Oración mundial por los presos políticos organiza diáspora venezolana

Ciudadanos venezolanos alrededor del mundo han organizado un evento religioso denominado “Oración Mundial por la liberación de los Presos Políticos en Venezuela” que se llevará a cabo el 19 de marzo de 2017.

Se busca concientizar a la comunidad de venezolanos en el extranjero, sobre el encarcelamiento de personas inocentes por razones políticas. A su vez, sobre las sistemáticas violaciones a los Derechos Humanos cometidas en contra de civiles, incluidos miembros de la oposición, por parte del régimen de Nicolás Maduro.

El evento se realizará simultáneamente en Venezuela y en más de 30 ciudades del continente Americano y Europa incluyendo Madrid, Nueva York, Boston, París, Roma, Bogotá, Buenos Aires, entre otras.

Las ceremonias servirán de oportunidad para elevar plegarias en favor de la paz y por la liberación de los casi 110 presos políticos que se suman a cientos de personas con medidas de prohibición de salida del país y régimen de presentaciones, según cifras recientes de la ONG Foro Penal Venezolano.

flyer

Las misas han sido organizadas en su mayoría por ciudadanos venezolanos en diversas ciudades que han logrado coordinar a través de las redes sociales, para hacer llegar la iniciativa a miembros de su comunidad.

Para ello han hecho uso de cadenas de correos electrónicos, boletines informativos en línea y el uso de hashtags en redes sociales tales como #OracionPresosPoliticos #PoliticalPrisonersPrayer

Esta iniciativa está convocada por el grupo Oración por los Presos Políticos, el Comité de Familiares de Presos Políticos con el apoyo de Acción por la Libertad, Un Mundo Sin Mordaza y Venezuela Global, quienes junto a miembros de la diáspora venezolana, de casi 2 millones y medio de personas, conciben la iniciativa como un acto de compasión y búsqueda de la justicia.

Familiares y amigos de muchos de los prisioneros han sido contactados personalmente e informados del propósito de las ceremonias que buscan en primer lugar subir la moral y dar una palabra de solidaridad a aquellos que se encuentran tras las rejas.

Foto: Reuters