La tragedia de #Coro continua. Aún no hallan cuerpo del niño que cayó por la alcantarilla

Más de 144 horas se cumplieron este domingo 31 de mayo, desde que la inocencia de César Augusto lo llevó cinco metros bajo tierra, cuando cayó en una alcantarilla mientras regresaba del colegio con su mamá, Sara, quien también murió al lanzarse en su rescate y cuyo cuerpo si fue encontrado el pasado jueves.

A la 1 de la tarde del lunes Sara López y César Augusto iban camino a su casa, los acompañaba una amiga. Hacía algo de sol y calor, pero caminaban tranquilos. Las “bocas de visita”, como llaman en Coro a las alcantarillas, estaban en todo el camino. Ya era costumbre verlas ahí, abiertas, hediondas, llenas de zancudos, era un mal que aquejaba desde hace cinco años a la comunidad de la urbanización Independencia y sus sectores aledaños.

César Augusto se soltó de la mano de su madre para caminar y explorar. Cinco metros más abajo comenzaron los gritos.

“¡Mami, Mamá!”, gritaba el jovencito asustado y llorando. Su mamá entró en pánico de inmediato, sin embargo, le pidió a la acompañante que fuera por ayuda. “Llama al negro”, le dijo al referirse a su esposo, quien estaba lejos de la zona. Mientras eso ocurría, el segundo suceso nefasto estaba a punto de ocurrir.

Sentada en el borde de la alcantarilla, Sara se dejó caer con toda intención, para auxiliar a su pequeño de tan solo siete años.

Tras 72 horas de búsqueda el cuerpo de Sara fue encontrado aproximadamente a un kilómetro de donde ocurrió la fatídica caída. El hallazgo se hizo mientras los cuerpos especializados de Falcón realizaban una excavación para dar con el paradero de ella y además de César Augusto, a quien hasta el momento no han encontrado.

Las autoridades continúan en la búsqueda del cuerpecito de siete años. Han excavado en un radio de dos kilómetros, pero hasta ahora solo encuentran maleza, aguas servidas y olores pestilentes.

Los abuelos de César Augusto acompañaron este domingo, a los rescatistas a 500 metros de la fatal caída. El sentimiento de tristeza ha embargado a toda la localidad, pero este día la presencia de los familiares, entre sollozos y un hilo de esperanza, avivó el pesar de la ciudad occidental.

No hay una teoría oficial, o quizás sí pero se maneja solo entre los rescatistas. El resto son especulaciones de los vecinos y rumores de a dónde pudo haber sido arrastrado el cuerpo de César Augusto.

De Gobiernos y vecinos

Durante esta semana de búsqueda la gobernadora del estado, Stella Lugo, ha admitido su responsabilidad porque la mayoría de las “bocas de visita” de Coro están destapadas. Pero no se quedó con esto, porque también dijo que encontraría a los responsables del accidente, ante una teoría que la funcionaria soltó públicamente.

“Es público que la tapa de esta boca de visita estaba al lado del hueco. ¿Qué quiere decir esto? Que Hidrofalcón la hizo y estaba. Este no es sitio de tránsito vehicular, sin embargo pasa mucha gente, hacen cambio de aceite, de cauchos, yo presumo que destaparon la boca de visita para verter los restos de aceite. Esa es presunción mía”, dijo la Gobernadora que pidió al Ministerio Público una investigación al respecto.

La suposición lanzada por la Gobernadora dio paso a que el primer señalado por esto sea el mismo señor que trató de socorrer a Sara y a César Augusto por primera vez. Su casa está frente a la “boca de visita” y él es mecánico de autobuses.

La comunidad aseguró que el señor no destapó el fatídico agujero, porque Hidrofalcón y la Gobernación nunca los ha cerrado.

La historia gubernamental continúa, la búsqueda de César Augusto también. Mientras tanto, los vecinos alientan con sopa y café a los rescatistas. Al parecer, pese a la ardua labor, no hay nadie que socorra el hambre de estos funcionarios, ante las intensas jornadas de excavación.

Los corianos esperan terminar con esta pesadilla rápido; mientras tanto, mantienen la esperanza en darle santa sepultura a César Augusto, junto a su madre.

Foto. Tomada del usuario de Twitter @Ravoix

(Visited 4 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply