Arsenales biológicos y tóxicos: un dato para desinformar sobre la guerra en Ucrania

COCUYO CHEQUEA · 23 MARZO, 2022 15:16

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Los canales estatales del gobierno ruso y medios de comunicación chavistas han difundido que Rusia incautó un supuesto mapa que “revela arsenales biológicos y tóxicos en Ucrania”. Pero no hay pruebas que respalden que efectivamente estas instalaciones existan hasta este miércoles 23 de marzo.

La información la dio el portavoz del ministerio de Defensa, Ígor Konashénkov, el pasado 16 de marzo. Aseguró que el mapa formaba parte de la documentación incautada a una brigada ucraniana.

Desde el inicio de la invasión rusa a Ucrania, voceros del Gobierno ruso han difundido desinformación sobre el conflicto, contenidos que han sido replicados por medios chavistas en Venezuela. Desde entonces, la Unidad de Verificación de Datos y Fact-checking de Efecto Cocuyo ha desmentido parte de la desinformación que circula en redes.

Desde hace décadas, Ucrania y Rusia son firmantes de la Convención de Armas Biológicas. Este tratado prohíbe todo lo relacionado con desarrollo y comercialización de este tipo de armamento. Sin embargo, en medio del conflicto, Rusia y Estados Unidos se acusan mutuamente de planear usar armas biológicas en Ucrania, como detalla El Mundo.

A continuación, las claves para entender qué está detrás de esta desinformación.

Sin pruebas

Dos días después de las declaraciones del Ministerio de Defensa ruso, informó el medio independiente Vox Ukraine, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) confirmó que Ucrania no tiene laboratorios que produzcan armas biológicas.

En el comunicado publicado por la organización multilateral, la alta representante de la ONU para el Desarme, Izumi Nakamitsu, dijo que no tiene constancia de la existencia de laboratorios de armas biológicas en Ucrania, menos que estén financiadas por Estados Unidos.

La representante de Estados Unidos ante el Consejo de Seguridad, Linda Thomas-Greenfield, expresó su preocupación dado que, a su juicio, la reunión podría representar una afirmación falsa para encubrir la posibilidad de que Moscú planee usar agentes químicos o biológicos contra los ucranianos.  

Listos para apoyar

La alta representante dijo que la ONU no tiene mandato ni capacidad para investigar las acusaciones, que están bajo el auspicio de la Convención de Armas Biológicas de 1972. Este tratado prohíbe el desarrollo, producción, adquisición, almacenamiento y uso de armas biológicas y tóxicas. Ucrania y Rusia son estados firmantes.

Sin embargo, mencionó que su oficina está lista para apoyar cualquier procedimiento para la Convención de Armas Biológicas que los Estados partes decidan usar.  

Como parte de los acuerdos establecidos en el tratado, explica ONU, los Estados firmantes se comprometieron a presentar informes anuales sobre actividades específicas sobre el tema. Por ejemplo, dar datos de sus laboratorios, programas de investigación y desarrollo en materia de defensa contra las armas biológicas, entre otros. De allí la relevancia de las declaraciones de la alta representante.

Programa

El portal de fact-checking español Maldita.es detalla más de dónde proviene este tipo de afirmaciones sobre Ucrania. En abril de 2020, la embajada de Estados Unidos en Ucrania alertó sobre desinformación sobre la asociación entre el país y Ucrania para reducir las armas biológicas.

Según explican, el Programa de Reducción de Amenazas Biológicas del Departamento de Defensa de Estados Unidos trabaja con el gobierno ucraniano para “consolidar y proteger” los patógenos y toxinas de interés para la seguridad en las instalaciones del Estado, “al tiempo que se permite la investigación pacífica y el desarrollo de vacunas”.

También trabajan en garantizar que Ucrania pueda detectar e informar brotes causados por patógenos peligrosos antes de que representen una amenaza. El programa, continúa Maldita.es, está activo en 27 países.

Sin laboratorios

Maldita.es cita a AFP, agencia que consultó al ex subsecretario de defensa para programas de defensa nuclear, química y biológica de Estados Unidos, Andy Weber. Señaló que el Departamento de Defensa nunca ha tenido un laboratorio biológico en Ucrania.

El Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) indicó en su cuenta de Facebook en mayo de 2020 que no había laboratorios biológicos extranjeros en Ucrania y que su cooperación con Estados Unidos se desarrolla “exclusivamente en el marco de la legislación ucraniana y en interés de Ucrania”.

El Ministerio de Defensa ruso había publicado varios documentos que supuestamente probaban que se había ordenado a los laboratorios destruir los patógenos «especialmente peligrosos».

Expertos consultados por Efe Verifica aseguraron que en esos documentos no hay ningún patógeno que pueda usarse como arma biológica. Son patógenos endémicos comunes que permanecen en laboratorios del Ministerio de Sanidad porque son de interés para la salud pública en Ucrania.

Además, Weber dijo a Efe Verifica que Estados Unidos ha financiado laboratorios de salud pública en Rusia, Ucrania y más de 30 países como parte de su programa de reducción de la amenaza biológica.

Desinformación

También se refiere contenido especializado. Según cuenta Maldita.es, la revista académica Bulletin of the Atomic Scientist dedicó un artículo a la desinformación de los medios rusos sobre las armas biológicas estadounidenses. Allí se detalla que la Unión Soviética tuvo un programa de armas biológicas y parte del papel de los laboratorios vinculados a Estados Unidos es custodiar los suministros sobrantes.

La experta en desinformación e investigadora del Centro de Asuntos Internacionales de Barcelona, Carmen Colomina, dijo a Efe Verifica que este contenido falso sobre la supuesta existencia de laboratorios secretos de armas biológicas ha sido una narrativa habitual en los últimos años. Desde su punto de vista, se ha ido adaptando a las distintas crisis para crear un relato amenazante.

Sin datos que respalden la existencia de estos laboratorios, y por consiguiente de este arsenal, es falso que Ucrania tenga armas biológicas y tóxicas.