Según Saab en menos de un año detuvieron a 1.000 fiscales por corrupción

En menos de un año detuvieron a 1.000 fiscales por corrupción, según Saab

El fiscal general de la República designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, informó que desde comienzos de su gestión hasta la fecha, han detenido cerca de 1.000 fiscales por cometer supuestos actos de extorsión.

Estas declaraciones las realizó el lunes 2 de julio en una entrevista difundida por VTV. Allí manifestó que recientemente el Ministerio Público pidió la privativa de libertad de 23 fiscales por hechos de corrupción. Saab reiteró que dentro de los instituciones del Estado “no hay intocables”.

La corrupción es un flagelo que puede hacerle mucho daño a nuestra revolución. Porque el fin último de la corrupción es crear un desfalco a la nación y esto golpea no sólo al pueblo sino a los empresarios”, expresó.

Aseveró que en su gestión se encontró una red de extorsión que favoreció la corrupción en el sector petrolero, por lo que estarían detenidos los 1.000 fiscales.

“Lo hicieron creyendo que podían seguir siendo impunes. Aquí no hay intocables”, expresó y destacó que más de 100 altos mandos de Petróleo de Venezuela (Pdvsa) están detenidos por estar relacionados en hechos de corrupción y desfalco a la nación.

Durante entrevista con José Vicente Rangel en septiembre de 2017, un mes después de asumir el cargo que le dio la Constituyente, Saab sentenció que el Ministerio Público había sido degradado.

“Lo convirtieron en una especie de compañía privada para que se delinquiera en nombre de la justicia. ¿Cómo se explica que en apenas cuatro semanas me ha tocado la tarea de colocar a la orden de tribunales a seis fiscales? Tú no veías eso en la gestión anterior”.

Los primeros cambios dentro de la Fiscalía que realizó Saab fueron el 13 de agosto cuando designó a Fernando Silva, juez de la Corte de Apelaciones del Tribunal Supremo de Justicia y ex trabajador de la Defensoría, para sustituir al fiscal superior del Zulia, Richard Linares.

Ese mismo mes también apuntó que las experticias realizadas por la Unidad de Criminalística del MP estuvieron viciadas. “Aquí descubrimos que el laboratorio criminalístico de la Fiscalía se usó para alterar pruebas, eso es grave, estamos en etapa de investigación, pero eso es sumamente grave”, dijo para explicar las razones por las que se reabrirá el caso del homicidio de Juan Pernalete, un manifestante que murió en una protesta de Altamira por un impacto en el pecho.

 

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!