¿Contagiados con COVID-19 tendrán fibrosis pulmonar?

COCUYO CHEQUEA · 18 MARZO, 2020 16:55

¿Diagnosticados con COVID-19 sufren de fibrosis pulmonar?

Texto por Shari Avendaño | @shariavendano

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano

¿Cómo valoras esta información?

28
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
4
QUÉ CHIMBO

Una nueva cadena desinformando sobre el coronavirus está circulando por las plataformas de mensajería y redes sociales. El texto asegura que si una persona contagiada con COVID-19 presenta fiebre y tos, sus pulmones “ya están en un 50% de fibrosis (pulmonar)”. Por otra parte en la cadena se sostiene que si una persona es capaz de aguantar la respiración por más de 10 segundos significa que no está presente la afección.

En el texto se agrega que puede evitarse la propagación del virus si se mantiene la boca y la garganta húmedas. “Beba unos sorbos de agua al menos cada 15 minutos.  ¿Por qué?  Incluso si el virus entra en la boca … el agua u otros líquidos lo arrastrarán a través del esófago y hacia el estómago.  Una vez en el vientre … El ácido gástrico del estómago matará a todos los virus”, dice el texto de la cadena.

El texto ha pasado por España según se pudo observar en la biblioteca de desinformación del portal digital Maldita.es. A continuación, las razones por las que el contenido de esta cadena es falso.

¿El coronavirus guarda relación con la fibrosis pulmonar?

La fibrosis pulmonar como complicación del COVID-19 no se menciona en los textos informativos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en ingles).

Según estas fuentes, los síntomas reportados por las personas que han tenido COVID-19 incluyen enfermedad respiratoria de leve a grave, dificultad para respirar, fiebre y tos.

Hay señales de emergencia relacionadas con la enfermedad y que necesitan atención médica urgente, como dificultad para respirar o falta de aliento, dolor o presión persistente en el pecho, confusión o incapacidad para despertar y labios o rostro azulado. No todos los síntomas deben estar presentes según los CDC.

¿Por qué se relaciona el COVID-19 con la fibrosis (pulmonar)? Porque comparten algunos síntomas: dificultad para respirar, tos seca, cansancio. Sin embargo, en el caso específico de la fibrosis pulmonar, a lo anterior se agrega pérdida de peso, dolor en músculos y articulaciones y acropaquia (las puntas de los dedos de las manos y pies se agrandan y las uñas se curvan).

La fibrosis es afección que no tiene cura según se indica en el portal Medline Plus y es causada por algunos contaminantes ambientales, medicamentos y enfermedades del tejido conectivo.

La fibrosis tiene más síntomas

Es decir, el COVID-19 no está asociado con la fibrosis porque esta última enfermedad tiene otros síntomas adicionales que deben estar presentes para diagnosticar la afección. Además entre las señales de la fibrosis pulmonar no está la fiebre, que sí es uno de los síntomas característicos del coronavirus.

El coronavirus sí tiene cura, a diferencia de la fibrosis pulmonar, y el tratamiento se centra en atacar los síntomas que presenta cada paciente. A la fecha, 18 de marzo, más de 83 mil personas se han recuperado del COVID-19 según la data recolectada por la Universidad Johns Hopkins.

Para diagnosticar fibrosis pulmonar se necesita una serie de exámenes mucho más complejos que los que aparecen en la cadena: “Respira hondo y aguanta la respiración por más de 10 segundos.  Si lo completa con éxito sin toser, sin molestias, una sensación de opresión, etc., esto muestra que no hay fibrosis”.

¿Boca y garganta humedas como medida de prevención?

Este el un mito que ha circulado por redes y que verificamos el 31 de enero. Tener la garganta seca no hace más susceptible a las personas de contraer el coronavirus. Esta supuesta recomendación se le atribuyó al Departamento de Salud de Canadá.

Lo que sí se recomienda lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón por al menos 20 segundos; evitar tocarse los ojos, nariz o boca con las manos sucias y procurar no tener contacto con personas que están enfermas.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: