Es cierto que grupo anti-vacunas puso denuncia ante la CPI, pero no se ha iniciado una investigación

COCUYO CHEQUEA · 26 ABRIL, 2022 14:30

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Es cierto que un grupo anti-vacunas introdujo una demanda ante la Corte Penal Internacional (CPI) contra algunos políticos y directores de farmacéuticas fabricantes de vacunas contra el COVID-19, como dice una imagen viral en redes sociales. Sin embargo, como la propia CPI lo aclaró en su acuse de recibo, la recepción de la denuncia no implica que se vaya a hacer una investigación.

Además, a la fecha se han desestimado casos asociados con el COVID-19, dado que no forman parte de la jurisdicción de la CPI. Sin embargo, activistas anti-vacunas ya usan esta denuncia como argumento para generar desinformación.

La imagen viral fue publicada en Twitter por 92.7 FM Líder Mar de Plata, una cuenta que ha publicado desinformación en otras oportunidades. Si se rastrea el texto con la herramienta identificación de información en imágenes, Google Lens, aparece que la nota original fue difundida por Real Politik (Argentina), un portal web desinformador.

Según el portal, los solicitantes son varios activistas anti-vacunas famosos como Mike Yeadon y el astrofísico Piers Corbyn. También se incluye el policía retirado Mark Sexton, el director de funerarias John O’Lonny, Johnny McStay y la enfermera Louise Shotbolt. Los representa la abogada Hannah Rose.

Las personas denunciadas son el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, el magnate tecnológico, Bill Gates; el ex asesor médico en jefe del gobierno de Reino Unido, Christopher Whitty; los directores de los laboratorios de AstraZeneca, Moderna y Johnson & Johnson, entre otros políticos y científicos.

La Unidad de Verificación de Datos y Fact-checking de Efecto Cocuyo consultó medios de Reino Unido para conocer más de la denuncia y quiénes son los demandantes.

Denuncia auténtica, pero sin futuro

El documento enviado a la CPI y su respectivo acuse de recibo están publicados en la web de la abogada representante del grupo denunciante, Hannah Rose.

El 6 de diciembre del 2021 la CPI envió una carta de acuse de recibo a los demandantes. En el penúltimo párrafo del documento se aclara: “Por favor tenga en cuenta que esta carta de reconocimiento no significa que haya sido abierta una investigación o que vaya ser abierta una investigación por parte de la Oficina del Fiscal”.

Tan pronto la institución haya llegado a una decisión, se le informará a la representante del caso y las razones que la sustentan, concluye la carta.

El medio de verificación británico, Full Fact, explica que cualquier grupo o individuo puede enviar información sobre presuntos crímenes a la oficina del fiscal de la CPI. Un vocero de la Oficina confirmó la autenticidad de la carta al medio y dijo que los materiales enviados serían analizados como parte del protocolo.

Detalló que el primer paso del proceso es evaluar si la comunicación refiere asuntos que están fuera de la competencia de la Corte. Por lo general, a la fecha, la Oficina ha desestimado comunicaciones relacionadas con el COVID-19 como manifiestamente fuera de la jurisdicción de la CPI.

En conclusión, es cierto que un grupo anti-vacunas puso una denuncia ante la CPI. Sin embargo, es poco probable que se inicie una investigación: a la fecha la Oficina del fiscal ha desestimado este tipo de casos dado que están fuera de su jurisdicción.

Alerta con los anti-vacunas

Las personas que impulsan esta denuncia son anti-vacunas con un recorrido que se amplió mucho más a partir del surgimiento de la pandemia. Estos son algunos de los personajes en los que no hay que creer.

Mike Yeadon: es un bioquímico egresado de la Universidad de Surrey (Reino Unido). Trabajó en la industria farmacéutica de la mano de Pfizer desde el año 1995. Dejó de trabajar con la empresa en el año 2011. En el año 2020, se conoció que Yeadon fue coautor de una solicitud a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés). Instaba a parar los ensayos clínicos de la vacuna de COVID-19 alegando teorías sin sustento científico.

Piers Corbyn: Es un astrofísico de 74 años, hermano del ex líder del partido laborista británico Jeremy Corbyn y famoso anti-vacunas. En los últimos meses ha dirigido acciones en contra de las instituciones o profesionales de la salud. El 19 de diciembre de 2021 fue detenido luego de instar a quemar las oficinas de la policía, reportó el medio alemán DW. En febrero de este año, dijo BBC, fue acusado de causar molestias o disturbios en las instalaciones del Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) sin razón.  

Nuevos anti-vacunas

Mark Sexton: Se describe como un policía retirado. Ganó notoriedad luego de que se viralizara un discurso que hizo en una protesta de Londres (con muchas mentiras sobre el COVID-19 y las vacunas que luego fueron verificadas por Reuters Fact Check).

John O’Looney: Es un líder anti-vacunas de las redes sociales y director de una funeraria. En enero de este año, reportó Daily Mail, se contagió de COVID-19 y fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos. A pesar de eso, instó a sus seguidores a evitar ir al hospital. Se retiró del centro de salud en el que estaba contra indicación médica.

Si quieres saber ms sobre este tema, lee también: