Inhibidores no impidieron que drones burlaran perímetro de seguridad presidencial

Inhibidores no impidieron que drones burlaran perímetro de seguridad presidencial

Los grandes salvadores. En la narrativa oficial de los hechos del 4 de agosto de 2018, los inhibidores de señales y sus operadores son los héroes. Grabaciones oficiales y de medios; así como videos aficionados; e incluso el mismo testimonio de Nicolás Maduro parecieran contradecir la versión oficial. El perímetro de seguridad del presidente de Venezuela fue burlado por drones con explosivos, el 4 de agosto.

“Una de las aeronaves sobrevoló sobre la tarima presidencial con el fin de detonar a distancia el material explosivo, pero gracias a las técnicas especiales de nuestra Guardia de Honor Presidencial se logró desorientar al dron, activándose fuera del perímetro planificado”, dijo Néstor Reverol, ministro para Relaciones Interiores Justicia y Paz sobre el atentado fallido contra Nicolás Maduro.

Este martes 7 de agosto, el presidente de Venezuela, dio más detalles sobre lo que calificó como un intento de magnicidio. Aseguró que vio una de las aeronaves tripuladas a distancia pasar por encima de su cabeza y posicionarse a unos 100 metros de distancia de la tarima presidencial, sobre la avenida Bolívar de Caracas. Allí, él daba las palabras de cierre del evento que conmemoraba el aniversario 81 de la Guardia Nacional Bolivariana.

Se expresó sorprendido por el tamaño del dron, pues aseguró  que los usados por Prensa Presidencial y el Ministerio de Comunicación e Información son más pequeños y silenciosos. Una fuente extraoficial, apunta que ese día, el Gobierno usó cuatro aeronaves.

En sus declaraciones de este martes, también indicó que el aparato intentó regresar hacia la tarima y explotó. “Fue perturbado por los equipos tecnológicos que usamos para inhibir señales de radio, televisión, de diversos signos. Se llaman inhibidores, muy modernos, porque tenemos un buen equipo de seguridad”, acotó.

Continúo con su testimonio. Otro dron grande y ruidoso fue despegado ese día. Según Maduro, se desorientó por los inhibidores de señal, se desvió hacia el edificio Don Eduardo, a dos cuadras de la avenida Bolívar, e impactó contra la estructura. Segundos después explotó.

Protocolo burlado

Un militar de la Armada ya retirado, actual asesor de seguridad, explicó que un mandatario debe tener al menos seis anillos de seguridad. Un agente de contrainteligencia agregó que cada 200 metros de distancia, un grupo de escoltas debe estar desplegado para la vigilancia de la personalidad. En este caso, Nicolás Maduro.

Un anillo de seguridad es un grupo de personas capacitadas para detectar irregularidades en el entorno del dignatario. Los expertos señalaron que la posición de estos custodios puede variar según el acto o circunstancia.

Un comisario retirado de la antigua Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip) indicó que hasta el 2006, la seguridad presidencial tenía tres anillos de seguridad:

– Primer anillo: Casa Militar (cuerpo de Edecanes)

– Segundo anillo:  escolta civil

– Tercer anillo: la Guardia de Honor. Este último está apoyado por un grupo denominado Avanzada.

Dentro de los protocolos de vigilancia están los inhibidores de señales, conocidos internacionalmente como Jammers. “Que el dron haya pasado encima del Presidente y de otros dignatarios, habla de fallas en el protocolo de seguridad. Si a esto le sumas que el artefacto explotó a 100 metros de distancia, es un error grave que debe ser corregido”, apuntó el militar retirado.

¿Cómo funcionan?

Aparatos programados para interferir las frecuencias de radio, telefonía móvil y WiFi. “Digamos que Pedro está hablando con Carmen, en una cafetería. Pero María, no quiere que ellos se comuniquen, entonces comienza a gritar en medio de ellos. Un inhibidor de frecuencia es eso, hace el papel de María”, explicó Francisco Posso, especialista en seguridad de comunicaciones móviles.

La fuente vinculada a contrainteligencia militar expuso que este sistema se encuentra en una unidad móvil, parecida a los populares food truck. Usualmente es colocada en la entrada del evento y tiene una cobertura de 200 metros. “Ese día, los aparatos no estaban programados para interferir con la señal de drones”, acotó. Dado que en el evento había drones de entes públicos, esta explicación parece posible.

De ser así, los funcionarios de la Guardia de Honor Presidencial tuvieron que adaptar el inhibidor para interferir con la señal del dron, una vez fue detectado. Posso cree que esta operación puede tardar entre cinco a diez minutos, según la pericia del operador. “Debe tener a la mano el software adecuado para hacer los cambios y que la computadora esté activa”, apuntó.

Las especificaciones de fábrica del DIJ M600, modelo del dron usado en el atentado fallido, indican que su frecuencia va de 5,725 GHz a 5,825 GHz o 2,400 GHz a 2,483 GHz.

Un piloto de aeronaves tripuladas a distancia indicó a Efecto Cocuyo que cuando se irrumpe en una zona con Jammers, en el control de mando aparece un mensaje que informa que se ha excedido la distancia. Advierte que de continuar en esa dirección hay riesgos de perder el equipo.

No todos los drones reaccionan igual cuando pierden señal. “Depende de la fabricación del aparato”, aseguró Posso. En el caso del DIJ M600, tiene una programación para que retorne si se pierde la señal. Pero según páginas de apoyo a pilotos, hay que configurar correctamente el punto de partida, el GPS y la brújula interna.

Lea más: Dron usado en supuesto atentado a Maduro cuesta hasta 8.000 dólares

Un mejor plan

Bajo la experiencia de Posso, un sistema de seguridad en comunicaciones adecuado para una figura como la de un presidente debe constar no solo de inhibidores sino también de un monitor de señales.

“Habría que tener inhibidores que permitan hacer un barrido de frecuencia para detectar transmisión en una frecuencia no autorizada. Es como un escáner, parecido a cuando se intenta sintonizar una emisora de radio. A esto súmale, un inhibidor que permita graduar a la frecuencia sospechosa”, recomendó.

Lea también:

Chinácota: la ciudad colombiana donde entrenaron a los autores del atentado fallido, según Maduro

Maduro acusa a militares, diputados y funcionario de migración Colombia de planear atentado

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!