¿La vacuna contra el COVID-19 ha tenido más efectos negativos que cualquier otra en la historia?

COCUYO CHEQUEA · 7 OCTUBRE, 2021 19:03

Ver más de

Enrique March Uzcátegui


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Cuidado con la información viral sobre las vacunas. En un tuit se dice que la vacuna anticovid ha tenido más efectos negativos que cualquier otra en la historia. Pero esta afirmación es falsa.

La publicación muestra que se trata de una denuncia hecha por Christopher Chope, diputado por el Partido Conservador de Reino Unido, en el parlamento de ese país. Además, contiene un video del político en un debate sobre el proyecto de ley sobre del daño de la vacuna del COVID-19, el pasado 10 de septiembre.

En su intervención, el diputado asegura que el esquema de la tarjeta amarilla muestra 767 casos de inflamación del corazón, “una condición que es casi inaudita en la medicina sobre una base diaria normal”. También afirma que dicho sistema dice que hay 35.000 informes de trastorno menstrual y 1.632 muertes ocurridas días después de la vacunación.

Además, el político inglés cuenta que, cuando le pidió los datos de muertes por COVID-19 luego de uno, dos y tres meses de recibir la vacuna al secretario de estado, la respuesta que recibió fue que Salud Pública de Inglaterra (PHE, por sus siglas en inglés) publicará dichos datos “a su debido tiempo”.

El esquema de la Tarjeta Amarilla de Coronavirus es un portal web que se lanzó en mayo de 2020, en el que las personas pueden informar voluntariamente cualquier sospecha de reacciones adversas o efectos secundarios de medicamentos, vacunas y dispositivos médicos utilizados en COVID-19, con el fin de monitorear su seguridad.

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido (Mhra) realizó un resumen sobre los informes de la tarjeta amarilla. En este reporte, se analizaron los síntomas que expusieron las personas luego de aplicarse una vacuna y se comparan con los datos que maneja este organismo.

Tomando en cuenta los efectos adversos, expuestos por el diputado Chope en el video, y que las vacunas aplicadas en Reino Unido son de las compañías Pfizer-BioNTech, Moderna y AstraZeneca, la Unidad de Verificación de Datos y Fact-checking de Efecto Cocuyo consultó el informe más reciente de la Mhra para conocer más sobre los síntomas que mencionó el político.

Miocarditis y/o pericarditis (inflamación en el corazón)

Según la Mhra, ha habido un aumento en la notificación miocarditis y pericarditis y que son más frecuentes en hombres jóvenes poco después de que reciben la segunda dosis de Pfizer-BioNTech o Moderna. Pero el organismo asegura que estos eventos suelen ser leves y que las personas se recuperan en poco tiempo con reposo y bajo tratamiento estándar.

No obstante, la institución recomienda buscar atención médica si el paciente experimenta nuevos síntomas como dolor en el pecho, dificultad para respirar, sensación de latidos rápidos o palpitaciones.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), son muy raros los casos que se han notificado de miocarditis y pericarditis. El organismo explica que existe una posible relación entre estas patologías y las vacunas de ARN mensajero (Pfizer-BioNTech y Moderna) y que, en su mayoría, afectan a hombres jóvenes.

Infografía: Organización Panamericana para la Salud (OPS)

Los Centros de Salud para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos también advierten sobre la miocarditis y la pericarditis como posibles efectos secundarios luego de la inmunización anticovid con vacunas de ARNm.

Sin embargo, el organismo norteamericano cita al Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunas (VAERS) para mencionar los casos de estas patologías que han ocurrido después de la vacunación:

  • Después de la administración de vacunas de ARNm, especialmente entre adolescentes y adultos jóvenes de sexo masculino.
  • Con mayor frecuencia luego de la segunda dosis
  • Generalmente en los días posteriores a la vacunación

La institución estadounidense asegura que los pacientes con miocarditis o pericarditis, “que respondieron bien al tratamiento con medicamentos y al reposo”, tuvieron una rápida mejoría. Además, el organismo explica que, una vez que mejoran los síntomas de la persona, puede retomar sus actividades diarias.

¿Las vacunas producen trastorno menstrual?

La Mhra ha recibido reportes de sospecha de efectos secundarios de las vacunas anticovid relacionados son la alteración del ciclo menstrual y la aparición de síntomas como hemorragias inesperadas.

El Grupo de Trabajo de Expertos en Riesgos Beneficio de las Vacunas COVID-19 de la Comisión de Medicamentos Humanos y el Grupo Asesor de Expertos en Medicamentos para la Salud de la Mujer de Reino Unido aseguran que la evaluación de estos casos no demuestra un vínculo entre los cambios en los períodos menstruales y los síntomas relacionados y las vacunas.

“Los cambios menstruales informados son en su mayoría de naturaleza transitoria. No hay evidencia que sugiera que las vacunas COVID-19 afectarán la fertilidad y su capacidad para tener hijos”, asegura la institución en el informe.

La Mhra recomienda que cualquier persona que experimente cambios en sus períodos que sean inusuales, que persistan en el tiempo o que tenga un nuevo sangrado después de la menopausia, después de la vacunación COVID-19, debe comunicarse con su médico.

En un trabajo de Efe Salud se entrevistó a tres mujeres, de edades diferentes, que presentaron alteraciones en su menstruación luego de aplicarse vacunas anticovid de ARNm. Los síntomas fueron: hemorragia post menopausia durante 2-3 días, hinchazón en los senos, retraso en el periodo, leve sangrado durante 10 días luego de terminado el ciclo menstrual, entre otros.

“No hay reacciones graves ni irreversibles. Estamos apreciando que en tres o cuatro ciclos vuelven a la normalidad”, afirma Laura Baena, especialista en asistencia de mujeres durante el parto e investigadora del departamento de Enfermería de la Universidad de Granada (España), citada en el artículo.

El doctor español Antonio Requena, especialista en medicina reproductiva, también explicó para Efe Salud que: “Está comprobado que periodos de estrés o un cambio de alimentación favorecen alteraciones en la menstruación de las mujeres de forma recurrente, por lo que, a priori, tampoco en esta ocasión debería preocuparnos”.

¿Las vacunas causan la muerte?

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido (Mhra) asegura que la mayoría de las personas inmunizadas al principio de la campaña de vacunación en ese país eran personas de edad avanzada y/o con afecciones médicas preexistentes. En consecuencia, este escenario hace que sea más probable que ocurran eventos adversos coincidentes.

El organismo explica que el uso de las vacunas ha aumentado en el transcurso de las campañas, así como la notificación de eventos fatales con una asociación temporal con la inmunización.

Sin embargo, la institución británica explica que “esto no indica un vínculo entre la vacunación y las muertes notificadas. La revisión de los informes individuales y los patrones de notificación no sugiere que las vacunas hayan influido en estas muertes”.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las vacunas aprobadas hasta la fecha son capaces de mitigar la mayoría de las variantes del SARS-CoV-2 y prevenir síntomas graves de la enfermedad, que conlleven la hospitalización o, incluso, la muerte del paciente. Además, establece que “protegen menos contra los síntomas leves y las infecciones asintomáticas que contra las formas más graves de la enfermedad”.

De acuerdo con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), las vacunas contra el COVID-19 siguen un proceso de experimentación para garantizar su uso seguro y su efectividad a la hora de proveer protección ante la enfermedad. Solo si se obtienen resultados favorables en sus fases de evaluación, los organismos de salud aprobarán su aplicación.

Según el organismo español, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) presta asesoramiento científico a los desarrolladores de vacunas y los orientan sobre los mejores métodos y diseños de estudios para generar datos sólidos y los requisitos legales. La finalidad es garantizar que los estándares de calidad, seguridad y eficacia se incorporen desde el inicio del proceso y no se vean comprometidos por acelerarlo.

Síntomas y efectos adversos

Los Centros de Salud para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos establecen como principales efectos secundarios para la vacuna anticovid: dolor, enrojecimiento o hinchazón en el lugar de la inyección, cansancio, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, fiebre y náuseas.

No obstante, estos síntomas son comunes en otras inyecciones de uso regular; por ejemplo, en los fármacos contra la influenza, poliomielitis, meningitis y fiebre amarilla.

En cuanto a los efectos adversos de las inyecciones, según Alejandro Rísquez, médico pediatra, epidemiólogo y director de la institución venezolana Vacuven, asegura que estos síntomas son similares a los de muchas otras vacunas de uso regular. También explica que aparecen de forma leve, con poca frecuencia y, generalmente, donde se aplica la inyección.

“Los efectos adversos severos son extraordinariamente raros para todas las vacunas. Por eso es que justamente se hacen las pruebas de seguridad para garantizarle a la gente que la vacuna, en su relación o balance el riesgo-beneficio, los beneficios superan, de manera gigantesca, las desventajas”, detalló el médico para Efecto Cocuyo.

A pesar de que las vacunas contra el COVID-19 han presentado otros efectos adversos como trombosis, miocarditis, pericarditis, alteraciones hormonales, entre otros, no hay evidencia científica de que estos síntomas sean permanentes o que puedan perjudicar la salud del paciente.

En conclusión, Cocuyo Chequea determinó que la afirmación de diputado británico, Christopher Chope, en la que asegura que las vacunas contra el COVID-19 han tenido más efectos negativos que cualquier otra inyección en la historia, es falsa.

Puedes reenviar cadenas, publicaciones en redes sociales o la información que desees verificar a [email protected] o al número de WhatsApp (0412) 015-0022, y así estarás ayudando a combatir la desinformación.