A un mes de la tragedia en Policarabobo familiares esperan por exhumación de cadáveres

La espera sigue y las madres aún tienen fuerzas para luchar. Este sábado 28 de abril se cumple un mes de la tragedia que causó la muerte de 69 personas en la comandancia de la Policía de Carabobo, ubicada en la avenida Navas Espinola, en Valencia. Aún la incertidumbre de lo ocurrido no se ha disipado, pues las autoridades no han determinado qué causó el incendio en el lugar.

Nadie nos dice nada. Desde el principio pedimos a la Fiscalía la exhumación de los cuerpos, porque estamos seguras de que murieron a tiros y no por el incendio. Ese incendio fue para tapar las evidencias. La Fiscalía aún no responde esa petición”, expuso Yuneysi Lugo, vocera de las madres, hermanas y parejas de los fallecidos en la comandancia de Policarabobo.

Hace un mes, se originó un presunto motín en el que tanto policías como detenidos habrían disparado armas de fuego. Luego, un incendio arrasó con el área de reclusión donde habitaban hacinados cerca de 300 hombres. Ese miércoles 28 de marzo, además, dos mujeres -supuestamente familiares de los reclusos- se encontraban en el centro de detención preventiva. Ellas forman parte de los 69 muertos del caso.

Lugo explicó que además de la investigación criminalística que esclarezca lo que ocurrió en ese recinto, también desean que se apruebe la exhumación para determinar la cantidad de víctimas. “Tenemos el registro de que fueron 113 personas las fallecidas y no 69 como dicen las autoridades“, aseveró y agregó que algunos de los cuerpos fueron enterrados en una fosa común en el Cementerio Municipal de Valencia.

Este conteo lo lograron gracias a las detenidos que obtuvieron la libertad, después de pasar años con los expedientes paralizados. Lugo indicó que al menos cinco de ellos testificaron ante la Fiscalía que el 28 de marzo la discusión entre policías y detenidos se originó por el cobro de la pernocta de familiares. “Se cobraba 20.000 pero dos funcionarios querían subirlo a 50.000”, manifestó Lugo al respecto.

Ese incremento en la extorsión habría provocado el motín. Según el testimonio de Lugo, los liberados aseguraron además que los presos fueron golpeados con tubos y atacados a tiros y que luego de esto les echaron gasolina.

Apoyo institucional

Las mujeres han recibido apoyo de los diputados de la Asamblea Nacional, que creó una comisión para investigar los hechos del 28 de marzo. Lugo manifestó que han sostenido reuniones constantes con los encargados de esta labor, pero para ella no ha sido suficiente.

“Nos dicen que tenemos que esperar, que hay policías detenidos. Lo que nosotros queremos es que se sepa la verdad. Queremos justicia”, reclamó la esposa de Endruer Torres, de 27 años, uno de los fallecidos en la tragedia.

Este sábado 28 de abril todos los parientes se reunieron frente a la comandancia en la avenida Navas Espinola para protestar y exigir que se aceleren las investigaciones del caso.

Reconocimiento tardío

El 19 de abril fue cuando la familia de Jefferson Hernández, de 23 años,  se enteró de que él era uno de los cuerpos calcinados que mandaron a la sede forense del estado Aragua para su identificación a través del ADN.

Tenía año y medio preso junto a tres amigos por presuntamente robar un cochino en el sector El Paito, zona sur del municipio Valencia, indicó el medio Agencia Carabobeña de Noticias.

Lea también: 

La rutina carcelaria que reveló la tragedia de Policarabobo: Hacinamiento, extorsión y mafias

66% de la población recluida resultó afectada por motín e incendio de Policarabobo

(Visited 128 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!