Un hit venezolano acabó con “la maldición de la cabra” para Cachorros de Chicago

El equipo Cachorros de Chicago acabó con la espera de más de un siglo por un título de Serie Mundial, al vencer a los Indios de Cleveland en el séptimo y emocionante juego de la final. La carrera de la victoria fue empujada con el receptor criollo Miguel Montero, quien apenas tomó su segundo turno de la postemporada en la noche del miércoles 02 de noviembre

Hace 108 años, en 1908, los Cachorros de Chicago ganaron su última Serie Mundial, el escenario final de las Ligas Mayores (MLB, por sus siglas en inglés). Para aquel entonces, era uno de los equipos más populares y de los pocos que siempre se ha mantenido en la misma ciudad.

En la noche del 02 de noviembre, los Cachorros volvieron a ganar una Serie Mundial. El encuentro quedó 8-7 ante los Indios de Cleveland y se definió en entradas extra. La carrera número 8 del conjunto de Chicago fue empujada por el receptor criollo, Miguel Montero, quien apenas dio un total de dos hits en toda la postemporada.

Quizás el venezolano no creía que era posible que él definiera un partido de Serie Mundial, como lo hiciera su compatriota Luis Sojo con los Yankees de Nueva York en el quinto juego  de la Serie Mundial del año 2000. Después de todo, Montero no es el primer receptor del equipo, tampoco es el segundo receptor, sino el tercero. Es decir, es la tercera opción en una posición que no suele tener muchas sustituciones.

Sin embargo, tuvo su oportunidad de oro y no la desperdició. El criollo, ficha de los Navegantes del Magallanes en Venezuela, llegó al plato con el juego 7-6 en la parte alta de la décima entrada y con las bases llenas. Montero saltó al campo como suplente y solo le bastó un turno para darle la octava carrera a su equipo y tener un poco más de ventaja a la espera de lo que pudieran hacer los Indios de Cleveland en la parte baja del décimo inning.

Por su parte, Cleveland anotó una carrera en el décimo episodio y la suerte parecía volver a ponerse en contra del equipo de la Ciudad de los Vientos, pero no sería el caso en la noche del miércoles.

Esa noche, en el Progressive Field, los Cubs pusieron fin a una sequía de más de un siglo con su título número 3, que transcurrió bajo la sombra del mito de “la maldición de la cabra“.

Pero para romper esa “pava” no solo se contó con el aporte de Montero. En los Cachorros también vieron acción los criollos Héctor Rondón, Wilson Conteras y hasta un retirado Henry Blanco, experimentado receptor que ahora tiene el papel de coach en el equipo de Illinois.

¿De donde proviene la maldición?

cabra-chicago

“La maldición de la cabra” inició el 6 de octubre de 1945, cuando los Cubs disputaban el partido decisivo de la Serie Mundial en aquel año, que además fue la última etapa final que disputaron hasta el 2016. Ese día, William Sianis, propietario de un bar y acérrimo fanático, intentó ingresar al estadio de su equipo, el Wrigley Field, con una cabra, pero la seguridad del recinto deportivo no lo permitió y Sianis gritó: ¡Los Cachorros no volverán a ganar un campeonato!

Esta afirmación de Sianis se volvió un realidad inexpugnable hasta el miércoles 2 de noviembre de 2016, cuando el equipo más antiguo de Chicago se hizo campeón de la Serie Mundial de la MLB.

chicago-cubs-620

(Visited 15 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!