Rotura de tubería de aguas negras amenaza salud de margariteños

Una nueva preocupación tienen los margariteños desde el lunes pasado, cuando se rompió la tubería de aguas negrs de la estación de bombeo La Auyama. Reina Díaz, presidenta de la ONG Fundación Venezolana de Ingeniería Ecológica, denunció que la situación presentada en Nueva Esparta agrava el riesgo de pandemia latente en la isla, ya en riesgo por el derrame de crudo ocurrido en Trinidad y Tobago la semana pasada.

El sistema de bombeo colapsó el pasado 15 de mayo, durante el inicio de una manifestación contra el Gobierno de Nicolás Maduro, y derramó cloacas de Porlamar y Pampatar sobre las aguas de la bahía de Playa Moreno.

Una primera tesis sobre la rotura de la tubería apuntaba a daños por saboteo con fines políticos, dado que en la zona se realizaba la manifestación conocida como “El Plantón”, convocada por la Mesa de la Unidad Democrática para el lunes 15.

Díaz advirtió que las playas de la isla no se deben usar para el turismo hasta que se haga, con investigadores privados, un examen bacterial de las aguas y se efectúe un procedimiento de descontaminación.  Tampoco se podrá recomendar el consumo de productos del mar hasta que se verifique la calidad de las costas, debido a los riesgos que implica para la salud.

Se prevé que enfermedades bacteriales se pueden incrementar en esta zona de la isla.

Díaz agregó que también se verán afectados procesos naturales como el desove de las tortugas cardón.

Sugirió solicitar un resarcimiento al gobierno de Trinidad y Tobago para ayudar a recuperar la calidad del mar. “Estamos a punto de una pandemia si no hacemos las tareas de recuperación”, indicó.

Inspección al día

La alcaldesa de Maneiro, Darvéliz Lárez de Ávila, comentó que Hidrocaribe, la Gobernación de Nueva Esparta, Ministerio de Salud y Ministerio del Ambiente comenzaron las labores para reparar la falla y recuperar las zonas afectadas por la rotura del tubo de aguas servidas dañado en la estación de bombeo La Auyama, en predios del municipio Maneiro (Pampatar).

La alcaldesa Ávila informó que la misma noche del lunes Hidrocaribe comenzó la reparación del tubo roto y que, en el corto plazo, estará listo el encamisado de la pieza.

Ayer, junto a técnicos de la dirección de Desarrollo Urbano y de Hidrocaribe, realizaron una inspección en la zona. Esperan resolver la falla esta misma semana. Descartó que la rotura  del tubo se haya debido a sabotaje, y agregó que “en pocas horas se podrá emitir una opinión al respecto”.

Anunció que su despacho prepara un plan de contingencia para ayudar a descontaminar las zonas inundadas. Rechazó que se haya optado por desviar las aguas cloacales hacia Laguna Blanca, porque extiende el problema hacia zonas que no estaban golpeadas por la contaminación.

Lamentó que el hecho agrave la situación del turismo local, afectado por la crisis económica, política y social del país, así como por la reducción de la oferta de cupos para viajar a la isla por mar o aire.

Demanda en puerta

De otra parte, está previsto que denuncien ante la Fiscalía Ambiental a Hidrocaribe, por su responsabilidad en el derrame de aguas negras ocurrido el pasado lunes 15 de mayo, en la estación La Auyama de Porlamar.

El diputado Johnny Rahal, de Primero Justicia (PJ), señaló que, como representante de los ciudadanos margariteños, denunciará por el hecho a las autoridades de Hidrocaribe en la isla ante la Fiscalía Ambiental, y rechazó enérgicamente los hechos.

Jesús Eduardo Fernández, director general de la Alcaldía de Porlamar (Mariño), señaló que el sistema de bombeo de aguas negras de la isla que manda las cloacas a la planta de tratamiento de Los Cerritos está fuera de servicio desde hace cuatro años, por abandono del esquema de mantenimiento. Atribuye a este descuido la rotura de la tubería en la estación de bombeo.