos graves no se presencian porque la cifra de vacunados oscila entre 30.000 y 50.000 personas. No obstante, aseguró que esas reacciones comienzan a aparecer cuando se inmunizan a millones de personas y que es normal que uno o dos pacientes presenten síntomas graves.

¿Qué es la encefalomielitis aguda diseminada?

Según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de Estados Unidos, es una enfermedad caracterizada por un ataque de inflamación cerebral y en la médula espinal que afecta la cubierta protectora de las fibras nerviosas (la mielina). Además, explica que se presenta “con poca frecuencia” luego de la vacuna contra el sarampión, las paperas o la rubeola.

En relación con los síntomas, el organismo puntualiza los siguientes: fiebre, fatiga, náuseas, vómito, convulsiones y coma. Sin embargo, también pueden aparecer otros síntomas como la pérdida de la visión en un ojo (o ambos), debilidad hasta el punto de parálisis y dificultad de coordinación en los movimientos de músculos voluntarios.

En conclusión, Cocuyo Chequea determinó que, hasta este miércoles 8 de diciembre, es falso que existe una relación entre la encefalomielitis aguda diseminada y las vacunas contra el COVID-19. A pesar de que el síndrome solo se ha presentado en personas vacunadas con AstraZeneca, no se ha comprobado la relación causal entre dicha patología y la inyección.

Para ayudarnos a combatir la desinformación, puedes reenviar cadenas, publicaciones en redes sociales o la información que desees verificar a chequea@efectococuyo.com o al número de WhatsApp (0412) 015-0022.