¿El Bosque de Uverito continúa su proceso de deforestación?

COCUYO CHEQUEA · 21 JULIO, 2021 07:00

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano


¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
4
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Por plataformas de mensajería circula un texto que dice que el bosque de Uverito (ubicado entre los estados Monagas y Anzoátegui) se encuentra en estado de abandono y la deforestación continúa. Esta información es discutible y a continuación explicamos porqué.

Las primeras líneas de la cadena dicen lo siguiente: “Se queman los Pinos. Uverito se extingue. Esta obra del Dr, Cabrera Malo, impulsada por la CVG ha Sido entregada a una empresa Turca, MAVETUR, dedicada a la exportación de la madera para la calefacción en paises fríos del Medio Oriente…”.

El bosque de Uverito es noticia desde hace al menos tres años, cuando los incendios forestales empezaron a consumir miles de hectáreas de pinos caribe y otras especies. La situación se agravó por la ausencia de cortafuegos y otros implementos necesarios para combatir las llamas.

Uverito nació en 1961 como proyecto de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y el extinto Ministerio de Agricultura y Cría, de la mano del ingeniero forestal y agrónomo José Joaquín Cabrero-Malo, que sembraron pino caribe en la zona con fines industriales.

Llegó a tener 600 mil hectáreas plantadas. Solo en el año 2018, según datos recopilados por medios de comunicación, el fuego consumió cerca de 50 mil hectáreas. En el 2019 se quemaron 200 mil de ellas y apenas están en pie 80 mil hectáreas, que se han ido quemando a lo largo del 2020 (según reportes hasta el mes de mayo).

La Unidad de Verificación de Datos y Fact-checking de Efecto Cocuyo contactó a trabajadores y sindicalistas de las empresas que laboran en la zona. También se comunicó con la empresa administradora del bosque para conocer el estatus de las labores de mantenimiento y reforestación del espacio.

Administradores del bosque

En mayo de 2020, se reportó un incendio en la población de Chaguaramas, municipio Libertador, al sur del estado Monagas. El incendio destruyó unos equipos de Maderas Orinoco que estaba en cajas desde que las donó el gobierno de Hugo Chávez. En ese entonces, denunció el sindicalista William López, las llamas tardaron en ser controladas porque la empresa despidió a los 800 bomberos que tenía.  

Maderas del Orinoco es manejada por Mavetur (Maderas de Venezuela y Turquía), una empresa mixta de origen turco junto con la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), empresa estatal a la que estaba adscrita desde su creación como Proforca (Producto Forestales C.A.). A la fecha, Mavetur es la empresa encargada de la administración, mantenimiento, protección y aprovechamiento del bosque de Uverito, según se indica en su portal web.

En mayo de 2020, señaló López, la empresa administradora despidió 1.300 trabajadores de Maderas Orinoco.

“Mavetur llegó de repente y tomó Maderas del Orinoco. Comenzó a botar gente, explotar materia prima sin ningún tipo de permiso, violentando acuerdos ambientales. No han hecho estudio ambiental para explotar pino y siguieron explotando madera a pesar de las múltiples denuncias”, aseguró el 2 de mayo de 2020.

Incendios, despidos y desinversión

Alexander Jiménez fue trabajador en Maderas del Orinoco, antigua CVG Proforca, por una década. Actualmente es uno de los 1.200 trabajadores que la empresa mixta Mavetur despidió en los últimos tres años.

En entrevista con Efecto Cocuyo el pasado 8 de julio aseguró que quienes actualmente administran la plantación no han hecho las inversiones que prometieron, ni en el parque industrial para aumentar la producción de madera ni en el automotor para trasladar el material.

 “La producción está a un 10% de capacidad de la empresa. La cantidad de trabajadores que está no tiene la maquinaria ni equipos, porque no tienen el parque industrial, son tres líneas del aserradero más grande de Latinoamérica que pueden procesar más de 200 metros lineales de madera. Pero actualmente está produciendo una sola línea y a media máquina, no está produciendo ni 50 metros lineales de la madera”, afirmó.

Denunció también que han dejado perder madera en muelles de Puerto Cabello, uno privado en Monagas y en La Guaira. Según Jiménez en 2021 Mavetur prometió sembrar 10 mil hectáreas de pino, pero apenas alcanzaron a sembrar 2 mil de ellas.

Bosque de pino

“Eran casi 500 mil hectáreas del bosque de pino. Ahorita no quedan ni 150 mil hectáreas. Incendios y aprovechamiento ilícito de la plantación, se desconoce lo que queda para aprovechar. Un estimado de 140 mil a 160 mil hectáreas”, calculó el extrabajador.

También dijo que el semillero de Chaguaramas, en el estado Monagas, lo desvalijaron. Se trata de uno de los cinco campamentos de semillas con los que cuenta la empresa. “Esos campamentos estaban aptos y operativos. Mavetur no ha invertido nada, se ha aprovechado en la plantación”, afirmó.

El profesor de la Universidad de Los Andes (ULA) y doctor en Gestión Forestal José Rafael Lozada, dijo a Efecto Cocuyo que en el 2020 se sembraron cerca de 9 mil 400 hectáreas en el bosque.

En un video elaborado por el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo Forestal (Indefor) y la Facultad de Ciencias Forestales y Ambientales de la Universidad de Los Andes (ULA) se menciona que la crisis económica ha afectado el mercado de la madera, lo que afecta la ejecución de proyectos.

Aún en proceso

Cocuyo Chequea contactó a Mavetur para conocer datos sobre los últimos años de administración del bosque. Según datos de la compañía, durante los años 2020 y 2021 la empresa plantó 12 mil hectáreas en las sabanas del bosque Uverito.

Sobre el estado de los cortafuegos y otros implementos para combatir posibles incendios, Mavetur señaló que cuentan con un departamento de protección forestal conformado por cinco centros de operaciones de incendios, distribuidos en los estados Anzoátegui y Monagas.

“Cada centro cuenta con cuadrillas de bomberos forestales, maquinaria pesada, equipos, herramientas, vehículos y una red de comunicaciones internas para el apoyo del combate de incendios forestales en los años 2020 y 2021”.

En relación con los cortafuegos, la empresa afirmó que es una de las actividades más complejas que lleva adelante y que, “ciertamente”, es una preocupación para sus colaboradores, comunidades y la academia, “a quienes hemos involucrado activamente en el desarrollo de actividades de prevención de incendios forestales”. Más allá de eso, no se aportaron más datos.

Conclusión

A partir de los datos aportados por los trabajadores y la empresa, es discutible que el bosque de Uverito lo expuesto en la cadena por lo siguiente:

  • Como menciona la cadena, es cierto que la empresa Mavetur está a cargo de la administración del bosque
  • Al menos entre los años 2018 y 2020, el bosque de Uverito fue víctima de incendios forestales que afectaron hectáreas de plantaciones. Según trabajadores y sindicalistas, en ese entonces las empresas administradoras del espacio no contaban con recursos para controlar las llamas.
  • A la fecha, según un extrabajadores de Maderas Orinoco, Mavetur prometió sembrar 10 mil hectáreas de pino en 2021, pero apenas alcanzaron a sembrar 2 mil de ellas
  • El profesor de la Universidad de Los Andes (ULA), José Rafael Lozada, comentó que en el 2020 se sembraron cerca de 9 mil 400 hectáreas en el bosque.
  • La propia empresa, Mavetur dijo que entre 2020 y 2021 han plantado 12 mil hectáreas, número cercano a lo señalado por los trabajadores y expertos consultados.